lunes, noviembre 14, 2005

Las aguas bajan turbias

Me comenta un lector fiel que me sigue a través de la red sin que se le escape nada de lo que escribo que está preocupado por “la utilización partidista, religiosa y política de estos sucesos patrios, en los que veo muchas cañas pescando en este río revuelto”.

Mi interlocutor es un madrileño afincado en Barcelona, hombre leído y viajado, sutilmente escéptico, empresario de dimensiones medias, que sigue con interés por no decir pasión la actualidad.

El río baja revuelto y muchas cañas están paradas en espera de que algún pez, grande o pequeño, pique el anzuelo. Pero en estas riadas de aguas turbulentas la buena pesca no abunda y no hay que sorprenderse de que cuando el hilo se tensa se acabe arrancando un zapato, un coche quemado o una bandera de cualquier simbología.

Los pescadores profesionales saben que faenar en es perder el tiempo y gastar energías innecesarias. Los bancos de la buena pesca navegan por aguas tranquilas, transparentes y tranquilas.

Las aguas europeas están turbias. En Alemania podemos encontrarnos con una canciller de centro derecha presidiendo un gobierno de mayoría socialdemócrata para acometer las reformas pendientes y, de paso, revisar el sistema federal que aquí defiende con tanta ilusión Pasqual Maragall.

Los británicos le niegan a Tony Blair unas leyes antiterroristas que vulneran la tradicional presunción de inocencia y que pretendían prolongar la detención sin cargos durante noventa días. Blair tiene que recuperar el espacio perdido a pesar de que su éxito no estuvo en cambiar el país sino en cambiar su partido.

Italia, qué les voy a contar que no sepan, con un primer ministro que es el hombre más rico del país, tiene prácticamente todas las televisiones y parte de la prensa a su servicio y que intenta introducir leyes que le garanticen su inmunidad el día que abandone el poder. A pesar de todo se pone de los nervios cuando un personaje como Adriano Cedentano, salido de la noche de los tiempos, se atreve a presentar un programa en clave de humor en el que ridiculiza a Berlusconi y su particular estilo de hacer política.

En Francia, ni los franceses con su potente plantilla de intelectuales son capaces de formular un diagnóstico que nos explica qué está pasando exactamente.

Se distribuye la ciudadanía francesa pero se les sigue llamando inmigrantes de segunda o tercera generación. Al diferencial étnico hay que unir el diferencial social que impide a esos jóvenes que recurren a la violencia porque no pueden salir de sus barrios el fin de semana con sus propios coches y tienen que contentarse con viajar hacinados en los transportes públicos.

Se dedican a asaltar sus propias escuelas y quemar los coches de sus vecinos, en una mezcla de envidia, de frustración y de venganza social, mientras el gobierno de la “ley y el orden” impone el estado de queda en media Francia.

En España, volvemos a principios del siglo pasado con tres problemas que han revuelto las aguas nacionales con una constancia inalterable: la estructura territorial con Catalunya como telón de fondo, la Iglesia, esta vez con la sexta ley de educación y la reforma agraria que en este caso podría equipararse, puesto que el sector agrario ya no es decisivo, con la OPA de Gas Natural que pretende “que los catalanes controlen la energía de todos los españoles”. No hemos avanzado mucho y no salimos de la premodernidad.

Nadie habla aquí del problema de la inmigración que tiene mucho que ver con el decrecimiento demográfico. Y las encuestas empiezan a señalar un cambio en la política española. La caña del PP está tensa y puede recuperar el poder perdido por las aguas que todos hemos revuelto.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr.Foix:permitame y disculpeme Vd la ironía,pero este fín de semana el mundo se va a parar,los minutos durarán más de sesenta segundos,todo será relativo y secundario, Paris dejará de arder,en Londres se llenarán los pubs y los Alemanes acabarán con las reservas de cerveza,habrá un alto el fuego en Iraq y Judios y palestinos veran juntos la televisión,este fín de semana todo volverá a ser del color del cristal con que se mire,se enfrentan por fín y de verdad Gas Natural contra Endesa,Autopistas de peaje contra Autovias gratuitas,la SER contra la COPE,los inmigrantes de lujo de "primera generación"Zidane contra Eto´o,el Cava contra el Boicot,el Estatut 2005 contra la Constitución 1978,un Zapatero Blaugrana contra un Aznar merengue,el "Seny i la Rauxa" de Maragall contra la "Maja vestida"de Aguirre, los enfrentamientos de que le hablo serán en un estadio, en el Santiago Bernabeu y además creo que habrá un partido de fútbol entre el Real Madrid y el Barça, pero eso del partido de fútbol Sr.Foix todavía está por confirmar y no me lo pienso perder...

Bartolomé C.

Martí Perarnau dijo...

Es cierto, amigo Foix, que las aguas bajan revueltas aunque, como diría aquél, unas más que otras. Pero quizás deberíamos apuntar que los problemas perennes en España quizás lo sean porque nunca se han resuelto, quizás porque nunca ha existido voluntad de resolverlos definitivamente. Catalunya, la Iglesia y la reforma agraria como problemas pre-modernos, pero también actuales y por resolver. Es la serenidad y no la turbulencia la que puede ayudar en esta misión inconclusa. Catalunya ha de encajar en España (y España con Catalunya), lo que exigirá mano sabia y 'finezza' extrema. La reforma financiera es otro asunto pendiente, probablemente porque de Rodrigo Rato se esperaba una fuerte liberalización pero Aznar impuso amigos de pupitre e intervención manifiesta. Ahora Solbes debe hacer de mago verdadero para que de una vez la economía funcione hacia esa liberalización deseable. Y qué decir de la Iglesia más que la Iglesia es una cosa y los obispos otra. No detecto gran preocupación episcopal por los problemas del mundo, de España o de la gente, más allá de asegurarse que la sobrefinanciación estatal seguirá llegando a sus arcas y podrá mantenerse como 'poder fáctico'. Pero ésa será una cuestión que seguramente habrá que esperar otro siglo para que se solucione. O sea que no lo veremos. Mientras tanto, serenidad y salud.

Anónimo dijo...

Saludos.

Blair nunca cambió a su partido, ganó las primarias con un discurso más progresista, luego llegó al poder y convenció a la mayoría de los británicos con un discurso positivo, pero no ha tardado en mostrar la peor cara del conservadurismo, y luego fué al Congreso del Partido Laborista a convencer a sus militantes de que había que mantenerse en el poder a cualquier precio, incluso prostituyendo su ideología.

Lo malo para Blair es que el Partido Laborista tiene una organización interna muy democrática, así que no puedes marginar a gran parte de las bases de esa manera como pueden hacer en el PSOE, por ejemplo, porque al final el partido se te rebela.

En Italia tienen un Primer Ministro que no está en la cárcel porque, según los Tribunales, las causas contra él prescribieron.

Es decir, el señor Berlusconni no viste el traje a rayas no porque no sea culpable, sino porque su caso caducó como los yogures fuera de la nevera. Es muy triste, pero es así.

En Francia el Gobierno de Villepin ha dado luz verde a un gasto social sin precedentes que esperemos funcione, y de paso, ha dejado a la izquierda francesa sin discurso propio, el del gasto social, porque se lo han robado, de la misma manera que Blair le robó el discurso a la derecha.

El Partido Socialista francés ya tiene un nuevo problema, además de su crisis existencial.

En Alemania, el ala izquierda del SPD ha tomado el poder del partido, mientras sus representantes están en coalición con la derecha, es decir, tienen un problema de conexión entre Gobierno y partido, además del problema de discurso, porque quien ganó las elecciones fue la CDU, cuya agenda política es la que la mayoría de los alemanes quieren que se aplique.

En España, el señor Zapatero no tiene el "carisma ideológico" que pudo tener Felipe González, pero tiene ventajas sobre sus compañeros socialdemócratas del resto de Europa: parte de su agenda moral esta totalmente acorde con el sentir de sus bases, así que no es previsible una fractura del partido, además el aparato del partido controla perfectamente a sus bases, por otro lado, la economía española es de las que más crece en toda Europa, un 3,5% del PIB, por lo tanto el Gobierno tampoco tiene que afrontar una "crisis materialista".

En el tema de la religión Zapatero no ganará ni perderá votos de los que ya tenía, en ese tema los que ya estaban convencidos siguen convencidos, y los que no no.

Con este contexto, Zapatero podía tener una travesía muy tranquila hasta el 2008, gobernar comodamente con su capital político, dedicarse a gestionar, y ganar con comodidad en las próximas elecciones generales, es más, incluso por mayoría absoluta.

Pero puede acabar como Adolfo Suárez: no como un Presidente que gobierna, sino como un Presidente que se inmola para reformar, poniéndose de objetivo de todos los ataques para meter las manos en el barro y cambiar en profundidad el sistema, en este caso el territorial.

El tiempo dirá si el que se convierta en un mártir por la España plural habrá valido la pena, o no.

En este contexto, el Partido Popular no le sirve pescar con caña, está pescando con dinamita, y eso ya sabemos que en la vida real es ilegal, pero en política todo está permitido.

Cordiales saludos.

Fdo: Miguel Núñez.

Martí Perarnau dijo...

@ Miguel Núñez

Enhorabuena por su lúcido análisis. Lo comparto, pero me alegra que alguien lo haya plasmado con tanta claridad y concisión.

Saludos

Tristany dijo...

El PP será víctima del "efecto mahonesa". Las cosas si se "remenan" (no sé como se dice en castellano y me da pereza coger el diccionario) se cortan. Los primeros síntomas los tenemos en las costas de Levante, que no en las de Lloret.

Tristany dijo...

...si se "remenan" demasiado, se entiende.

Anónimo dijo...

Sr.Foix:su última Libreta,http://www.lavanguardia.es/web/20051114/51197592021.html, me ha hecho empezar a releer "El Segrest del Rei" de Márius Carol,esa novela en la que Pere Figuera intenta convencer a sus compañeros de secuestrar la mómia de Jaume I el Conqueridor,hay en ella muchas claves y enlaces a la situación actual,no es una simple novela con buen estilo periodístico,se trata de un planteamiento premonitorio sobre la posesión o no de la propia memoria histórica por uno u otro pueblo,lo cual no es algo baladí.


Bartolomé C.

Anónimo dijo...

Hay problemas eso es incontestable pero es posible entender algo o solo se pueden decir topicos mas o menos argumentados, como decia un dia Eduardo Mendoza en su columna del pais .yo lo entiendo todo por que soy muy listo y guapo

Anónimo dijo...

Mendoza guapo y listo...?.Pues va a ser que no.

Anónimo dijo...

muchos temas distinto, a cada cual su comprension y solucion.

de aquí, españa, la logica esta por encima de todo.

que no llueve, la culpa de zapatero. que si, es gracias a dios. que los homosexuales se pueden casar--------------ostia, si ya no se habla de eso, será por ser algo logico el que pidan ser tratados por igual, solo es el reconocimiento.
que cataluña pide la reforma de su estatut, ----cada vez se habla menos. que ahora toca la ley de la enseñanza y hasta los curas se manifiestan, lo encuentro normal, despues de 2000 años todavia hay quien se cree sus mentiras, y la mejor manera de crear adeptos es influenciar a las nuevas generaciones ( niños) en el miedo a la muerte, o la solucion que nos brindan, cree en lo que yo te diga y no hagas lo que yo hago.
tambien actua así el pp, "miedo", valcanizar españa, se rompe, pero ya no se oyen, comentarios de obispos que en su dia dijeron que peligraba las arcas de la seguridad social con el matrimonio homosexual. mentiras unas y otras, y las que todavia oiremos