jueves, abril 17, 2008

La energía que consumimos y no tenemos

La energía nuclear es demasiado peligrosa. el carbón es demasiado sucio, el gas implica demasiada dependencia de Rusia y las energías renovables son insuficientes. El semanario alemán Der Spiegel conversa con el ministro de Medio Ambiente del gobierno de coalición de Ángela Merkel, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, para debatir cómo y de dónde va a obtener Alemania la energía en el futuro.

La discusión en Alemania es mucho más tensa que en nuestro país porque la cultura de los verdes y ecologistas ha tenido un gran impacto político en los últimos años. El ex canciller Gerhard Schröder, asalariado de la Gazprom rusa en estos momentos, promovió una ley que establece la supresión total de la energía nuclear para 2022.

Pero el ministro socialdemócrata Sigmar Gabriel no está tan seguro de la decisión en unos momentos en los que el gobierno está impulsando varias plantas de extracción de carbón en el Sarre, Hesse, Hamburgo, Pomerania Occidental y Berlín.

Las protestas son generales. Los alemanes están sometidos a los agresivos discursos de grupos medioambientales, verdes, muchos militantes del SPD y políticos democratacristianos que insisten en una dependencia exclusiva de la energía renovable y del gas natural. Cualquier otra alternativa, para esos grupos con gran incidencia en la opinión pública, es considerada como un “asesinato del clima”.

El ministro dice que los rusos estarán muy de acuerdo en suministrarnos todo el gas que necesitemos pero serán ellos los que pondrán el precio y, en cualquier caso, los que tendrán la facultad de cerrar el grifo si en un momento determinado es políticamente conveniente.

El ministro dice algo novedoso al afirmar que si las protestas contra las plantas de producción de energía con carbón considguen paralizarlas, “digo abiertamente que la presión para extender el uso de la energía nuclear será tan grande que nadie podrá detenerla”.

Depender de Rusia o buscar la energía necesaria, al margen de las renovables que son insuficientes. es el debate que se plantea en Alemania con gran ruido político y mediático. Lo que le ocurre al gobierno Merkel se está planteando también en Gran Bretaña y llegará más pronto que tarde en España. La crisis de los trasvases de agua es un entremés de lo que puede ocurrir, por ejemplo, si Argelia decidiera cortar o disminuir el suministro de gas natural.

El problema se agudiza cuando se ideologizan cuestiones con planteamientos intransigentes y no con proyectos bien elaborados, pensados, debatidos y, finalmente, asumidos por los gobiernos que piensen más en las necesidades del futuro que en ganar o perder unos votos. Muchos políticos catalanes están pasando por el vergonzoso trance de aprobar decisiones que hace cuatro años despreciaban encabezando manifestaciones.

7 comentarios:

BartolomeC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Su artículo de hoy me sugiere varias cosas...
Si creciendo por encima del tres por ciento tenemos colas de parados, tiemblo al pensar qué pasará cuando crezcamos al uno coma ocho.
La política tendría que tener como prioridad la previsión,la planificación,la programación, pero por desgracia se vive al día y la mayoría de las veces los problemas se abordan con retraso debido a que se han ocultado a la opinión pública o se ha mareado la perdíz llamando al problema por mil nombres distintos.
Me parece muy bien que se proteja al quebrantahuesos en vias de extinción, pero convendría que no se programaran visitas escolares en centrales nucleares con escapes.
Si seguimos dependiendo de los suministros energéticos exteriores se nos quedará cara de María Antonieta, cada mañana nos levantaremos con la angustia de la guillotina de la subida de precios sobre nuestras cabezas.
En nuestro país ha habido algún que otro"Gerhard Schröder", que se ha decantado por ciertas energías en contra de otras, por intereses poco claros o si lo prefiere Vd, por intereses muy claros.

Javi dijo...

Es que en estos discursos hay doble moral; las opciones que tenemos aquí son: O vamos a la energía nuclear, o incumplimos Kyoto, o dejamos de poner aires acondicionados, etcétera.

Y por muy progre que sea decir que energía nuclear no, y tal, en el momento en que se tenga que recortar uso energético de nuestra propia casa, verá cómo la cosa cambia.

Saludos.

Javi

Brian dijo...

Alguien debería explicar a los ciudadanos que, como dice javi, no se puede tener todo: o nucleares o CO2, o vida austera.

Pero para explicarlo haría falta una autoridad moral e intelectual que los gobernantes y políticos no tienen por las razones que explica Lluís Foix.

nos encontramos ante una sociedad en minoría de edad crónica, con padres irresponsables. Mal asunto.

Anónimo dijo...

El problema no es la energía,nunca la hemos tenido, el problema es el precio que pagamos por ella y las consecuencias que tiene tanto derroche, pero por desgracia y ya lo expresa Bartolomé, vivimos al día, sin previsiones, tenemos una clase política a la que solamente preocupa pillar un sillón.


E.Dalmau.

Anónimo dijo...

Lluís, para De La vega el trasvase es agua en conducción,¿...?

Anónimo dijo...

"Vota al PSC que sino vuelven ellos".
La realidad es: "No al Trasvase", aqui lo tenemos. "Papeles para todos", ahora como controlamos la emigración. "Negociación con ETA", vuelta a una politica de no negociación y mano dura como hacía el PP; "No pactar con el PP", ahora me olvido de los socios de la anterior legislatura y pretendo pactos con el PP. Claro, cogieron ejemplo del "NO a la OTAN" de Felipe González y estamos en esta Organización.
Ahora nos engañaran con la energía nuclear; en principio que no; luego, cuando sea irremediable y tarde, le buscarán otro nombre y si.
El Psoe domina la maquinaria propagandistica pero la realidad es que mejor vuelva el PP, porque, al menos, las cosas son claras y, gusten o no, no van engañando.
El 80% de la energia que consumen los hogares franceses son de origen nuclear. Rusia, USA, Inglaterra ya han reactivado sus programas nucleares.
En Catalunya se aumentó considerablemente la financiación con el PP; es cuando se diseño y empezó el AVE y la ampliación del Aeropuerto.
Aqui seguimos viviendo en la arcadia feliz, sin ver más lejos de nuestra nariz y pensando que el futuro es rosa. ¡Pobre de el que se atreva a decir que puede haber nubes!". Lo mejor es echar las culpas a los demás, a Madrid o al PP, y seguir instalados en la cultura del NO.

Por favor PSC, que el próximo cartel propagandistico diga. "Ojo, que volvemos".