lunes, junio 25, 2007

La modernización del ejército español

Los seis soldados soldados españoles que encontraron la muerte en el sur de Líbano merecen los honores y reconocimineto que se destina a quienes defienden con su vida los intereses de nuestro país.

Los soldados representaban a la fuerza de pacificación de las Naciones Unidas. Tres de ellos habían nacido fuera de España, En Colombia. El ministro de Defensa se ha desplazado a Líbano para organizar personalmente la repatriación de los cadáveres. Son frecuentes las bajas de tropas españoles en misiones de alto riesgo en el extranjero. El número de muertos en Afganistán, Bosnia, Iraq, Kosovo, Líbano ... alcanza la cifra de 134. Vendrán más y experimentaremos más dolor y sufrimiento por los caídos.

Quisiera resaltar dos aspectos sobre este luctuoso suceso. El primero es que las tropas españolas en el extranjero no son agresivas sino conciliadoras y siempre actúan bajo las directrices de las instituciones internacionales.

La retirada de las tropas de Iraq, a la semana de haber ganado las elecciones el presidente Zapatero, fue una decisión precipitada pero comprensible si se tiene en cuenta que estaba en su programa electoral. La invasión de Iraq, además, no tenía la aprobación unánime de la comunidad internacional y estaba construida por lo que resultó ser una mentira sobre las armas de destrucción masiva que nunca se han encontrado.

La segunda consideración es el papel del ejército en la sociedad española moderna. Es un cuerpo muy disminuido desde el punto de vista del número de tropas pero, a la vez, es una institución que se atiende sobria y profesionalmente a las facultades que le otorga la Constitución. Es un ejército que obedece las instrucciones del gobierno democrático que suele encargar a un civil la dirección política de las Fuerzas Armadas.

Me interesa resaltar la extraordinaria y necesaria reforma del Ejército que puso en marcha el gobierno de Felipe González y ejecutada serenamente por el ministro Narcís Serra. Creo que es justo reconocer la labor del ministro Serra y también la de Lluís Reverter que supo hacer comprender a los interesados, con paciencia, humanismo y una gran sutileza, la necesidad de que el Ejército fuera exclusivamente una institución para servir a la sociedad y no para dirigirla con criterios de autoridad y proclamas militares.

Esta reflexión puede parecer innecesaria en los tiempos que corren cuando a nadie se le pasa por la cabeza que un golpe de estado o de fuerza pueda cambiar la voluntad mayoritaria de los españoles. El golpe de estado frustrado del 23 de febrero de 1981 cerraba un desgraciado ciclo de siglo y medio en el que los militares “ponían orden” cuando las peleas de la clase política hacían ingobernable el país que andaba rezagado y apartado de lo que debían haber sido sus socios naturales europeos.

Josep Fontana y Ramon Villares acaban de publicar una historia excelente del siglo antepasado que va desde la entrada de las tropas napoleónicas en España hasta la restauración de Cánovas del Castillo en 1875, con la restauración borbónica y monárquica, tras la frivolidad y exilio de Isabel II y la llegada de Alfonso XII, hijo de la reina exiliada aunque no se ha llegado a precisar quién era el amante de turno que le engendó.

Un siglo que fue dominado por cuatro espadones -Espartero, Narváez, O'Donnell y Serrano- que convirtieron al país en un impresentable laboratorio de golpes de estado y de intervenciones de fuerza del ejército. La experiencia militarista prosiguió con el general Primo de Rivera en 1923 y el general Franco en 1936 y casi los cuarenta años siguientes. Qué les voy a contar.

Un Estado ha de disponer de Fuerzas Armadas profesionales y bien dotadas. No para salvar a la patria sino para servirla allí donde establezca el poder civil.

La reforma en el Ejército no se dió en otros ámbitos, entre ellos, el de la Justicia. Se nota con frecuencia cómo algunos magistrados utilizan su posición, no para administrar justicia sino para hacer política.

9 comentarios:

sailor dijo...

Apreciado LLuis, la transición se hizo de la forma que se hizo y más de un estamento no se pudo modernizar de la forma que hubiera sido necesaria, eso no implica una critica a la transición que fue muy meritoria, pero si nos ayuda a entender algunas de las cosas que aún hoy nos atenazan.

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: La palabra clave la ha dicho Vd, modernización del ejercito, en la primera guerra del Golfo hubo que desmontar los elementos tegnológicos de varios buques para enviar dos fragatas en condiciones(entre los elementos tegnológicos no incluyo a Marta Sánchez). Si cualquier grupo terrorista tiene hoy capacidad para adquirir y montar bombas a distancia, las tropas han de poseer sistemas equivalentes de defensa. En la reforma del ejercito todavía hay una asignatura pendiente, la escala tan abultada de oficiales que tenemos, que es el verdadero lastre de un ejercito moderno, hay un general o almirante por cada 250 soldados y un coronel por cada 50. A la reforma de Narcís Serra le falta un último empujoncito...

Anónimo dijo...

Seis jovenes muertos con apenas veinte años, uno con dieciocho, seis militares tan jovenes y con una experiencia mínima, a estas operaciones deberían ir soldados con mayor experiencia, tal vez todos esos oficiales de los que habla Bartolomé que llevan tantos años cobrando y asistiendo a desfiles.


J.Vilá.

SithWolf dijo...

no creo que sea demasiado conciliador ver a tíos de 100 kilos, armados hasta los dientes y vestidos como si fueran a destruir los Aliens de la luna LV-426. Si me dijeran que están ahí para asegurar el trabajo humanitario teniendo que usar la fuerza si fuese necesario, no me parecería tan falso todo.

El hecho es que el ejército es así, la guerra es así y la muerte también es así. En las guerras, las declaradas y las no declaradas, muere gente (por mucho que les cueste de entender a los amigos periodistas).

De todas formas, por muy trágico que nos parezca todo, debemos aceptar que estos soldados han muerto porque sabian que podian morir, pero también por hacer mal su trabajo, ya que el camión no disponía de un dispositivo que podría haber anulado la señal para hacer estallar el coche bomba que produjo el acto terrorista.

Las desgracias ocurren, pero es mucho más fácil si haces todo lo posible para que te sucedan.

Isarn

Anónimo dijo...

///ENRIC///



Me han sorprendido dos cosas en esta tragedia, la primera la edad de los soldados, apenas unos crios y la otra que haya tres soldados de nacionalidad colombiana, mandar chavales a una guerra, cuando lo que buscan es ganarse un dinero para pagar la entrada de un piso o hacer dinero para volver a su país a iniciar sus vidas, me parece algo difícil de entender.

francis black dijo...

Enric

Hay una cancion de Javier Krahe , de titulo CARNE DE CAÑON , explica lo que pienso de la situación , no de los soldados Españoles sino de los soldados en general , soldados de baja graduación .


Se acecha a un individuo de tercera
-carne de trinchera-
se aniquila en pedazos regulares
y se asedia al aceite en la sartén
-muy bien-.

Se embiste la cebolla bien picada
-carne de emboscada-
con ajo y perejil se la somete,
se atacan los tomates ya sin piel
-carne de cuartel-.

Esta es la mejor preparación
de la carne de cañón
al chilindrón.

Y mientras se sojuzga una cazuela
-carne de bandera-
se hostiga diez minutos más o menos
con aceite y tocino de jamón
-copón-.

Se arrojan los pedazos al puchero
-carne de dinero-
y se van invadiendo lentamente
con un diente de ajo o mejor dos
-carne de san dios-.

Esta es la mejor preparación
de la carne de cañón
al chilindrón.

Se conquista la salsa de tomate,
se pasan a cuchillo los pimientos
y se deja cocer
hasta estar tierno.

-Oiga, póngame Ud. una ración
de esa carne de cañón
al chilindrón-.

-¿Y la carne de misil?-
Se hace igual
añadiendo un kilo más
de perejil.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Francis Black @.La banda de rock-punk Flema, de Argentina, lo resume en cinco versos:



Ellos nos persiguen

y después nos mandan a matar.

Carne de cañón.

Carne de cañón.

¿Quién dará su vida cuando haya que pelear?

llagher dijo...

Lo siento la transición fue lo que fue y punto.

Y sino que se lo pregunten al PSOE, en el 82, cuando se cargo a toda la cúpula de las JUJEN por mieditis, o ha Quintana Lacaci solo por cantarles las verdades del barquero.

Y recuerden esa JUJEM fue la que les salvo la Democracia, junto con Sabino, todos militares franquistas, y como dijo en campamento Cortina y callo a todos, claro que había coches de la “casa en la calle”, como el día que ¡mataron a Carrero!, en ese momento el presidente un General con cordura, también de franco tomo las riendas definitivamente del juicio.

Cuadro a su intimo amigo Milans y a dos de los togados con arresto en banderas y todos para casa con las sentencias, y el CESID absuelto con informe Jambrina por en medio, aún siendo secreto el tribunal tubo acceso al mismo, a pesar de ser el que movió los hilos y facilito las cosas a tejero para que la mejor opción de las que tenían en marcha (tres eran los golpes que se habían llegado a superponer en aquellos momentos, el de los coroneles –el más peligrosos, Tejero estaba en el él - había uno de generales nada de nada reunión de circulo o Casino Militar, otro era tejero solo pues tenía prisa, en todas las salsa estaba el grupo operativo de Cortina- que decidió por orden de los superagentes juntar a los generales con el loco de la colina “tejero” y hacer lo que hacen los bomberos cuando están ante varios fuegos y desesperados juntarlos y se apagan ellos mismos-) funcionase, pues estaban preparados para abortarla. Alguna cosa no debió salirles bien pues creo que no esperaban tener que llegar al extremo que se llego, son los gajes de jugar con fuego, pero para eso por encima de los servicios que son públicos están los de verdad y estos si que son secretos y sin conocimiento.

A partir de ese momento, Narcis Serra (el hijo huérfano de la Gran Burguesía Catalana) o como ustedes en españa lo conocen por el hombre del PSC, alcalde de Barcelona se puso mano sobre mano y se dedico a la limpieza de los militares franquistas, sin dejarse asesorar, como había hecho el ya duque de Suárez, por un miembro de confianza del propio ejercito.

Y de ahí han venido todas las desgracias posteriores, que son muchas y grandes, y la historia es testigo de ello.

Y ustedes comentan asombrados este pequeño incidente, cosa banal para lo que nuestros militares pasan cada día allí en los territorios en guerra en donde oficialmente no estamos o a lo mejor si estamos, y yo sin enterarme, pero es que el actual ministerio de AA.EE me tiene descontrolado, con lo de nuestros militares y las misiones en las que estos están desarrollando.

Por que claro ustedes después del comentario me imagino que si esto les parece horroroso, me pregunto que dirán de nuestras tropas en lugares de combate, o combatiendo, y sin enterarnos no nos den mareos al recibir información de este tipo. Lo digo por lo que he leído hasta ahora pues la verdad es que los veo algo blandos para que hablen de estos temas de ejercito, soldados, hombres que matan, muertos, bombas reales.

Pero en fin creo que deberán irse preparando pues cada día les queda menos para enfrentarse a una realidad que esta en nuestras puertas. Y solo se lo menciono de pasada, pues no es el tema se llama Terrorismo Islámico

Saludos y buen comienzo de septiembre

Rafael del Barco Carreras dijo...

Si en 1982 estaba en La Vanguardia...podría contarme lo que se callaron sobre Narcis Serra y Javier de la Rosa...mientras yo en prisión...

MOOY´S coloca el rating de

CAIXA DE CATALUÑA

En “perspectiva negativa”.



Rafael del Barco Carreras



Narcís Serra y Serra destituye al Director General José María Loza Xuriach. Él soñaba con la CAIXA, la grande, la de Pensiones, la que tuvo su padrino y tío Narciso de Carreras Serra, también apetecida por su primer socio en la vida, Miguel o Miquel Roca Junyent, cuando lucharon por la sucesión de los franquistas, Vilarasau y Samaranch (quién le colocara en sus inicios en su Diputación), pero la grande tiene mucha historia para saber bandear peligros tan profundos. Y la de Cataluña no es moco de pavo, y sustituiría a su primo, Antoni Serra Ramoneda. Multimillones invirtiendo donde convenga, no a la Institución ni al País, sino a su ambición para acumular otro cargo, nombramiento o sillón, con sus correspondientes gabelas. Pero algo sucede, que no nos enteraremos, porque su Caixa no va lo bien que debiera. Y se la carga el segundo. Siempre se la cargan los segundos, para eso lucieron títulos tan pomposos como Director General.

No sería extraño que sus ganancias legales sobrepasaran en conjunto las de 300 o 400 de sus votantes socialistas. Mucho dinero, de gran burgués, tanto o más que sus tíos, a los que cuentan que la madre viuda pidió amparo. Y si añadimos servicios paralelos, guardaespaldas, coches, secretarias, dietas…un pastón. ¡Y pensar que mis tres años de cárcel contribuyeron a una ascensión tan fuera de su capacidad, o dentro de su malicia, que tuvo que dimitir por sus malas artes y turbios manejos con el espionaje como arma favorita!.

Le recomendaría a José María Loza que no se le enfrente, le puede montar un grupo especial de la Guardia Urbana, como el mismo anunció para descubrir el caso Consorcio de la Zona Franca, y recomponerle una vida a propósito para sus fines. No tiene escrúpulos. Pidió prisión para mí, reiterada, y empecinado, porque convenía al banquero de sus inicios, Javier de la Rosa, o le convenía a él que siguiera en su Banco Garriga Nogués, que con tan especiales “clientes” quebró por 100.000 millones de los 80. Algunos dirán, ¡la prehistoria!. No, no, en las Cajas andaluzas aun colean avales impagados del Garriga comprando la Prensa del Movimiento para el PSOE. Que se lo pregunten a la Ministra Magdalena Álvarez, de cuando era Consejera de la Junta Andaluza. Indispensable la prensa para ganar elecciones, ver www.lagrancorrupcion.com

Mucha marejada en esas CAJAS DE AHORRO, instituciones benéfico sociales, dominadas por POLÍTICOS reciclados en BANQUEROS jugando con dinero ajeno y público. Y el problema surge cuando la bola del pasivo, saldos en las cuentas de los clientes, desciende, o no se capta más con inventos de INGENIERÍA FINANCIERA (que aquí si es apropiada la definición y no en las estafas de De la Rosa), y se descubre que de las inversiones, mal hechas o muy dudosas, no solo no aflora para cubrir el día a día, sino que exigen más fondos, y se tiene que pedir a otras instituciones bancarias, al BANCO DE ESPAÑA, o al BANCO CENTRAL EUROPEO, que interviniendo descubren los pozos sin fondo del cómo entienden los POLITICOS el oficio de BANQUERO, cuando no “contundentes estafas”. Pero no pasa nada, harán un paquete con los activos “ful”, y “provisionarán”, tienen experiencia en ese tipo de arreglos, o con varias fusiones correrán un tupido velo.