viernes, marzo 02, 2007

No tienen razón, gritan demasiado

En Pamplona, Santander, Madrid, Murcia, Toledo, Santiago de Compostela, Logroño y otras ciudades españolas se han adelantado al anuncio de Rajoy para manifestarse contra la decisión del gobierno de atenuar la prisión a De Juana Chaos.

Incluso el ex presidente Aznar acudió a la cita después de dar una conferencia en Murcia. Se personó junto con el presidentse de la comunidad y el alcalde de la ciudad. Se organizó una rebelión callejera contra el gobierno Zapatero.

Los gritos y las pancartas no vale la pena repetirlas. Muchas eran obscenas y tabernarias. No son propias de una sociedad civilizada que cuenta con instituciones propias para discutir sobre todas las cuestiones. Quienes invocan tanto el estado de derecho, parece que lo ignoran.

No son formas para echar a un gobierno del poder. Espérense, no tengan prisas, que pronto llegará una cita con las urnas. ¿O no aceptan las reglas de juego?

El "váyase señor González" que proclamó Aznar después de 1993 se ha trasladado a las calles encendiendo una hoguera que puede convertirse en incendio.

Me aburre comentar sobre esta España partida. No es mi país. Ni esta derecha es la que ganó en 1996. Es la derecha extrema, descarada, desacomplejada, que piensa que el país es suyo y utiliza el terrorismo para desplazar a la izquierda.

Se me ocurre la lapidaria frase de Talleyrand: no tienen razón, gritan demasiado.

13 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: No se extrañe Vd de tanto griterio, venimos al mundo entre los gritos de nuestra madre y los gritos que pegamos nosotros al nacer, el resto de los gritos son pura anécdota. No se tiene más razón por más alto que se grite, pero Vd ya sabe bien que existe la sordera intelectual, por eso siempre me asombra la gente que te echa en cara ser agresivo, pero que lo hace a gritos, al final los gritos sólo dejan claro una cosa, que quienes se gritan están alejados unos de otros...

francis black dijo...

Yo fui una vez a una manifestación , la famosa CONTRA LA GUERRA en barcelona , aguante 3 minutos , me dio verguenza ajena , los gritos , la sensación de colectividad , de masa uniforme , las manifestaciones son tan legitimas como grotescas .

Africa dijo...

Sr Foix: Quizás gritan tanto para no oir sus silencios internos.Un saludo

Guillem Carbonell dijo...

Quan els veig i sobretot els escolto sembla que haguem retrocedit en el temps, sortit del Nodo. COPE, Mundo, PP.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Ruido, demasiado ruido, damasiados gritos y demasiado de todo, el entendimiento y el razonamiento se ha terminado en muestro país, es cierto que si gritamos es que estamos alejados unos de otros, muy alejados, cada día más alejados.

francesc p. dijo...

S'han instal·lat definitivament en el tot s'hi val, amb tot el cinisme i la obscenitat dignes de la dreta més retrògrada, arcaica i feixistoide que sempre han estat, nomes que ara s'han tret del tot la careta i es mostren tal com son, igual d'intolerants i antidemocratics que els etarres.

Anónimo dijo...

No me hace muy feliz que De Juana esté en su casa, reconozco que no soy imparcial en este tema, pero sacar a la calle las disputas políticas es un error, un gravisimo error, en el que caemos cada cierto tiempo en España.


J.Vilá.

Anónimo dijo...

Siempre el que más grita es quien se cree en posesión de la verdad. No se da cuenta de que no por gritar más que el oponente gana en razón.
Dejémosles que se desgañiten, a ver si con suerte se quedan afónicos de por vida.
El P.P. debería cambiar sus siglas por P.M. (Partido Manifestacionista).
¿Hay algo, desde que gobierna el señor R.Zapatero, contra lo que no se hayan manifestado?
Les pediría una migaja de cordura, pero es pedir peras al olmo.
J.J.

Brian dijo...

Hace un momento oía a Rajoy en televisión decir que le preocupaba tener un gobierno débil y, por un momento he pensado que coincidía con Rajoy, aunque desde una óptica diametralmente opuesta: a él decía preocuparle la debilidad del Gobierno frente a los terroristas, y a mí me preocupa que el Gobierno no sea lo suficientemente firme frente a la derecha extrema. Derecha extrema que lleva camino de ocupar el espacio que le ha dejado libre la desdibujada y acomplejada derecha civilizada.

No se trata de responder a la provocación con ira, porque esto sería seguirles el juego, pero sí con ideas claras y firmeza y ahí es donde le aprieta el zapato a Zapatero. (O de donde llora la criatura que diría Maragall). El PP ha dejado suficientemente claro, por activa y por pasiva, como reza el tópico, que su estrategia es, ha sido y continuará siendo, la tensión y la bronca permanentes; con motivo o sin él, haga el Gobierno la política que haga. Frente a esto, sin caer en la provocación, como decía antes, sólo cabe una estrategia: trazar una hoja de ruta, exponerla de forma clara a la ciudadanía, y seguirla con firmeza. Como dice Foix, ya se encargará el ciudadano de ratificar o rectificar esa ruta en las urnas. Con esa oposición no valen apaciguaminetos, al contrario, cualquier signo de concordia será interpretado como derrota y les dará nuevas alas para seguir con su táctica de acoso y derribo.

Posdata: Después de meses de inactividad he añadido una entrada a mi blog. En contra de la costumbre, esta vez de matiz político (y polémico);-) Quedan invitados.

Isarnbe@gmail.com dijo...

Con todo el respeto... yo no creo que estemos ante una derecha extrema o extrema derecha o como quieran llamarlo. Estamos ante un grupo de personas, ávidas de poder, esa sed que proviene de la infelicidad de haber probado el cuerno de la abundancia. Ahora tienen sed, y se sienten perdidos y harán cualquier cosa por recuperar aquello que les hacía felices, de una forma ciega, obcecada.

Sinceramente, poco creo en la política en este estrato. No existe derecha, ni izquierda, las ideologías han dejado paso al gran poder capital. Eso de la erótica del poder, es tan bueno para las mujeres que buscan a un hombre con cargo, como para los hombres que buscan el cargo en si.

El problema de todo esto, es que los militantes "majors" del Pepe están tan sedientos, sienten tanta morriña, que han perdido totalmente los papeles.

Isarn

francis black dijo...

En mi opinion el gran problema de la postura del PP es que haga a cualquier PSOE bueno , entonces tendremos a los dos grandes partidos en situación lamentable , un PP extremo lo que hace es permitir un PSOE de perfil bajo , pues la gente vota socialistas para no ser gobernados por el partido popular , la otra opción seria la abstención masiva , algo de lo que no estamos tan lejos , hay una tercera opción y es el nacimiento de partidos populistas extremos .

Brian dijo...

El último comentario de Francis Black lo clava. En realidad las tres opciones que menciona están ya presentes de forma simultánea.

Rosa_Maria dijo...

Es lo que tiene que griten demasiado, que acaban por ponerte de los nervios y o te tapas los oídos, o gritas más que ellos. De una u otra manera, se consigue poco.
Lo que yo me pregunto es: ¿Dónde están sus valores cristianos?
¿Dónde han dejado la compasión y el perdón?