domingo, mayo 28, 2006

Schopenhauer y Goethe

Escribir la autobiografía novelada de un filósofo es un riesgo que sólo pueden correr quienes saben un poco de filosofía y pueden leer y comprender las lenguas que han utilizado los grandes pensadores de la cultura occidental.

Me entero ahora que Antonio Priante es miembro activo del “Circulus Latinus Barcinonensis”, un club selecto de amigos y estudiosos del mundo clásico que se comunican normalmente en latín. Hace unos años tomé unas notas de uno de sus libros, “La Encina de Mario”, que cité en un artículo en el soporte digital de La Vanguardia, sin recordar que se trataba de una autobiografía novelada de Cicerón, un relato ciertamente interesante y enriquecedor.

Nos intercambiamos varios correos, sutiles y civilizados, y me dió la impresión de que él comprendió que un periodista daba de sí lo que daba y que no había que preocuparse más. Y ahí lo dejamos aunque me repitió su sorpresa de que un libro que había pasado desapercibido por la crítica hubiera merecido mi atención.

Este fin de semana he leído de un tirón otra pieza de Antonio Priante, “El silencio de Goethe o la última noche de Arthur Schopenhauer”, que me ha vuelto a sorprender. Primero por su claridad y por su conocimiento de Schopenhauer, de Goethe y del pensamiento filosófico y literario del siglo antepasado.

Segundo porque me han emocionado las páginas en las que el filósofo le echa en cara a Eckermann, otro redescubrimiento de Jaume Vallcorba en El Acantilado, que no mencionara a Schopenhauer en sus conversaciones íntimas y personales con Goethe. El poeta romántico de Weimar, a sus 66 años, había conocido al joven Schopenhauer cuando tenía 25. Se habían tratado y el joven le había entregado al genio su obra que leyó pero no le dió su opinión.

El pobre Eckermann, un simple secretario que anotaba como un rutinario amanuense todo lo que salía de la boca de Goethe, no menciona a Schopenhauer ni una sola vez en sus largas confidencias con el autor de Werther. No es posible. El silencio de los maestros, de los amigos, de los que sabemos que leen lo poco o mucho que escribimos es insoportable.

No soy filósofo ni pensador y sería una temeridad ponerme ahora a valorar la obra de Schopenhauer. Pero aquel misterioso silencio de Goethe perseguiría al filósofo hasta casi nuestros días. Alrededor de Schopenhauer se organizó en el mundo académico un complot de silencio contra el cual reaccionó con furia y destemplanza.

Schopenhauer es un pensador que tanto defiende la abolición de la esclavitud como cuestiona la inteligencia de las mujeres. Arrasa con todos los tópicos sobre las bondades de los pueblos europeos y afirma que prefiere la compañía de su perro a la de los humanos. Antes de morir, cita de pasada que le da vergüenza ser alemán.

Escribía de la ética de la compasión pero era contrario a cualquier cambio revolucionario o ruptura social. Su obra puede considerarse como un intento de hacer comprensible a Kant, nacido en Königsberg, cercana a Gdansk en la que nació Schopenhauer.

El filósofo pidió por todos los medios que Goethe se pronunciara sobre su obra principal. Y no lo hizo. Se fue a la tumba con este pesar de la misma manera que Kafka, cuando murió en 1924, sólo había vendido unos doscientos libros de los que había publicado aunque para los lectores que habían llegado a conocer los breves trozos de su prosa estaba fuera de toda duda que era uno de los maestros de la literatura moderna.

El silencio de los maestros que uno tiene como referencia es doloroso. Especialmente cuando el alumno, como es el caso de Schopenhauer, tiene tanta o más categoría intelectual que su admirado maestro, el gran Goethe.

10 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: El silencio de sus maestros fue tan doloroso que Schopenhauer fracasó como docente, "los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario" decía Schopenhauer, pero ese comentario, por la razón que sea, lo necesitamos prioritariamente de aquellas personas a las que consideramos mejor preparadas.
El problema Sr.Foix y Vd lo ha dicho en alguna ocasión, es que seguimos siendo tan duros de oido como finos de vista, algo que ya sabian los romanos, pero si le tengo que ser sincero no comparto el pesimismo de Schopenhauer sobre nuestra sociedad, creo que este mundo es el mejor mundo posible, más que nada debido a que es el que nos ha tocado vivir y es nuestra responsabilidad ineludible hacerlo mejor cada día.

Anónimo dijo...

I highly admiration and love for your writings. Goethe has been my departure line in life. He talked about humans in a holistic sense. Schopenhauer made history, he was a great thinker but I personally know how great both sexes are. I have admiration for great women as Eleanor Roosevelt who was the force in the achievements for the American People. She had not need to be a philosopher. She practiced ACTIVE PHILOSOPHY. It just happen that women devout their thinking process to a difficult task: raising humans and remodeling partners or husbands. Women and men have same potential though they apply it in a different way.
Now, about your article on the middle east you are as always talking wisely,
"La realidad es inquietante. Para Estados Unidos, para Gran Bretaña y para el mundo en general." I think each of us know that those groups are beligerant and fanatic. A human not suppose to KILL period. Using religion as an excuse to kill is pathetic, tragic, and not human behavior. We are not tigers to kill for hunger. It gives me uneasiness how mothers in those groups encourage their kids to become sadistic. I knew it all my life since I was in second elementary grade, but I thought that it would subside as our planet Earth kept swirling. The present horror is unthinkable to me. Do not ask me where I am from. I only know I am on the Earth.

Anónimo dijo...

Me temo que hemos aprendido más acerca de Lluís Foix, o de Antonio Priante, que no acerca de Arthur Schopenhauer.

Otra versión: Notes for a Lecture on the Life of Arthur Schopenhauer based on the biography by V.J. McGill, 1931

En 1814, cuando el hijo de Johanna Schopenhauer deja Weimar por Dresden, Goethe le escribe en su album:

Willst du dich des Lebens freuen,
So musst der Welt du Werth verleihen.


En el margen, Schopenhauer escribirá una cita de Chamfort:

Il vaut mieux laisser les hommes pour ce qu'ils sont, que les prendre pour ce qu'ils ne sont pas.

Y añadirá:

Rien de si riche qu'un grand soi-même.

amanda dijo...

A propósito de Irak y Afganistán, merece la pena leer hoy el blog del profesor Cole del que entresaco un par de párrafos.

Despite Bush administration pledges to reconstruct the country, only six percent of Afghans have access to electricity. Less than 20 percent have access to clean water. Although the gross domestic product has grown by 80 percent since the nadir of 2001, and may be $7 billion next year, most of that increase comes from the drug trade or from foreign assistance.


About half the economy of Afghanistan is generated by the poppy crop, which becomes opium and then heroin in Europe. Afghanistan produces 87 percent of the world's opium and heroin, and no other country comes close in its dedication of agricultural land to drug production (over 200,000 hectares).


The great danger is renewed Muslim radicalism and the reemergence of al-Qaeda, combined with a narco-terrorism that could make Colombia's FARC look like minor players.


http://juancole.com/

Dice además que los protagonistas de las algaradas de ayer en Kabul son los tayikos, partidarios de la Alianza del Norte y enemigos de los talibanes, un segmento de la población favorable a EEUU. Ya no más. Bush es como el rey Midas pero al reves, ¿no les parece?

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Tienes razón, aprendemos más de Foix o de Priante que de Schopenhauer, leo comentarios en el Blog que me dejan maravillado, comentarios de personas que no conoce nadie pero que demuestran gran inteligencia y experiencia, son personas que están en el mundo real que todos vivimos, que viven problemas reales y saben solucionarlos, algo de lo que estamos necesitados socialmente.

breederss dijo...

Bueno foix no se preocupe ya le dare mi opinion , pero sera en otro momento

Anónimo dijo...

El filósofo y catedrático italiano Franco Volpi publicó en Colombia el ensayo "El arte de tratar a las mujeres", que recopila un conjunto de máximas del alemán Arthur Schopenhauer sobre las mujeres y su aversión al sexo femenino.

La obra incluye un ensayo introductorio sobre las relaciones conflictivas de los grandes filósofos con el amor a las mujeres desde la antigüedad y las causas de la misoginia de Schopenhauer (1788-1860).

El libro publicado por Villegas Editores es producto de una revisión de ensayos acerca de las mujeres del filósofo alemán, cuyos escritos estuvieron influenciados por la tradición machista de la época y marcados por el abandono al que fue sometido su padre enfermo por su madre.

En sus frases, Schopenhauer considera a las mujeres como inferiores a los hombres, incapaces en todos los aspectos, derrochadoras, oportunistas, tontas e inmaduras, si bien no despreciaba el placer carnal con ellas.

El libro contiene frases como "casarse significa hacer lo posible para llegar a sentir náuseas el uno por el otro".

Por todo lo cual discrepo de la visión positiva que muchos tienen sobre Schopenhauer.


-Marta Casado-

Anónimo dijo...

VISITEN ARCHIVOS DE MAGAZIN LITERARIO (FRANCIA)EXISTE UN ARTICULO TITULADO "LA FLAUTA DE BUDA" DE MICHEL ONFRAY.RELATA ALGUNAS ACCIONES DESHOPENHAUER.

lepetitjean dijo...

Hermosa entrada, señor Foix. Y justísima. Lástima que me haya convertido a Goethe en un romántico.
¿Por qué será que en España consideramos románticos a Goethe y Schiller cuando son el modelo perfecto, y el germen, del clasicismo?

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!