viernes, junio 02, 2006

Zapatero y Terribas

La entrevista que Rodríguez Zapatero concedió a Mònica Terribas en una noche de finales de mayo en los jardines de La Moncloa, suave viento que acaricia la cabellera de Mónica, presidente con corbata de boda, conversación espontánea, verde negro por todas partes, la sinfonía de los grillos que suena en la lejanía, focos de verbena de una casa de postín, temas que se desgranan con la naturalidad de amigos de toda la vida...

Una buena entrevista. Los dos, el político y la periodista, vivían su "finest hour", su momento sublime. Alcanzaban la cumbre de su profesión. A partir de ahí puede empezar el descenso o la batalla para cumplir todos los pronósticos y promesas que se hacían tranquilamente en la luminosidad de la oscura noche.

Se me ocurrió pensar en aquel "finest hour speech" que Winston Churchill hacía en los Comunes poco después de tomar posesión del gobierno el 18 de junio de 1940. Era el primero de sus tres parlamentos emblemáticos conocidos como "blood, toil, tears, and sweat" y el "We shall fight on the beaches".

Zapatero no utilizó la épica de Churchill ni Terribas cambiaba el curso del periodismo mundial. A todos nos habría gustado pasear por aquellos jardines por los que han transitado Suárez, Calvo Sotelo, González, Aznar y ahora Zapatero. Fue una entrevista que penetraba sin pedir permiso en los domicilios del país.

Pero detrás de la "hora sublime" estaba una guerra incierta y en inferioridad de condiciones. Zapatero conversa con la seguridad de que no hay peligros. Que todo está calculado, pactado, cerrado. Que España no tendrá más remedio que seguir sus visiones. Ojalá sea así. Pero me temo que esta seguridad de Zapatero no va a aglutinar a la opinión pública española como Churchill se hizo suya la británica.

No sé si Zapatero sabe hacia donde va ni siquiera si conoce el trayecto. Da la impresión de que todo estaba previsto. Ha ninguneado al presidente de la Generalitat, ha cambiado de caballo sin esperar alcanzar la otra orilla del río, tiene a los socialistas catalanes confundidos y una persona de la experiencia como Felipe González no entiende qué es eso de la realidad nacional de Andalucía.

Parece un Maquiavelo en estado puro. Puede ganar las próximas elecciones. Incluso aumentando su mayoría. Pero ha empezado el descenso. En España no se suele mantener en la cima a alguien que triunfa de forma tan fácil. Es un país con demasiada afición a los toros y, por lo tanto, a la sangre a las cinco de la tarde.

Ojalá le vaya bien, muy bien, porque a todos nos irá bien. Pero entrevistas con la placidez y la tranquilidad de los jardines de la Moncloa no suelen repetirse. Horas antes había derrotado a Mariano Rajoy en el Congreso y Duran Lleida se rendía a sus pies a cambio de un futuro ministerio. Incluso Puigcercós, el descabalgado por Zapatero, le prometía lealtad. Todo demasiado placentero.

También lo pienso de Mònica Terribas. Puede seguir con sus incisivas preguntas en los formatos de TV3. Pero no superará la noche estival en La Moncloa. Los dos aprovecharon la ocasión sublime. Ahora hay que aterrizar a la vida real, mucho más dura y tosca. Más fratricida y cainita, tanto en la política como en el periodismo.

16 comentarios:

MiguelNR dijo...

Es que supongo que esa es la pata fuerte de la estrategia de Zapatero: la propia estrategia.

Está intentando atar todo a medio y largo plazo, para luego poder navegar con tranquilidad.

Es en el corto plazo en donde le tiembla la voz.

Anónimo dijo...

La periodista jugaba en campo contrario y por ello su contrincante salió indemne.
Además, se trataba de un partido amistoso.

breederss dijo...

inecesaria entrevista , la periodista es floja y el entrevistado un politico , asi que poca cosa .

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Siempre he respetado y preferido a los periodistas que son capaces de colgar el teléfono al poder político, cuando el poder político confunde las churras con las merinas.
No es bueno para los nervios acostumbrarse a estar en la cuerda floja y aplaudir cada vez que el malabarista político no se cae, tampoco es bueno ver como cuando el castell más alto de la historia(pero la cuarta parte de lo prometido) se va a coronar, se empuja al "anxaneta" previsto para coronarlo para colocar otro que además es de otra "colla".
A todos se nos ocurren algunas preguntas políticamente incorrectas para este tipo de entrevistas ajardinadas, por eso a las personas de a pie no nos dejan meternos en esos jardines...

Anónimo dijo...

Esta entrevista, que me gusto mucho, tiene muchas dimensiones.Una ,quizas simple, es la de observar como desde Catalunya se interacciona con la vida política española con normalidad.Como cualquier otro medio español.Tv3 fue un medio agil y normal.Puede que innovador en la realización del programa.Monica terribas la periodista incisiva, relevante en catalunya que por fin se atreve a salir de su pequeño taller de televición local.Que bien !Parece que ya somos mas normales y menos reserva.Puede que Madrid ya no sea Madrittt sino tan sólo Madrí.
Hay otras dimensiones mas en la linea , flotante, del comentario psicológico, antropológico.Que si esta es la fase ascendente o descendiente o del altiplano.Yo que se.Todavia habrà grandes sorpresas y Zapatero tiene el suficiente desapego jesuítico, cómo para transitar con normalidad y alegria en el éxito y en el fracaso.!viva el político normal !!
Joan Josep orriols

Anónimo dijo...

El desapego jesuítico de Zapatero algunos lo vemos como simple improvisación, la ventaja de tener el poder permite que las improvisaciones se vean como acciones de gobierno.

Me parece estupendo que Terribas entreviste a Zapatero, Terribas ya tiene claro quién manda en Catalunya.


Pere.

Anónimo dijo...

Senyor Foix, déjese de hacer el agorero y disfrute el momento de plácidez de la entrevista. ¿Por qué Mònica y Zapatero ya sólo pueden ir hacia abajo? ¿Cómo sabe que este es su momento más sublime? Hay tantas posibilidades de que sea así como de que sea todo lo contrario. No sé, me da la impresión de captar una cierta envidia, del político y de la periodista, un poco de celos, pelusilla...

Anónimo dijo...

Me parecio un programa muy bien realizado, una entrevista muy fresca, los protagonistas mas cercanos.creo que ZP representa otra cosa, generacionalmente y políticamente.Una muestra de una España fluida y líquida.Que suerte!
Estoy de acuerdo en que defienda al catalan y a Cataluña con normalidad porque es halgo español , y por tant suyo.Que frescor !me acuerdo de Aznar y me da repelus, o de Carod "el mesias".
Dolors Roig

Anónimo dijo...

Soy el anónimo de las 7.06. Cuando he leído el blog no había visto la entrevista. La he visto ahora en la web de TVC. Discrepo totalmente con usted, habrá más momentos gloriosos tanto para Mònica como para ZP. Tiene razón Dolors en lo que dice de Zapatero, es otra generación de políticos y Mònica es otra generación de periodistas. No me diga, por favor, que los dos ya han dado de sí todo lo que podían dar. ¿Cuantos años lleva usted de periodista? ¿ Ya quiere ver el declive de Mònica? Me deja pasmado. Además, la realización es impecable. Bravo para el equipo de la Nit al dia!

Anónimo dijo...

///ENRIC///



Alguna cosa falla cuando un periodista que entrevista al poder establecido recibe parabienes del entrevistado, cuando recibe parabienes de los afines al entrevistado y cuando es loada sin medida.
Puedo asegurar que Mónica Terribas no me cae mal, Zapatero tampoco, los dos juntos en estos momentos de confusa y difusa disyuntiva preelectoral en Catalunya, me crean cierta incertidumbre.
A mi también se me ocurren muchas preguntas para hacer a Zapatero en una entrevista, seguro que no tan mordaces como las de Bartolomé, pero es de lo que se trata, de preguntar sin guión previo.

amanda dijo...

Pere, el día antes entrevistó a Zaplana.

Anónimo dijo...

"Ahora hay que aterrizar a la vida real, mucho más dura y tosca. Más fratricida y cainita, tanto en la política como en el periodismo."


Si Foix habla de aterrizar, seguro que alguien estaba por las nubes, en la vida las cosas no son de color de rosa, la política menos.


No creo que Foix tenga pelusilla de nadie, me gustaría ver a Mónica Terribas escribiendo artículos de opinión cada día.


Mónica Terribas me gusta como conductora de los telenoticias, es mejor que lo que veo en otras cadenas, pero el periodismo es otra cosa.


Yo no me atrevo a hacer preguntas, sigo el consejo del sentido común de Bartolomé y "no me meto en jardines".


Josep Vilá.

breederss dijo...

Para mi buena entrevista tiene que acabar mal para uno de los dos ,o la entrevistadora sale en globo de la cadena o sale el entrevistado , pero en mitad de la entrevista el politico tiene que estar arrepintiendose de haber concedido la entrevista sino señal qu tus preguntas son parte de su propaganda

Anónimo dijo...

"Parece un Maquiavelo en estado puro. Puede ganar las próximas elecciones."


Lluis, Zapatero es tan sólo un improvisador nato.

Anónimo dijo...

Foix es gato viejo, inteligente y con buena información. Creo que hace una velada crítica a una entrevista, que desde un punto de vista de comunicación puro, es sencillamente sublime.
Se me escapa la comparación del declive entre periodista y presidente.
Solo dos apuntes. Uno, Zapatero como parece normal en la política, se carga a quien sea para conseguir sus objetivos pero eso no significa, en mi opinión, que se apague su estrella. El propio Foix apunta que puede conseguir un segundo mandato con lo cual no entiendo nada. Dos Terribas que supo crear un estilo propio, parece que esta perdiendo el rumbo al permitir que sea imitada en su propia casa y además aparecer en algún programa sin su rol de periodista.

Anónimo dijo...

Otro entrevistador sublime encargado de hacer entrevistas en estado puro, venerado por los suyos y llamado Alfredo Urdaci, está ahora en el Club de la Comedia, algunos periodistas sin la mano cercana del poder pierden mucho de glamour, por eso entiendo lo que dice Foix.


Pere.