viernes, junio 23, 2006

La retórica contra el terror

En Miami se han detenido a siete individuos que supuestamente preparaban un atentado contra la gigantesca torre Sears de Chicago. El presidente Bush ha dado un salto a Europa para acercar posiciones con sus aliados y en Budapest ha comparado el levantamiento de Hungría de 1956 con la crisis de Iraq.

Un paralelismo que no se le había ocurrido a nadie. En Hungría se desafió al imperio soviético que aplastaba a un pueblo, le privaba de libertad y le arrebató su soberanía. La revuelta de Budapest acabó con la represión más brutal de Kruschev. Iraq ha sido invadido con una mentira bajo el brazo y los iraquíes están intentando con violencian y terror que los extranjeros se vayan.

El dictador Saddam ha sido derrocado y está siendo juzgado en Bagdad por un tribunal con una legitimidad más que dudable. Irán ha plantado cara al mundo y sigue adelante con su programa de enriquecimiento de uranio a pesar de las amenazas sancionadoras de Naciones Unidas. Hamas ha ganado las elecciones en Palestina convirtiéndose en la primera organización terrorista que gana unas elecciones en Oriente Medio.

Los extremistas islámicos, Al Qaeda es el más visible, suministra una ideología unificada entre los talibanes afganos, los insurgentes en Iraq, los rebeldes en Chechenia y muchos otros que conocen los códigos y las consignas que no sabemos dónde y quién las emite. A esta red se suman las comunidades aisladas, minoritarias y resentidas en Europa, que reciben a través de Internet el arma de la propaganda y las consignas.

Occidente se enfrenta a una amenaza que a la vez es distante y cercana. Pero que tiene a los europeos y norteamericanos atemorizados porque los Estados democráticos no saben cómo combatir este fenómeno ilocalizable. Los Estados modernos que han inventado la globalización que comporta tantas ventajas pero que también presenta grandes peligros.

Nos enfrentamos a la variante más perversa de la globalización que consiste en utilizar la información y las armas de destrucción por grupos ilocalizables que responden a consignas que circulan con códigos secretos en la red mundial.

Los ciento treinta mil soldados norteamericanos en Iraq no pueden hacer nada para combatir esta amenaza. Ni los miles de soldados europeos que se encuentran en Afganistán para pacificar un país en el que el control se escapa de las manos occidentales.

Hay que combatir este tipo de terrorismo con armas del siglo XXI que no son otras que la inteligencia, el derecho, el "poder blando", la investigación para descubrir los circuitos por los que transitan los planes para atacar y destruir nuestra civilización. Los enemigos están simultáneamente fragmentados y conectados, dentro y fuera de nuestras fronteras.

El choque no es de civilizaciones sino una lucha para defender la civilización. La retórica de la guerra contra el terror esconde la ausencia de proyectos para neutralizarlo.

7 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: este paralelismo que pretende establecer Bush, entre el levantamiento de Hungría de 1956 con la crisis de Iraq, más que un paralelismo es una explicación para-lelos...

Anónimo dijo...

Bush se piensa que todos somos tontos, que lo siga pensando, es su problema, ya se lo encontrará.


Josep Vilá.

Inquisidor dijo...

He leído por completo su artículo y he de decir que discrepo en todo. Me he tomado la libertad de hacerle un fisking, que también publicaré en mi blog. Comencemos:

"El dictador Saddam ha sido derrocado y está siendo juzgado en Bagdad por un tribunal con una legitimidad más que dudable."

¿Disculpe? Porque eso es exáctamente lo que decían los nazis en los juicios de Nuremberg. ¿Porqué es dudosa la legitimidad de un tribunal de iraquíes, con jueces y testigos iraquíes juzgando a un iraquí en el suelo de Irak? Quizás si usted siguiese el proceso y leyese los testimonios de la gente que habla de matanzas indiscriminadas, de atentados simulados; sólo para "dar una lección" a los chiíes.

"Los extremistas islámicos, Al Qaeda es el más visible, suministra una ideología unificada entre los talibanes afganos, los insurgentes en Iraq, los rebeldes en Chechenia y muchos otros que conocen los códigos y las consignas que no sabemos dónde y quién las emite. A esta red se suman las comunidades aisladas, minoritarias y resentidas en Europa, que reciben a través de Internet el arma de la propaganda y las consignas."

A ver, para empezar, Chechenia, Palestina e Irak se parecen tanto entre ellas como la velocidad y el tocino. Al Qaeda como organización terrorista está liquidada desde la invasión de Afganistán, lo único que hacen es emitir vídeos y comunicados de vez en cuando diciéndonos que nos rindamos y que nos convirtamos. Así, y amenazándonos con más ataques y demás.

"Occidente se enfrenta a una amenaza que a la vez es distante y cercana. Pero que tiene a los europeos y norteamericanos atemorizados porque los Estados democráticos no saben cómo combatir este fenómeno ilocalizable. Los Estados modernos que han inventado la globalización que comporta tantas ventajas pero que también presenta grandes peligros."

EL terrorismo se combate como se ha combatido siempre: quitando las fuentes de financianción, atacando sus bases logísticas y socavar todo apoyo moral que pueda hacerse eco. En lo primero y lo segundo vamos bien, en lo tercero, gracias a "demócratas" como usted, obviamente no. Quizás con una reunión secreta....

Lo de la globalización me ha hecho gracia, es cierto que hay que buscar un punto medio (como todo en esta vida); pero cuando los máximos enemigos de ella son diversos etnonacionalistas, uno descubre que el principal problema es la gente que piensa que deberíamos vivir como hace 2000 años. Igual que los talibaes y que los islamistas.


"Nos enfrentamos a la variante más perversa de la globalización que consiste en utilizar la información y las armas de destrucción por grupos ilocalizables que responden a consignas que circulan con códigos secretos en la red mundial."

Jajaja. Por favor, la era de las conspiraciones ya ha pasado. Los “códigos secretos” que circulan por internet no existen. Ya solo falta que hable del “perverso peligro” de internet.

“Los ciento treinta mil soldados norteamericanos en Iraq no pueden hacer nada para combatir esta amenaza. Ni los miles de soldados europeos que se encuentran en Afganistán para pacificar un país en el que el control se escapa de las manos occidentales.“

Y digame, Zarqawi que era, ¿una marioneta judeo-masónica? Es decir, que eliminar a la cabeza visible de los terroristas en Irak, el que ha amenazado de muerte a todo el mundo Occidental (a nosotros, si es que usted se sigue considerando occidental), el que se vanagloriaba de los ataques terroristas contra los chiíes y los “sunitas traidores” no es nada. Vamos, yo veo que, al menos, es un duro golpe a la moral de los terroristas. Y por debajo, veo el trabajo de inteligencia, de la infiltración o al menos de los sobornos. Para matar a Zarqwi hay que estar muy metido en la organización, pues como cualquiera se puede imaginar, muy pocos saben donde pasa las noches (o las horas) el “jefe”. Por lo demás, tanto en Irak como en Afganistán los rebeldes, insurgentes o como los llamen los “valientes occidentales” (para mi son terroristas, pero bueno hoy en día hasta líderes de Batasuna se merecen homenajes por parte del PSOE-PSE) no tienen el control de ninguna provincia, ni de ninguna ciudad, ni de ningún barrio. Lo máximo que han llegado a hacer ha sido presentar una oposición en ciudades del triángulo suní, que como todo el mundo sabe fueron asaltadas y tomadas por fuerzas estadounidenses e iraquíes (Faluya y otras). Yo no sé donde encuentra usted esa “falta de control”. Todos los terroristas que hacen ataques lo hacen a blancos fáciles, es decir, blancos civiles: mercados, mezquitas, hospitales, calles concurridas, etc. Todos ellos son incapaces de aguantar un contraataque americano y todos ellos huyen cuando llega la fuerza aérea. Lo máximo que son capaces de hacer son poner coches bombas.

Por cierto, le informo que tanto Irak como Afganistán están “controlados” por “manos iraquíes y afganas”. Quizás usted olvide que ha habido elecciones en ambos países, y con un sesgo más representativo que otras acaecidas en países más democráticos como puede ser la última llamada al voto en Cataluña a causa del Estatut.

“Hay que combatir este tipo de terrorismo con armas del siglo XXI que no son otras que la inteligencia, el derecho, el "poder blando", la investigación para descubrir los circuitos por los que transitan los planes para atacar y destruir nuestra civilización. Los enemigos están simultáneamente fragmentados y conectados, dentro y fuera de nuestras fronteras. “

Disculpe, yo me pregunto como se puede luchar con ¿inteligencia, derecho y “poder blando”? ¿Poder Blando? Como, arrodillándonos ante los islamistas, aceptando como “cosas de su cultura” el velo, la unión religión-estado, la apatía por la democracia, su intolerancia religiosa hacia nuestra religión, la separación hombre-mujer (la discriminación, más bien). Todo eso es lo que hemos estado tragando los ciudadanos europeos estos últimos años. Todo eso es lo que ha generado la bolsa de terrorismo que ahora tenemos en Europa, no la falta de “poder blando”, que es lo que hemos estado haciendo desde que llegaron. Cuando países como Arabia Saudí, en donde no se puede practicar el cristianismo (ni mucho menos propagarlo), no hay apenas derechos a las mujeres, no existe la democracia; son los que financian las mezquitas en Europa, ¿qué espera usted obtener? Si, exacto, la Eurabia. Y no vamos mal encaminados.

“El choque no es de civilizaciones sino una lucha para defender la civilización. La retórica de la guerra contra el terror esconde la ausencia de proyectos para neutralizarlo. “

La retórica contra la guerra esconde la admiración por los terroristas, simpleente porque estos se han opuesto a los EE.UU. Ve usted que fácil es hacer frases grandilocuentes sin sentido alguno. Parece que etender la democracia y machacar los regímines totalitarios es vacío. Si, para los que la democracia no significa nada seguro que lo es.

Le seguiré leyendo y discutiendo, no lo dude.

Anónimo dijo...

Yo también he leido con atención el post anterior y creo que le falta un dato esencial, Bush y su familia representan los intereses de los petroleros estadounidenses e Iraq tiene petróleo suficiente para tentar al más tonto de los petroleros, podemos filosofar sobre el tema cuanto queramos, pero sin perder de vista que dictadores más crueles existen y Bush no les monta una guerra de tal calibre, la razón es simple, no tienen petróleo.


Albert Dalmau.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


"Lo máximo que son capaces de hacer son poner coches bombas."
Poniendo "como máximo coches bombas", llevan miles de muertos en todo Iraq y en el mundo.

Anónimo dijo...

**


No hay ideas para terminar con el terrorismo, por eso la guerra es la solución para un Bush que carece de otras ideas, Bush ha sabido empezarla, pero no sabe acabarla.


-Sonia-

**

Rosa_Maria dijo...

Lo que llamamos guerra y lo que llamamos terrorismo no deja de ser en el fondo y hasta en la forma, lo mismo.
Aterrorizar y matar para vencer.
Y a eso le llaman estrategia e incluso arte. Pero solo es matar, causar dolor, odio, ira, venganza.
Lejos, sin duda, de la sabiduría. Por muchos inquisidores que se precien y sin entrar al trapo con 200 líneas más, que me canso.