lunes, marzo 20, 2006

Carretero, Zapatero y Maragall

Las declaraciones del conseller Carretero a este diario han levantado un vendaval político en los últimos compases de la votación del Estatut en el Congreso de los Diputados. Se han hecho muchas declaraciones precipitadas sobre este texto que salió triunfalmente de Barcelona el pasado 30 de septiembre sin tener en cuenta que lo más probable y realista era que regresaría a Catalunya muy desfigurado.

Estamos acostumbrados ya a observar la política hecha sobre declaraciones que responden a otras declaraciones que a su vez replican a lo que alguien ha dicho delante de un micrófono. Bastaría repasar las hemerotecas de los últimos meses para perderse en laberínticos escenarios sobre promesas hechas y no cumplidas, palabras dadas y retiradas, pactos formales y rotos.

En este sentido las declaraciones del conseller Carretero están en la línea de otras calenturas dialécticas a propósito de la tramitación estatutaria. Pero algo muy importante ha tenido que decir para que el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, le haya dado la razón y se haya mantenido en sus tesis de la retirada del texto.

El presidente Zapatero ha tenido que hacer muchos quiebros para que el Estatut pasara por el Congreso sin derribar alguna columna de la Constitución. Me parece que el conseller Carretero, aún en el supuesto de que hablara como militante de Esquerra y no como miembro del gobierno, exagera cuando dice que Zapatero es el “principal culpable del inmenso desastre del Estatut” o que pensaba que estaba “delante de un españolista inteligente y no delante de un españolista demagogo”.

Las declaraciones tienen el valor que cada uno quiera darles. Pero los hechos no siempre van en la misma dirección que las palabras escritas o habladas. No será fácil tener otro presidente en Madrid dispuesto a abrir un proceso de reformas estatutarias como el que acaba de cerrarse en Valencia y el que está en curso en Catalunya. Si el próximo presidente fuera del Partido Popular lo más probable es que el mismo concepto de la España plural quedara aparcado indefinidamente.

La mayoría actual en el Congreso de los Diputados, con Zapatero al frente del gobierno, intenta salir cuanto antes del debate estatutario catalán. Por cansancio y por desgaste electoral incluso en feudos socialistas tradicionales.

Por lo que respecta a Catalunya la falta de claridad y transparencia sobre las espesas y largas negociaciones han desorientado a la opinión pública. Fue una sorpresa que el llamado pacto de la Moncloa entre Zapatero y Artur Mas se convirtiera en el acto central del Estatut. La ausencia de Maragall era peor que una traición, era un error del que se han derivado muchas consecuencias.

Para quien siga la política con atención la foto monclovita era más el cambio de caballo para futuras carreras en el que Esquerra quedaría descabalgada y Artur Mas se convirtiría en el socio catalán que no inquieta a la mayoría de los españoles.

Maragall denuncia con efectos retardados las consecuencias del pacto entre Zapatero y Mas. Pero sus correligionarios socialistas catalanes le desautorizan en la blogosfera y en declaraciones formales desde la sede de Nicaragua. Hay días que da la impresión que Maragall es el presidente de Esquerra y que Mas es el socio más fiable, incluso del PSC.

La política es un conjunto de lealtades o de traiciones y golpes bajos. Hay de todo a la hora de arbitrar los intereses contrapuestos de los ciudadanos. Sólo se pide un poco de sentido común y una cierta “unidad de propósito”. El regate corto entre políticos y periodistas llega a cansar al personal que no sabe a qué atenerse. Queda siempre una salida en democracia que pasa por las urnas. Cuando sea pero que sea pronto para salir de las nieblas hoy que la primavera nos abre sus puertas.

15 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix:la política es el único "deporte" en el que no sólo están permitidos los golpes bajos, sino que también se entrenan a diario en sus diferentes modalidades.
Este botellón dialectico político en el que vivimos y que Vd denuncia hoy,suele acabar como acaban todos los botellones,con el personal no sabiendo donde tiene la derecha o la izquierda,mezclando y compartiendo conceptos(ginebra,anis,cola y vino),miccionando entre risas en la puerta del vecino,pasando de la euforia al llanto sin solución de continuidad y despertandose en la cama al día siguiente con quien menos se piensa...

Anónimo dijo...

Ada Castells

La setmana passada, la senyora Clixé es va esverar d'allò més en sentir que els veïns del Turó van haver de sortir de casa perquè l'edifici on viuen tenia una esquerda espectacular. De seguida va trucar a la seva amiga Sobrediagonal i va poder aclarir que ara, quan es parla del Turó, no es refereixen al Turó Park, sinó al Turó de la Peira.

Barcelona ja no és el que era. Sense anar més lluny, la nena s'ha instal·lat en un pis lluminós, metàl·lic i minúscul de Diagonal Mar i el seu transport és un tramvia tot modern i polit que encara no porta a cap destí útil. Resulta que en aquest barri és molt millor viure per sota la Diagonal, és a dir, a primera línia de mar, que no pas per sobre, a tocar de "barriades populars", com diria la senyora Clixé. Cada cop que les seves amigues del PP senten aquesta expressió s'esgarrifen.

Fins ara, la nena s'havia instal·lat prop del Born i això era tota una temeritat. La nostra senyora desconeix les galeries d'art i les botigues fashion perquè només ha anat pel barri de nit, per sopar al Passadís d'en Pep. És clar que està pitjor la filla dels Puigdelanovacasa, que ha anat a un piset de disseny al Raval, on es fa una cosa que en diuen botellón i que consisteix en un aquelarre col·lectiu per beure alcohol i destrossar mobiliari urbà, una manera cursi de dir bancs i fanals.

Pobre senyora Clixé, ella que sempre ha observat els baixos fons de la Rambla des de la finestreta del 14, ara va més perduda que un lluç congelat a la Boqueria. Un dia d'aquests emigrarà a Sant Cugat, on, com a mínim, les coses són més clares. Hi ha tota una muntanya que fa de límit amb la caòtica Barcelona i un complex comercial fronterer amb Rubí. És una mena de No man's land on poden coincidir l'obrer i l'empresari. ¿Què és el que els unifica? Portar la criatura a veure Bambi 2, tot un heroisme cultural que mai no ens agrairan prou.
Botons

Anónimo dijo...

EUROPA PRESS

Barcelona. -- El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha aceptado las disculpas del conseller de Governació, el republicano Joan Carretero, por sus críticas al nuevo Estatut y a José Luis Rodríguez Zapatero, por lo que no le cesará, una decisión que ha tomado tras reunirse con Carretero y la cúpula de ERC.

Así lo han confirmado a Efe fuentes de Esquerra y del ejecutivo, en una decisión que Maragall ha tomado tras mantener esta tarde una reunión de casi dos horas con la cúpula de ERC (Josep Lluís Carod-Rovira, Joan Puigcercós y Josep Bargalló) para debatir sobre el futuro de Joan Carretero, quien finalmente se ha añadido al encuentro.

Maragall advirtió ayer al titular de Governació y dirigente de Esquerra que debía "rectificar" sus críticas sobre el Estatut y José Luis Rodríguez Zapatero, al que calificó de "españolista demagogo", o bien debía "atenerse a las consecuencias".

Anónimo dijo...

El presidente catalán, Pasqual Maragall, ha decidido aceptar las disculpas del conseller de Gobernación de ERC, Josep Carretero, quien llamó a Zapatero "demagogo españolista", y mantenerle en su puesto. Maragall ha tomado esta decisión tras reunirse esta tarde con la cúpula de ERC (Josep Lluís Carod-Rovira, Joan Puigcercós y Josep Bargalló) en el Palau de la Generalitat.

Horas antes, el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, había mostrado su apoyo a Carretero, quien, en una entrevista publicada el domingo en La Vanguardia, afirmó, en referencia a la negociación de la reforma del Estatuto, que el presidente del Gobierno "es el principal culpable de este inmenso desastre". El dirigente de ERC argumentó que "Zapatero enredó al personal diciendo que él daría apoyo y aprobaría el Estatut que saliera del Parlament" y remarcó que "esperaba que fuera un españolista inteligente y al final sólo ha sido un españolista demagogo".

Maragall advirtió ayer al titular de Gobernación que debía "rectificar" sus críticas sobre el Estatut y José Luis Rodríguez Zapatero. En respuesta a su petición, Carretero ha emitido hoy un comunicado en el que ha defendido sus opiniones "como militante de ERC", aunque a lamentado "que algunas de estas opiniones, fuera de contexto, puedan afectar de manera no positiva la dinámica de acción unitaria del gobierno catalán, así como sus relaciones con otros gobiernos".

Carod-Rovira ha quitado trascendencia a las reacciones que ha suscitado la entrevita de Carretero y ha advertido de que "es normal" que en un gobierno existan opiniones diversas que no siempre tienen que ser compartidas por los demás miembros. Para demostrar este hecho, el líder de ERC ha recordado los "ataques" del ministro José Bono al presiente de la Generalitat, Pascual Maragall. El líder de ERC ha recordado que el ministro de Defensa ha realizado críticas y descalificadoras hacia el presidente de la Generalitat, Pascual Maragall (ambos del PSOE), mientras que Zapatero no le ha pedido que rectificase. "Las declaraciones que realiza un conseller o ministro es lógico que susciten comentarios, en algunos casos de identificación y en otros de crítica, pero esto ocurre en todos los gobiernos democráticos".

El líder de ERC ha evitado, sin embargo, reconocer si comparte o no las opiniones de Carretero, por su forma de negociar el Estatuto catalán. Según Carod, "no tiene sentido que tenga que ir diciendo si estoy de acuerdo o no con cada una de las declaraciones que hacen los demás dirigentes", y se ha limitado a aclarar que Carretero hizo esas declaraciones tanto como conseller como militante de Esquerra. "Si bien en los aspectos esenciales todos los militantes y dirigentes de ERC coincidimos, cada uno tiene su estilo personal e intransferible de decir las cosas".

Postura en el referéndum

El PSC ha reiterado que discrepa del 'no' de ERC al Estatut en el Congreso, pero ha mostrado su deseo de que este partido varíe su posición en el referéndum, recordando las declaraciones del líder republicano sobre su voluntad de "no obstruccionismo al avance del autogobierno" de Cataluña. El PSC ha avalado también las tesis de su primer secretario, José Montilla, de que la cuestión de los puertos y aeropuertos de Cataluña deberá resolverse en dos leyes posteriores a la reforma del Estatut. Una primera ley, a través del artículo 150.2 de la Constitución, de traspaso de los puertos y una segunda, sobre la gestión de los aeropuertos, que debería permitir a la Generalitat tener una "participación significativa" a través de un consorcio, como sería el caso del aeropuerto de El Prat.

Carod-Rovira ha reafirmado la negativa de su formación al texto estatutario, en la reunión de la ejecutiva de hoy, y ha avanzado que será él mismo quien intervendrá mañana ante la Comisión Constitucional del Congreso para fundamentar la posición contraria de su partido al texto que se ha aprobado.

EL PAIS.

Anónimo dijo...

1716
Espero que ERC tenga encuestas internas fiables que confirmen su actual linea de actuación, pero lo dudo.
Ciertamente si actuan con inteligencia podrán conseguir un aumento electoral importante, pero para ello es necesario que todos sus dirigentes actuen con coherencia política. Posiblemente Carretero sea un persona sólido, pero hay ciertas declaraciones públicas que no sirven para nada y si ademas despues de la machada tiene que bajarse los pantaloes peor.
Posiblemente hay una gran bolsa de votantes independentistas, pero tambien quieren un discurso y un partido serio y coherente. Por el momento ERC no lo esta demostrando. Una Lastima.

Ferran dijo...

Quizá las declaraciones de Carretero no han estado del todo en su tono correcto, pero los catalanes como ya es de costumbre, tenemos que irnos disculpándonos por cada palabra emitida en contra del Gobierno central, como si una especie de sadomasoquismo fuera una de nuestras características.

Le recuerdo que el señor Bono también descalificó en su momento al president de la Generalitat, el señor Maragall, el señor Ibarra siempre se ha caracterizado también por descalificar al gobierno catalán, incluso a veces también a personas con nombres y apellidos. Sin embargo, ahí está, un conseller ha dicho algo en contra de Zapatero y su presunto "talante" negociador y algunos han salido con el viejo lema de todos los siglos "PERO QUE SE HAN CREÍDO ESTOS CATALANES?" .

Se le podrá acusar a Mas de "traidor" a Catalunya por pactar detrás de un govern de Catalunya con el presidente del gobierno, pero aquí quien marca los límites és éste último, el señor ZAPATERO, y es el quien tiene la paella por el mango y quien anunció en su momento que aprobaría el estatut que saliera del Parlament. Así que según mi opinión se le puede tildar de no cumplir con un Estatut ambicioso como el que salió del Parlament y es el quién pactó con Mas.

Anónimo dijo...

Joan Ridao: "Pasqual Maragall, cabeza caliente"

(PD / Europa Press).- El portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao, consideró ayer "totalmente desproporcionada" la reacción del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, por las declaraciones del conseller Joan Carretero y las calificó de "propias de una auténtica cabeza caliente". [sd]

Por su lado, el portavoz de PSC, Miquel Iceta, lanzó un mensaje a los miembros de Esquerra: "Si piensan eso del presidente, ¿cómo quieren seguir gobernando con él?".

En declaraciones a COM Ràdio, Ridao señaló que la respuesta de Maragall:

"Enmascara su descontento o el malestar de su partido por la posición que ERC defiende en relación al Estatut".

Para Ridao, es "legítimo" que el presidente de la Generalitat modere, puntualice o contradiga a uno de sus consellers, pero añadió que "se puede apartar a alguien por una mala acción de gobierno, pero no por una manifestación o una declaración".

DESCALIFICACIONES DEL PSC

Frente a esta postura, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, replicó preguntando a ERC que:

"Si piensan eso del presidente cómo quieren seguir gobernando con él. La gente no puede entender que ERC diga que el presidente Maragall quiere ganar puntos ante Zapatero, que es una cabeza caliente, que Zapatero es un demagogo".

Iceta señaló que lo único que se pide a un conseller es que sea "prudente" en sus declaraciones y sentenció que:

"Si un conseller no puede ser prudente, seguramente es que no se trata de una persona que pueda ser conseller".

También la consellera de Interior, Montserrat Tura, se pronunció sobre la polémica en TV3 y calificó de:

"Un despropósito de un cargo público" las palabras de Carretero. "ERC, antes de calificar el Estatut de gran desastre, debería pensar que no se puede descalificar el trabajo de los parlamentos".

Anónimo dijo...

Josep Vilá.-


Carretero ha dicho lo que pensamos todos, pero un politico no puede decir lo que pensamos todos y más si está en el gobierno y tiene una responsabilidad adquirida,Maragall ha tenido que tragar otra vez sapos y culebras y eso le pasará factura,es cierto que esto se parece cada dia más a un macrobotellón sin pies ni cabeza,sin más finalidad que pasar el rato, espero y deseo como Lluís Foix que acabe pronto.

Anónimo dijo...

ELPAIS.es - España - 21-03-2006 - 10:41

La Comisión Constitucional del Congreso concluye hoy la tramitación del nuevo Estatuto de Cataluña con la votación del preámbulo, paso previo a la votación del texto en conjunto. Previsiblemente, el Estatut saldrá de este trámite con menos apoyos de los que tuvo al entrar, debido a los recortes que ha ido sufriendo el texto, que impulsan a ERC a rechazarlo. También votará en contra el PP, mientras que lo apoyarán el PSOE, CiU, IU, PNV y la Chunta Aragonesista.

En la votación del preámbulo, se prevé el respaldo de PSOE, PSC, CiU e ICV, mientras que PP y ERC votarán en contra, aunque por muy distintas razones: los populares, porque consideran inconstitucional la inclusión del término nación, por más que aparezca como referencia a lo que en su día aprobó el Parlamento catalán; ERC, porque considera que esa referencia es claramente insuficiente para sus aspiraciones. Los republicanos ya han anunciado que votarán en contra del texto definitivo, por lo que el Estatut contará con menos apoyos al salir del Congreso que al entrar.

En la votación del conjunto, ERC y PP volverán a alinearse en el rechazo al texto, por las mismas razones. Con esa votación se pone fin al trámite en Comisión del proyecto y a su proceso de gestación, al menos en el Parlamento. Tras la votación pasará al Pleno, donde no sufrirá ya modificaciones y donde será votado el próximo día 30.

Y lo hará sin cuatro aspectos en los que no ha habido acuerdo y que serán suprimidos hoy: selecciones deportivas catalanas, régimen regulador de los puertos de Barcelona y Tarragona y del aeropuerto de El Prat, circunscripción electoral catalana en los comicios europeos y la transferencia de competencias portuarias y aeroportuarias por la vía del artículo 150.2 de la Constitución. Estos asuntos deberán ser introducidos de nuevo durante en trámite en el Senado.


No obstante, de los 227 artículos que componen el texto del nuevo Estatuto catalán hay acuerdo en 224, toda vez que el restante texto de desacuerdo afecta a la disposición adicional tercera, sobre la asunción por la Generalitat de las competencias en puertos y aeropuertos.

En cualquier caso, el texto saldrá del Congreso con menos apoyos de los que tuvo al entrar, ya que ERC ha anunciado que votará ‘no’ a la redacción del texto, que considera insuficiente debido a los recortes que ha ido sufriendo durante su tramitación. Hoy podrían sumarse al rechazo otras fuerzas, como el BNG, Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai, que aún no han hecho explícito el sentido de su voto. Está previsto que voten ‘sí’ el PSOE, CiU, IU, PNV y Chunta Aragonesista.

Reunión con Maragall

Para evitar que esta situación se repita en la votación definitiva -que será el día 30 de marzo-, el presidente de la Generalitat, Pascual Maragall pretende celebrar antes de esa fecha una reunión a la que estarán llamados los tres partidos del Gobierno catalán más CiU. Buscará que las cuatro fuerzas acuerden su apoyo al Estatuto. No se descarta incluso que el presidente del Gobierno también participe. Sin embargo, CiU ya ha planteado reticencias a acudir a la llamada de Maragall.

Rosa_Maria dijo...

Suele molestarme que los partidos de ideas contundentes y arraigadas hasta el fanatismo, tengan en sus filas a unos seguidores incapaces de desmarcarse de los cuaces establecidos por 'el jefe'. Son régimenes militares repletos de militantes. Y me encanta cuando algún miembro de ese partido se desmarca y suelta una verdad como un templo, que contradice las ideas de las más altas de sus propias esferas políticas.

Pero se me escapa esta inacabable fuentes de dimes y diretes de nuestro tripartito, incluidas las últimas 'chulerias' del señor Mas, que no quiere ser menos, que parece que se le ha subido la Moncloa a la cabeza, y que debería callarse alguna que otra cosilla. Y conste que me cae la mar de bien y, que en general, me gusta su discurso.
Sin embargo, en este patio de escuela, no se salva ni el apuntador.
Han perdido la cordura, y en lugar de aprovechar el punto histórico que se les presenta, andan jugando a ver quién dice más tonterías.
¿Y si recuperamos la cordura y vamos a por todas ya?
Muchas de las personas que estamos en Catalunya, sabemos que cuando se negocia hay que ceder en algunas cosas. En una negociación se da la circunstancia de que se puja, se gana y se pierde.
El Estatut no podía llegar incólume a su lugar de procedencia. Eso lo sabiamos todos, incluso los que ahora parecen haberse caído de la higuera.

Venga, señores, que hay que estar por la labor, dejen de soltar chorradas delante del público, y a trabajar, que queda mucho por hacer.

Ç|:o)-º SaludosSsS

Anónimo dijo...

El PSC descarta elecciones y dice que intenta que ERC valore la estabilidad El portavoz del PSC, Miquel Iceta, descartó hoy que haya elecciones anticipadas en Cataluña, porque ello sólo conviene a CiU, y añadió que "estamos intentando hacer ver a ERC que la gente quiere coherencia, eficacia y estabilidad en el gobierno catalán".
EFE |

Iceta hizo estas declaraciones a la cadena Ser, según un comunicado del PSC, después de la polémica sobre las declaraciones críticas con el presidente del Gobierno hechas por el conseller de Gobernación, Joan Carretero, que acusó a Zapatero de "españolista demagogo".

"No habrá elecciones anticipadas, porque eso sólo interesa a los que gobernaron 23 años Cataluña", dijo el dirigente del PSC en alusión a CiU.

A juicio de Iceta, aún es posible que ERC diga que sí al Estatut, puesto que "ellos ahora dicen que no, pero luego pueden decir que, comparado este Estatut con el vigente, éste es mucho mejor", y añadió: "hay dos posibilidades de analizarlo y una lleva inevitablemente al sí".
Por otra parte, Iceta destacó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha hecho una operación de Estado de primerísima magnitud" al impulsar el proceso de reforma del Estatut.

Añadió que ello sólo es comparable a la situación que se vivió con "la aprobación de los primeros Estatutos de Autonomía o con el retorno de Tarradellas que impulsó Adolfo Suárez".
En este sentido, agregó que Zapatero "ha hecho honor a su palabra y a su compromiso con Cataluña" y está construyendo "una España más diversa, más libre y más unida, para ser más libre".

DIARI de TARRAGONA.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Mireu aixo.

JORDI BARBETA - 21/03/2006
BARCELONA

El tripartito catalán superó ayer su enésima crisis, anunciada desde la presidencia de la Generalitat por las críticas del conseller de Governació, Joan Carretero, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Hoy se celebra en el Congreso la última sesión de la comisión Constitucional, en la que quedará aprobada inicialmente la reforma del Estatut, y no era cuestión de que en una jornada tan histórica el Govern permaneciera en situación interina: Carretero sigue y el tripartito, también.

En el tripartito se cumple la consigna de aquel militar según la cual nunca pasa nada y cuando pasa no tiene importancia. Ayer varios consellers de distintos partidos estaban convencidos de que esta vez sí que era la última crisis, pero tampoco. El tripartito es irrompible. Por la mañana, el conseller Carretero viajó desde su domicilio de Puigcerdà hasta Barcelona en su vehículo particular dispuesto a recoger sus cosas si era destituido, pero la sangre tampoco llegó ni al Ter ni al Llobregat.

El president Maragall había exigido una rectificación al conseller, que acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de ser el "principal culpable" de lo que considera "este inmenso desastre del Estatut". Carretero no rectificó.

Al contrario, emitió un comunicado en el que prácticamente se ratificó en lo que había dicho, tras participar en la reunión de la dirección de Esquerra. Maragall lo llamó a su despacho y le insistió en que debía rectificar, insinuándole que, si no lo hacía, le destituiría. Carretero comentó la situación con los dirigentes de Esquerra y éstos se reunieron a continuación con el president. Ante la resistencia mostrada por Josep Lluís Carod-Rovira, Joan Puigcercós, Josep Bargalló y Joan Ridao, Maragall optó por desistir y el titular de Governació no tuvo que atenerse a ninguna consecuencia. La cúpula republicana pactó con el president que se emitiría un comunicado de Presidència que subrayaría la evidencia de que el conseller no pretendía ofender a nadie.

El entorno del president llegó a informar extraoficialmente de que Maragall retiraría a Carretero de la organización del referéndum del Estatut, pero esta información fue inmediatamente desmentida por el conseller primer, Josep Bargalló, ante los micrófonos de RAC 1.

La tormenta política desatada no es más que el aperitivo de lo que se le viene encima al tripartito, si, como parece, Esquerra Republicana mantiene su posición de rechazo al Estatut, en contra de lo que defienden sus aliados socialistas y ecosocialistas. La sensación más extendida ayer en todos los ámbitos de la política catalana es que, pese a la resistencia del president Maragall, no habrá más remedio que convocar elecciones anticipadas tras el referéndum del Estatut. Evidentemente, en todo el mundo menos en quien tiene firma para convocar, el president Maragall, que está decidido a llegar hasta el final como sea.

Anónimo dijo...

1714

Sr. Foix.
A estas alturas de la película no se con exactitud quien es el bueno el malo, el tonto o el honrado.
Carretero se equivo. Lo de las declaraciones "a título personas" son infantiles y un subterfugio político que no esta a la altura de quienes las lanzan.
Lamentablemente en estos últimos meses hemos escuchado muchos insultos hacia lo catalan. Una veces "a titulo personal" y otras no. (la presión política posterior para rectificar "a título personal" está en función de la presión que se pueda influir sobre el personaje) Así pues Carretero nos ayuda a la catarsis personal. Pero se equivoco.
Tal vez si que Zapatero actua honradamenter, tal vez si que Maragall es un gran President. Pero lo de Mas es claramente un acto de estrategia partidista y Carod debe ir al rebufo de los acontecimientos.
En cualquier caso, creo, que Catalunya y el Estado han entrado en una dinámica de convulsión, por méritos propios y la complacencia de un PP que es ya insoportable.
El comunicado de ETA, que es o podría ser una gran noticias, complicará más las cosas. Esperemos que la ciudadanía ponga las cosas en su sitio.

Anónimo dijo...

No será fácil tener otro presidente en Madrid dispuesto a abrir un proceso de reformas estatutarias como el que acaba de cerrarse en Valencia y el que está en curso en Catalunya. Si el próximo presidente fuera del Partido Popular lo más probable es que el mismo concepto de la España plural quedara aparcado indefinidamente.

La conclusión me parece clara: las energías se están dirigiendo hacia objetivos estériles. Miramos demasiado hacia el pasado —1932 o 1979, por ejemplo— y eso nos impide ver la importancia y la gravedad de lo que está por venir.

Con las estructuras estatales españolas actuales, los ciudadanos catalanes —sean del habla que sean— tendrán un futuro muy incierto. Si no es posible cambiar en profundidad la organización del estado español, será necesario construir un estado catalán que permita afrontar los retos del siglo XXI.

Me gustaría añadir que, en mi opinión, los líderes catalanes también tienen su parte de responsabilidad en el «inmenso desastre» del Estatut —no todo es culpa de Zapatero. Creo que uno de los errores catalanes ha sido la prudencia que ha impedido contrarrestar vigorosamente las fortísimas fuerzas centralistas. Me parece irónico —y significativo— que la mansedumbre del cuatripartido haya podido contribuir a un fracaso que haría ineludible la vía independentista.

El diablo quijuelo. dijo...

Los exitos y los fracasos son puntuales, nada definitorios en la vida publica y nada definitivos en la vida politica, al menos en la catalana.

El Estatut vigente, podria ser bueno o malo, pero era un Estatut, en el cual se logro que todos estuviesen de acuerdo en un conjunto de minimos, bien por vision politica, bien porque de la necesidad nacen grandes virtudes, bien porque no habia mas remedio en unos tiempos (Temps era temps) en donde la democracia en España no era un valor seguro (si, y tampoco en Catalunya).

Ahora hemos llegado al final de un Estatut mas que de consenso de añadidos, en donde en el Parlament cada uno fue añadiendo lo que le dio la gana, sin el menor rigor, para su tramitacion en Madrid. El malo es Zapatero, pero el que dio la imagen de que la Propuesta del Estatut "apoyada por un 90% de las Cortes Catalanas" se llego en el ultimo minuto de descuento y de penalti injusto, no fue otro que los politicos de aqui.

ERC tiene razon en una cosa. El Estatut, como los mandamientos de la ley de Dios, se resumen en dos: (que ya es duro resumir mas de 200 articulos en 2) el termino nacion y las "pelas".

Lo primero acabo en la exposicion de motivos. Lo segundo se lo cargo Solbes en la primera semana de vida de la propuesta estatutaria. El resto morralla. Y las ganas de sustituir el derecho de nacion por ganas de comer aparte.

Conclusiones a aprender para aprendices de brujo.

- La politica es un debate continuo pero no es necesario llegar a ella a traves de un vodebil.
- Para llegar a esto, pongan un Estatut que sirva para los ciudadanos, y a ser posible, posible. Y por el amor de Dios, haganlo que los ciudadanos a pie de calle podamos entenderlo.