viernes, febrero 27, 2009

La financiación de los partidos

Lo más importante, decía De Gaulle, son las instituciones que perduran y mantienen el equilibrio de los poderes en la sociedad. Las personas cambian, las ambiciones se esfuman, los protagonismos son igualmente efímeros.

El gran drama de la transitoriedad afecta también a políticos y jueces. Nos afecta a todos. Lo que me inquieta más de las trifulcas políticas, cinegéticas, electorales, judiciales y corrupciones varias que se extienden por tierras peninsulares, es cómo los personajes del drama nacional se confunden y a veces se apoderan de las instituciones.

Las instituciones son una garantía de continuidad y de justicia. Protegen a los más débiles y permiten que los intereses de las gentes sean garantizados sea quien sea el que esté al frente de la justicia, del gobierno, de las empresas públicas y el periodismo.

En política no hay que tomarse muy en serio las campañas electorales en las que los candidatdos de cualquier escudería dan lo que no tienen y prometen lo que no pueden dar.

Que un ministro, un juez y un alto cargo de la policía cacen en franca camaradería mientras se envía a la Audiencia Nacional y a la cárcel a políticos de la oposición me parece indecente. El ministro Bermejo ha sido cesado pero el juez Garzón y el policía siguen tan tranquilos.

Pero es más impresentable que los afectados por las supuestas corrupciones se aferren a las formas sin aclarar si el fondo, es decir, la corrupción que ha enriquecido a unos cuantos políticos populares es cierta o falsa.

Si hablaramos claro, si nos atreviéramos a señalar que el fondo del problema es la financiación de los partidos, nos evitaríamos muchos disgustos. No se entiende de dónde salen los fondos que gastan los partidos. Sólo los que son pillados con las manos en la masa, son objeto del escarnio y desprecio del gran público.

14 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Que el problema de la financiación de los partidos no se haya querido arreglar, después de tantos años, sólo puede indicar una cosa, que no interesa a nadie solucionarlo. En el hipotético caso que un día se solucione, entonces veremos si se firman con tanta generosidad tantos y tantos contratos públicos.
Por último y aprovechando que a Kap le han dado el premio Gat Perich, no puedo dejar de exponer una frase del genial Jaume Perich, "Ser honrado no conduce a ninguna parte que aprecien los demás".

Brian dijo...

Hay una serie de cuestiones que afectan de una manera capital al funcionamiento del estado democrático -la financiación de los partidos, la financiación de los ayuntamientos y su gestión del suelo, la eventual reforma de la ley electoral- que están atascadas por una razón de base: quienes deben buscar y aplicar las soluciones son los mismos actores afectados por las mismas: los partidos políticos.

Este círculo vicioso, de más que improbable salida, amenaza con estrangular nuestra democracia hasta dejarla del todo inoperante.

Anónimo dijo...

Buenos comentarios Bartolome, Brian y Foix. Hay problemas sin solucionar porque benefician a alguien. La cascada de comisiones en las obras por empresa principal a empresas subcontratadas, diluye la responsabilidad.Si las elecciones son una tomadura de pelo, mejor evitar este gasto que no vamos nada sobrados !! , y avanzar en el voto electrónico, votando los asuntos mas importantes.En realidad sabemos que en política macroeconomica hay pocas diferencias entre ambos, solo la forma de venderlas, Esto si seria una democracia, listas abiertas, con partidos mas pequeños, mas controlados con menos necesidad de grandes gastos suntuarios. Un senado autonómico tipo aleman.

Anónimo dijo...

Cuesta muchas décadas tener unas instituciones al servicio de todos,que en ciertos campos funcionan,para que 4 políticos que nos ha tocado en esta época, lo tiren todo por la borda, son gente que no saben prever, no saben pactar entre ellos, no son estadistas, algunos añoramos la época de la transición, parecían aquellos pactos de a Moncloa, con un país casi quebrado,eran mas sensatos, actuaban con mas sentido común, a pesar de los fallos por inexperiencia o por tener entonces unas instituciones marcadas por el anterior régimen. Para ver lo que cuesta lo que hemos logrado, solo basta mirar lo que les esta costando a los países del Este cambiar sus estructuras.

Anónimo dijo...

y alguno que es inteligente,que debe soportar acciones que no debe creer sensatas (400 e) acaba quemado como Solbes con ganas de marcharse, no me extraña.

Anónimo dijo...

Ultima reflexión, sera que para volver a la senda del sentido común,tenemos que estar otra vez casi quebrados....

Anónimo dijo...

y si quiere hablar mas claro, pregunte si es verdad que los bancos y cajas han perdonado deudas a mas de un partido a cambio de...Yo no se si es verdad.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Yo también quiere felicitaros por todos vuestros comentarios, tienen mucho de reflexión y de inteligencia, pero mi problema es que soy muy visceral y me rebela todo esto que veo hasta el punto de perder las formas en muchas ocasiones, después de ver tanta pobreza cada día me revienta ver como se despilfarra el dinero en corrupciones y contratos sin necesidad, todo ello por "nuestro bien" según nos aseguran con toda la dureza de sus caras, con toda la jeta del mundo y sin la menor verguenza.

Anónimo dijo...

Hay un problema colateral con mucho riesgo, hay mucha mas gente de la que nos pensamos sin criterio, muy influenciables, que mejor que no sepan como ha funcionado todo siempre, porque el remedio acaba siendo peor que la enfermedad, hay quienes pasan de creer en todo a no creer en nada, hay información que es mejor ni saberla, otra que esta intoxicada todo en Internet, es un instrumento de doble filo, si pudieran lo limitarian, aviso a navegantes.Mas miedo, no beneficia a nadie-

Anónimo dijo...

El dinero de los partidos sale de lo que queda después de haberse repartido las mordidas, eso lo sabemos todos los ciudadanos, ya nadie engaña a nadie, eso está en la calle. Tal y como expresa Bartolomé, no hay ninguna intención de solucionarlo, salta a la vista que tiempo han tenido, salta a la vista que debe ser un buen negocio que al final pasará de padres a hijos.


Un saludo,J.Vilá.

R.Morata dijo...

Si el problema es la financiación de los partidos, no seria mejor crear un fondo asignado del presupuesto y que por medio de un tribunal de cuentas, por partidas asignadas se controlen de forma transparente.No se como se solucionarían los apoyos privados, no se si Usa es un buen ejemplo, porque después debe salir Obama advirtiendo que no quiere ser presionado por los lobbies.

Anónimo dijo...

Lluís, la crisis ha pasado factura en las elecciones, Zp se puede ir preparando.

Anónimo dijo...

Lluís, la crisis ha pasado factura en las elecciones, Zp se puede ir preparando.

Africa dijo...

Sr Foix:A mi me pasa como a Enric,la primera reacción es visceral.Esta mañana, oyendo declaraciones de Anasagasti ya he saltado de la silla.Ni siquiera sabemos quien gobernarà Euskadi(en teoría)y ya daba a entender que ejercería de oposición por sistema.Quizás soy muy simple e ignorante pero me desquicia que se lleven la contraria unos a otros porque sí, por que toca.Y si la propuesta es buena para el país?y si ya empieza a ser hora de aunar esfuerzos y no gastar energías en debates inútiles?Que bajen de su Limbo y escuchen lo que dice, pide y necesita la ciudadanía de a pie.Y que trabajen, caray!Un saludo

PD:Por cierto, las mimosas están en todo su esplendor!Eso sigue perdurando!