lunes, diciembre 05, 2005

La banalidad del mal

En las primeras escenas de “Match Point”, la última película dirigida por Woody Allen, aparece fugazmente alguien leyendo “Crimen y Castigo” de Dostoievsky. Ya se vislumbra que se perpetrará algún asesinato y que el criminal, el Raskalnikov de San Petersburgo, entrará en un transtorno psicológico interno en el que al aceptar su culpa quiere intentar reconstruir una vida nueva profundizando en sus contradictorias convicciones religiosas evocando la resurrección de Lázaro.

Busca su redención legal confesando su delito pero quiere su redención moral ante Dios. El asesinato de la vieja de Raskalnikov se comete al principio de la novela en aquella tenebrosa casa de San Petersburgo mientras que en la película de Woody Allen hay dos asesinatos que se perpetran casi al final del relato.

Allen utiliza a Dostoievsky como coartada y no como guión necesario. Juega con el concepto napoleónico de que la suerte hacía buenos a sus generales y no sus dotes militares. No estamos en el siglo XIX sino en el XXI en el que nos viene a decir que es mejor tener suerte que talento.

El ascenso imparable en la alta sociedad londinense de un joven profesor de tenis que consigue enamorar a la hija de un ricachón y situarse como ejecutivo de sus empresas pone de relieve la suerte del personaje al que la pelota tropezó en la red pero cayó al otro lado, es decir, ganó la partida.

La vida sigue de triunfo en triunfo, gustos exquisitos, casas señoriales en la campiña inglesa, cruceros por el Mediterráneo y todo lo que puede colmar las ambiciones de un joven sin gran talento que no esperaba tener tanta suerte en su existencia.

Aparece la segunda mujer, una actriz mediocre americana, bella y frustrada, sobre la que el protagonista vuelca su pasión descontrolada. Pero la doble vida es insostenible desde el momento en el que un embarazo inesperado de la americana sólo puede saldarse con la ruptura con la suerte, es decir, con abandonar la posición privilegiada que había adquirido separándose de su rica mujer.

Y el personaje quiere seguir teniendo suerte y decide salvar su posición cometiendo dos crímenes innecesarios y absurdos.Dostoievsky se movía en el terreno de la moral y de la culpa. Woody Allen reinterpreta a Raskalnikov desde la farsa y el cinismo de una sociedad en el que el “mal menor” es necesario para salvar un falso bien superior.

La coartada le sale perfecta, tiene suerte incluso cuando hay evidencias claras de que es un criminal que preparó a sangre fría sus dos asesinatos con el objeto de no destrozar una familia en la que todo es color de rosa y cuando se revela que también va a ser padre de su afortunada y encantadora esposa.

Hay daños colaterales, él mismo se refiere a ellos cuando aparecen los fantasmas de sus víctimas y le recriminan el mal causado por su frivolidad.

Surge la banalidad del mal, del que escribía Hanna Arendt al hablar de los totalitarismos, cuando se quiere justificarlo por un bien superior, el de una raza, el de una ideología o, en este caso, el de la ambición personal de un personaje que tiene suerte, carece de talento para llegar allí donde ha llegado, pero es un criminal que sale ileso de sus delitos porque la bola, incluso la del anillo que no llega a caer en las aguas del Támesis, se inclina del lado correcto de la red.

No es una comedia delirante de Woody Allen ni un drama divertido a los que nos tiene acostumbrados. Desde la cumbre de los setenta años, Allen pone el dedo en la llaga sobre el mal que sale indemne ahora y en todos los tiempos. A nadie le puede pasar desapercibido que no habla de la suerte que a todos nos sonríe o nos desprecia, sino de la maldad que sigue campando en nuestro entorno en el que el diablo se mueve con soltura y aparentemente siempre gana.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes ,gran pelicula de Allen . La suerte no es el tema ,el tema es la renuncia y el precio que hay que pagar por los deseos ,pero creo que esto es solo mi interpretación. En cuanto a el mal ,la pregunta seria : Si Dios no existe ,todo esta permitido ? debate
Albert vives

Anónimo dijo...

Buenas tardes ,gran pelicula de Allen . La suerte no es el tema ,el tema es la renuncia y el precio que hay que pagar por los deseos ,pero creo que esto es solo mi interpretación. En cuanto a el mal ,la pregunta seria : Si Dios no existe ,todo esta permitido ? debate
Albert vives

Anónimo dijo...

Albert,

La respuesta la da el propio Dostoievsky en Los Hermanos Karamazov. Creo que es Aliosha quien dice que "Si Dios no existe todo está permitido".

Anónimo dijo...

Sr.Foix:dice una voz popular que todos los tontos tienen suerte,pero esa voz se olvida siempre de decir que existe la buena y la mala suerte,buena suerte es la que algunos( por envidia ) dicen que tienen quienes logran sus metas a costa de trabajo y preparación y mala suerte suele ser la primera excusa de los malos perdedores,ya conoce Vd que saber perder deberia ser tambien una enseñanza obligatoria. Muchas veces tengo la impresión que si Dios existe,como inquiere Albert, no parece ocuparse demasiado de nosotros si es que ya no nos ha dado por imposibles,creo que las religiones tienden a dar respuestas demasiado fáciles a preguntas dificiles, creando con ello cierto fanatismo por simplificación de conceptos y en ese punto y sin intención de generalizar coincido con Churchill que opinaba que un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y que además no quiere cambiar de tema,algo que está de actualidad estos días...


Bartolomé C.

Anónimo dijo...

Ya ,pero es cierto o no . Hay un mecanismo interno que funciona en las persona a pesar de la crencia ,si o no ,este seria el debate .
ALBERT VIVES

Anónimo dijo...

Bartolomé ,yo no creo que exista ,creo que moral y religion son conceptos separados ,por eso la pregunta.
ALBERT VIVES

joaquim dijo...

Pues tal como usted lo cuenta parece un refrito poco inspirado de las andanzas de Tom Ripley, narradas por Patricia Highsmith hace ya medio siglo.

A ver si es que al señor Woody Allen se le ha secado definitivamente la inspiración, y ya parodia incluso la novela negra de calidad.

En fin, confieso que para mí las películas de este señor posteriores a "Toma el dinero y corre", "Bananas" y tal vez "El dormilón", carecen de todo interés; pero igual son manías mías.

Anónimo dijo...

Saludos.

La película enseña que muchas supuestas malas personas, lo que realmente son, es cobardes.

El protagonista de Match Point es un cobarde.

Cordiales Saludos.

Fdo: Miguel Núñez Ríos.

Anónimo dijo...

Un cobarde ,cierto ,al salir del cine piensas que si deja a las dos chicas y cambia de ciudad se acabo el problema. Otra cuestion es que la vida que lleva tampoco le acaba de gustar o eso parece ,la pelicula es buena ,pero le falta una vuelta mas.
albert vives ( y ya paro )

Anónimo dijo...

Sr.Foix:por favor, no vaya más al cine(o si va no nos lo diga) que ya ve la que está liando Vd con "la banalidad del mal"...
Creo,en contestación a Albert, que podriamos cambiar la pregunta y decir,¿Si Dios(mi Dios) existe,todo está permitido?, ya que eso es lo que opinan los terroristas que se inmolan cada día en nombre de su Dios,es decir tendriamos que saber si el Dios del que estamos hablando como unidad objetiva es el que condena los atentados o el que los bendice.Creo que la famosa frase de Karamazov (que por cierto llevaba a Sartre de cabeza también)no iba dirigida sólo a los ateos y aludía a una cuestión moral y posiblemente ontológica.
Para buscar el razonamiento que permita justificar que unas conductas valen más que otras habría que partir del concepto que tengamos de la dignidad del hombre y del valor que demos a esa dignidad,a la ética y la ley, ya que creo que mientras exista un Dios que condene un atentado y otro Dios que lo bendiga,entonces sí,entonces todo estará permitido.


Bartolomé C.

Anónimo dijo...

Permitido a nivel intimo ,la coacción que ejerce Dios es otro tema.
albert vives

Anónimo dijo...

Permitido a nivel intimo ,la coacción que ejerce Dios es otro tema.
albert vives

Brian dijo...

Casualmente yo fui a ver la película anteayer. Woody Allen es, cuanto menos, mi cita anual con el cine. Pero ya no se si comentar el tema propuesto por el Sr. Foix o los sorprendentes comentarios que me han precedido. ;-) Haré un poco de cada.

En esta película, como en casi todas las suyas (más a medida que crece su filmografía) hay un poco de auto-plagio, Dostoevsky aparte. El antecedente más obvio es "Delitos y Faltas" -para mí una de sus mejores películas- donde Allen ya deja claro dos cosas: que no es cierto el tópico de que el criminal siempre acaba pagando por sus crímenes, y que la conciencia puede acallarse si uno pone en ello el suficiente empeño. Pero este film es mucho más descarnado que el aquel; por primera vez Allen no hace ninguna concesión al humor ni a la ironía. Diríase, como he oído decir a más de uno, que no parece un film de Woody Allen. Pero hay un elemento central, puesto de manifiesto sobre todo al final de la película, que autentifica su autoría: el escepticismo más absoluto ante lo trascendente, sea divino o humano. Todo es azaroso; incluso la moral.

Pero decía que algunos comentarios me han parecido curiosos, por decir lo menos. Dice un anonimous que la respuesta la da el propio Dostoievsky por boca de un personaje "si Dios no existe todo está permitido". No, mire usted, lo que está permitido y lo que no, debemos decidirlo los hombres mediante las constituciones y los códigos civiles; ya se han cometido bastantes crímenes en nombre de Dios, en cualquiera de sus variantes.

Dice por otro lado Joaquim que las películas de este señor posteriores a "Toma el dinero y corre", "Bananas" y tal vez "El dormilón", carecen de todo interés. Hombre, don Joaquim, no me sea usted tan essageraó esto es casi como decir que no se ha pintado nada que tenga interés después de Altamira. Yo voy poco al cine, pero usted todavía debe ir menos... ;-))

Y a Miguel Nuñez le parece que que muchas supuestas malas personas, lo que realmente son, es cobardes. Tampoco es esto, don Miguel: el perverso es perverso y el cobarde es cobarde (aunque algunas veces coincidan). Esto me recuerda la manía de llamar cobardes a los terroristas porque si es terrorista tiene que ser el compendio de todos los males, y ser cobarde es cosa mala. Pues no, oiga, un terrorista puede ser guapo y valiente, y sin embargo ser malvado hasta la médula.

Y a todo esto Albert sigue liándose con Dios y con el teclado del ordenador. Que no, Albert, que no, hágale caso a Bartolomé, que es hombre de experiencia y sentido común: mientras exista un Dios que condene un atentado y otro Dios que lo bendiga, vamos mal.

Anónimo dijo...

Enric Dalmau.

Un saludo a todos,aunque no me atrevo a participar en el Blog,no puedo por menos que estar de acuerdo con Brian en sus acertados comentarios,valoro positivamente todos los anteriores por su interes y felicito a Lluis Foix por un Blog tan estupendo que permite leer cada dia su articulo y las respuestas de gente tan centrada como Bartolomé,es un placer leeros a todos.

Anónimo dijo...

Gaza. (EFE).- Una enorme explosión se escuchó esta madrugada del martes en la ciudad de Gaza, al parecer por un ataque del Ejército de Israel, como represalia por el atentado suicida del lunes en Netania, informaron fuentes de seguridad palestinas.

Testigos presenciales señalaron que la explosión se produjo cuando cazas hebreos lanzaron misiles contra el monumento al soldado desconocido situada en Remal, un barrio de la ciudad de Gaza.

La estatua fue regalada a los palestinos por el antiguo presidente de Egipto Gamal Abdel Nasser durante los años 50, para posteriormente ser destruida en la ocupación hebrea de la franja de Gaza en el año 1967. Finalmente la Autoridad Palestina restituyó el monumento a su sitio original en 1995.

El monumento muestra a un soldado que mantiene en una mano un fusil, mientras el dedo índice de la otra señala en dirección a Jerusalén.

Anónimo dijo...

An Israeli security guard stopped a Palestinian suicide bomber from entering a busy shopping mall in this seaside town on Monday, but the bomber still detonated his explosives, killing five people and wounding dozens, the Israeli police said.

Anónimo dijo...

Los seres humanos no somos perfectos ni poseemos suficiente sabiduría, ello nos debería conducir a ser más prudentes. Creo que los Ensayos Completos de Montaigne serían una buena ayuda para ser todos más tolerantes y más humanos tanto con nosotros mismos como con nuestros semejantes. NO se le puede pedir a un ser limitado, y en una breve existencia, un esfuerzo superior a sus capacidades, sobre todo cuando tiene antes y después de su vida la eternidad. Recomiendo la lectura de un libro excelente: ¿Donde está la sabiduría ? de Harold Bloom. De todo modos el bien y el mal suelen ser conceptos maleables, y por ello porpensos a definiciones según los contextos. Si Dios existe, el verdadero y no el que creamos la humanidad, nos indiciará o nos indica donde está el bien; pero encontrarlo requiere renuncias que pocos están dispuestos a seguir y menos en esta epoca en que se cree que lo sabemos todo. Además debemos recordar que Dios perdona, pero sólo puede ser perdonado quién sabe que ha hecho mal, así quién piensa que su Dios, ideología o intereses justifican el mal o la violencia no piensa en el perdón, ni cree en Dios (aunque no lo sepa). Lo grave es cuando le llega el momento en que se le ha de perdonar porque entonces se pone de manifiesto su error interno y la locura de sus actos, y es muy difícil vivir con eso. Una reflexión para estos tiempos: La ciencia da conocimiento pero no sabiduría. Vivimos embobados por la parafernalia tecnológica y su becerro de oro.

Anónimo dijo...

La ciencia no es sabiduria dice el ultimo comentario .La ciencia es lo unico que existe ,fuera de la ciencia que hay ?
carlos

Anónimo dijo...

La ciencia es un conocimiento empírico que se modifica de modo continuo por nuevas aportaciones que refutan teorías, mediante el método experimental, que se consideraban correctas. Es decir la ciencia no es dogmática y aporta conocimiento, pero el conocimiento no significa que ganemos en sabiduría: a las pruebas me remito (y esto es aplicar la ciencia): el mundo actual no es mejor que el pasado, los conocimientos científicos se pueden aplicar para el bien o el mal (de ello depende nuestro grado de sabiduría); de modo general, no sabemos los efectos de la tecnología hasta que ésta es aplicada y experimentada (efectos sobre el emdio ambiente, efectos de fármacos,...), la ciencia es un negocio que no se reparte de modo equitativo entre todos los seres humanos, los científicos trabajan por un sueldo y a las órdenes de empresarios a los cuáles les interesan los dividendos y , en general, no el bien de la humanidad, cada vez que descrubimos algo descubrimos lo poco que sabemos: está es la verdadera sabiduría de la ciencia junto con la falta de dogma alguno. Pero la ciencia no es todo, ni lo puede explicar todo: se asombraría ústed de lo que no sabemos y de las implicaciones que tienen algunas "leyes" científicas sobre el destino de nuestra especie. Y una frase de un libro de Michael Crichton: No todo lo que podemos imaginar es conveniente llevarlo a cabo. Puede haber sorpresas inesperadas, de nuevo a las pruebas me remito, y a la dudosa certeza del progreso lineal de la historia, propio de las religiones hebrea, cristiana e islámica, en contraposición con la concepción cíclica de la historia más en consonancia con alguna interpretación de las teorías astrofísicas actuales (contracción del universo por la masa). Según Harold Bloom la sabiduría está en la literatura y en concreto en la poesía.

Anónimo dijo...

Para completar mi anterior descripción podría decir que la ciencia es un camino o ayuda hacia la sabiduría pero ésta tiene un alcance mayor que la propia ciencia. La práctica de la misma, de modo correcto, implica poseer un elevado grado de sabiduría y percibir que toda la materia está conectada es decir todos somos hermanos: algo que ya se escribió hace muchos siglos sin ningún experimento científico.

Anónimo dijo...

Josep.

Muy interesante este último comentario.

Anónimo dijo...

Saludos.

Hay mucho más en la película de Woody Allen; los condicionantes sociales.

Hay dos casos similares, las del protagonista y la del amigo.

El amigo, millonario y parte de una familia de clase alta, insisto, parte de ella, pudo casarse con la mujer que dejó embarazada, porque con ello no perdía su posición social.

El protagonista, si se casara con la mujer que dejó embarazada perdería su posición social, porque ya no formaría parte de la familia rica, y ya no estaría apadrinado por el empresario padre de su actual pareja.

Fué cobarde, efectivamente, pero además fué una cobardía interesada, por la cual fue capaz de acabar con dos vidas humanas.

La suerte es lo que tiene.

Dios da pan a quien no tiene dientes.

Saludos cordiales.

Fdo: Miguel Núñez Ríos.

Anónimo dijo...

La ciencia no es sabiduria dice el ultimo comentario. La ciencia es lo unico que existe, fuera de la ciencia que hay?

El método científico sólo consigue construir mapas de la realidad. Uno de los problemas fundamentales de nuestro tiempo es ese fetichismo que nos lleva a confundir los mapas con el territorio.

Jorge Luis Borges (El hacedor (1960); Obras Completas, Tomo II, Emecé Editores, Buenos Aires, 1974, pág. 225.) lo expresó de forma magistral:

DEL RIGOR EN LA CIENCIA

... En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el mapa del imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, esos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al Estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y de los Inviernos. En los desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas.

SUÁREZ MIRANDA: Viajes de varones prudentes, Libro cuarto, cap. XLV, Lérida, 1658.

Portorosa dijo...

Teología y moral aparte, quiero romper una lanza a favor de la filmografía de Allen de los últimos años (para mí sus películas, que voy a ver buscando personajes y diálogos obsesivos y neuróticos y humor lúcido, son también la cita anual con el cine en sala), y para decirle al Sr. Foix que llego a leer su artículo sin haber visto la película y me la chafa usted, destripándola de esta manera (¡ha contado usted absolutamente todo!).

Un saludo.

Y una recomendación a los anónimos: pongan alguna identificación en sus comentarios, aunque sea un número o letras al azar, porque se autocitan y se contestan y uno ya no sabe quién habla, ni a quién.

Anónimo dijo...

Señor Foix: "No hay para tanto" es un calco del catalán, un catalanismo lingüístico. En castellano se dice "No es para tanto". La otra forma es una incorrección.
No se lo tome a mal, pero se lo digo antes de que algún carpetobetónico le llame la atención.

joaquim dijo...

¿Desde cuándo carpetovetónico se escribe con b?.

Justo castigo del Cielo para usted, señor Usuario Anónimo...

Anónimo dijo...

Diana, Joaquín.

Anónimo dijo...

y el blog es cuadernos Santillana ?

Anónimo dijo...

Si Dios no existe, todo está permitido?

Charles Brenner, An Elementary Textbook of Psychoanalysis, p. 211:


«In most organized societies at the present time, morality is represented as a desirable consequence of religious faith. In terms of the teachings of Christianity, for instance, the argument would run as follows: if a child is taught to fear and to love God, and to identify with Jesus on the cross, then he will obey God's moral laws and will grow up to be a good person. In other words, religious faith is credited with the power to make people morally good. As far as we know, this is believed in every society, certainly in every civilized one. Despite the widespread acceptance of this belief, however, the data derived from the application of the psychoanalytic method, i.e., from therapeutic psychoanalyses, indicate clearly that it is not true. In fact, individual morality--individual superego formation--comes first. It is a precursor of religious education, not a consequence of it. The moral sense of an individual is mainly shaped by the conflicts of instinctual life in early childhood, particularly in the œdipal period, and it carries the stamp of those conflicts whatever may happen later on. It persists as such throughout later life, though to a considerable extent unconsciously. It is a strange but true fact that one does not know all of one's own moral code, not even all the most important parts of it. One often feels guilty about actions that one consciously believes to be morally good, actions that society appoves or applauds. One often habitually does what one consciously considers immoral, what society condemns.»

Anónimo dijo...

Sr.Foix:si la obra magna de la literatura española"El Quijote"de Miguel de Cervantes, contiene numerosos giros,palabras y modismos catalanes,no vamos a rasgarnos las vestiduras cuando Vd o los escritores de su Blog (de Cervantes para abajo)le secunden...


Bartolomé C.

Anónimo dijo...

Porque de Cervantes para abajo . Aqui hay literatura de gran calidad ,no la mia que soy un adolescente ,pero otros tienen buena pluma ( sin faltar )
ALBERT VIVES

troya dijo...

indudablemente la banalidad del mal es la figura central de las sociedades del siglo XXI, por ello el maestro reyes mate propone que, en concepto a estudiar ya no es la ciudad, sino el lager.