domingo, septiembre 09, 2007

Homenaje a Orwell

Los servicios de seguridad británicos han desclasificado documentos de los años treinta y han confirmado que George Orwell no fue espía. Pero fue espiado en una época en que mentes muy lúcidas de jóvenes británicos trabajaron para la Unión Soviética o para su propio país. Graham Greene compatibilizaba su trabajo como gran escritor con la de espía para el gobierno británico.



El más célebre de los espías de la época fue Kim Philby, del grupo de Cambridge, que se camufló como corresponsal de guerra en el bando franquista, fue condecorado por el Caudillo personalmente, entró con las tropas vencedoras como periodista por la Diagonal de Barcelona y, a la vez, informaba a Moscú de cuanto observaba en la España llamada nacional.



Fue enviado como segundo diplomático en la embajada británica en Washington desde donde seguía pasando información muy confidencial al Kremlin. Las sospechas sobre el personaje fueron arrinconándole hasta que, como corresponsal del The Observer en Beirut en los años sesenta, fue descubierto y escapó de noche a Moscú, en un barco que le esperaba en las costas libanesas. Fue condecorado por los soviéticos con la orden de Lenin y murió como un traidor a su país.



He leído prácticamente toda la obra literaria y periodística de George Orwell. Durante los hechos de mayo de 1937 en Barcelona se encontraba en el pequeño torreón del teatro Poliorama, en las Ramblas, viendo como los comunistas stalinistas y los trotskistas se batían en las calles de Barcelona en plena guerra civil. Murieron mil quinientos barceloneses.



Escribió Hommage to Catalonia, un libro imprescindible para conocer de primera mano lo que ocurría en Barcelona en aquellos días de mayo y también lo que pasaba en el frente del Ebro y del Segre. Tiene páginas impresionantes.



Orwell, Eric Blair de nombre, lo contemplé muchas veces en una esquina de una calle de Hampstead, en Londres, donde vivió. Bigote bajo, cigarrillo agotado en sus labios, vestimenta poco convencional, Orwell era, sobre todo, un gran escritor, un maestro del lenguaje, un hombre libre que se mantenía siempre al margen del poder constituído.



Rebelión en la Granja o 1984 son sus obras más conocidas. Una que me impresionó fuertemente fue "Down and up Paris and London", una experiencia personal viviendo la pobreza de los mendigos bajo los puentes del Sena o del Támesis.



No era un señorito que escribía sobre los pobres. Aquel espléndido libro es un relato auténtico. Orwell no tenía ni un penique. Ni en el bolsillo ni en el banco. Y cuenta cómo es la vida de un pobre de solemnidad bajo un puente.



Su periodismo es de una excelencia insuperable. No sobra ni falta ninguna palabra en sus crónicas. Tiene convicciones y señala las injusticias. No me extraña que un personaje tan poco convencional fuera espiado por el MI5 durante la guerra. Me permito modestamente hacerle un homenaje literario, periodístico, humano y de decencia profesional.

9 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Los que no hemos tenido la suerte de conocer a un periodista como Orwell, para poder rendirle un homenaje como el que le dedica hoy, tenemos la fortuna de conocer y leer a periodistas como Vd, que nos permiten seguir creyendo en la decencia profesional de este arte de la comunicación, tan denostado ultimamente.

Hartos de ZPorky dijo...

Me encanta. Un saludo.

africa dijo...

Sr Foix: Además de poderle leer a Vd.,los que no hemos conocido a Orwell, tenemos la fortuna de recuperar las opiniones de Bartolomé.Las echaba de menos,bienvenido! Un saludo.

Rosae dijo...

Leí este libro el año 1978 en Nueva Delhi, era uno de los primeros libros que me leía totalmente en Inglés, me impresionó su honestidad y humanidad no es de extraño que muriera sin dinero (algo positivo en personas como él).

J. dijo...

Un saludo.

John dijo...

Siempre me da ánimos leer sus escritos equilibrados y reflexionados, y hoy su homenaje a Orwell - no podría ser de otra manera de un periodista que sigue con la misma filosofía de el “Si la libertad tiene algún significado, este es precisamente el derecho de decirle a la gente lo que no quiere escuchar”.

ENRIC dijo...

En el día que celebramos la Diada de la libertad nada mejor que leer este homenaje a Orwell y como dicen mis compañeros, escrito por otro periodista que ama y respeta la libertad por encima de todas las cosas. Es un placer participar en este Blog con personas, en esto coincido con Africa, aportan tanto con sus reflexiones.

Anónimo dijo...

Estimado Sr Foix! Acabo de leer su homenaje a Orwell y visitar su blog que me ha gustado mucho..su articulo sobre Orwell me ayudara en la tesina que tengo que hacer por una asignatura a la UB. A tal proposito, quisiera preguntarle qué otros libros podria consultar para conocer mejor el Orwell hombre, escritor, periodista y revolucionario..
Muchas gracias y mucha suerte para su trabajo! Myriam (Italia)

John dijo...

Myriam - Pienso que a veces lo mas interesante, y controversial de Orwell esta en sus numerosas Essays, de que hay varias colecciones, empezando por "Why I Write" y pasando por "Looking Back on the Spanish War" y " Politics and the English Language" entre otros....