miércoles, mayo 06, 2009

El legado de Thatcher

Recuerdo con precisión el momento de la mañana del 5 de mayo de 1979 cuando Margaret Thatcher hacía su comparecencia pública tras ganar las elecciones generales y convertirse en la primera mujer que llegaba a Downing Street, no como consorte, sino por méritos propios.

Resultó ser un momento histórico que marcaría la política de dos generaciones. Al año siguiente era elegido Ronald Reagan en Estados Unidos y el mundo occidental entraba en una nueva deriva política y económica que ha perdurado hasta que la crisis actual ha negado con los hechos la fragilidad de aquella revolución conservadora.

Me sorprendió que la “dama de hierro” invocara una larga frase de San Francisco de Asís al decir que “donde hay discordia, podemos traer armonía; donde hay un error, podemos traer verdad; donde hay duda, podemos traer fe y donde hay desesperación, podemos traer esperanza”. Gran expectación en aquella calle estrecha y sin salida en la que nos abarrotábamos decenas de periodistas.

Los laboristas perdían el poder y tardarían más de diecisiete años en recuperarlo. Son conocidos los argumentos en favor de la revolución thatcherista. Cuentan sus fans que hizo posible que todos los británicos pudieran escalar en el ascensor social, que extendió la libertad dentro y fuera de su país y arrancó al Estado el control del modelo económico dando rienda suelta a las leyes del mercado.

Con la perspectiva que da el paso del tiempo me permito afirmar que aquella filosofía rompía con la hegemonía del laborismo desbordado por los sindicatos, pero introducía unas actitudes ultra liberales que nos han conducido a la presente crisis.

Un estudio reciente y muy amplio de la London School of Economics indica que la movilidad social cayó en picado en los tiempos de Thatcher y que en los años ochenta y noventa los que eran ricos siguieron aumentando su fortuna y los que habían nacido pobres no levantaron el vuelo.

Thatcher no creía en la regulación sino en las leyes del mercado que conducirían a lo que ella misma describió como el “capitalismo popular”. Se adelgazó el Estado permitiendo la construcción de un sistema financiero en la sombra que funcionaría liberado de cualquier interferencia de los gobiernos. La nueva autoregulación despreciaría las reglas ajenas.

Thatcher y Reagan contaminaron los partidos socialdemócratas hasta el punto que Gordon Brown no tiene discurso y puede perder las elecciones en favor de los hijos de aquella revolución conservadora. Obama ha sido la primera respuesta para corregir los abusos de aquella ideología. Observando el panorama político europeo, el legado de Thatcher y Reagan perdura, aunque edulcurado, en muchos países. En España lo podríamos ver en los próximos tiempos.

17 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Mañana le contesto con tranquilidad, tengo el gol de Iniesta en la retina y no me viene nada a la cabeza, disculpe.

BartolomeC dijo...

Sr.Foix:Hoy nos hemos despertado sabiendo dos cosas importantes, que el Barça va a Roma y que según nuestras vicepresidentas la economía española está verde que te quiero verde, al mismo tiempo Vd nos introduce en el legado de Margaret Thatcher, origen de parte de los males que nos asolan, origen de la inmadurez del sistema. En nuestro país tuvimos señales inequivocas de lo que se nos avecinaba, Mario Conde dejó claro que existían huecos en el mundo financiero que era peligrosos dejarlos en manos de según quién, la repetición del Aznariano "España va bien" era una invitación al desmadre crediticio, la negación Zapateril de la crisis ha sido el colofón de toda esta sinrazón, tenemos suerte de estar en pie todavía.

Anónimo dijo...

La época de Reagan y Thatcher fue vista como algo inmejorable, grandes negocios y grandes beneficios, a costa de lo que fuera, ahora se pagan las consecuencias.


Un saludo, J.Vilá.

Ramon S dijo...

Un gobierno sea del color que sea debe preocuparse del bienestar del máximo numero de ciudadanos que sea posible, tiene sus instrumentos de regulación, tiene capacidad normativa para distribuir las rentas, tiene capacidad para organizar las instituciones, tiene un presupuesto del estado para redistribuir. La arquitectura financiera depende del país que acaba controlando las finanzas, de como monta y desmonta los acuerdos mundiales. Si hay instrumentos para la opacidad, si hay instrumentos para el capitalismos de rapiña o de casino dopado, alguien deberá ser el responsable de reformarlo,,,si queremos seguir en pie.

Anónimo dijo...

Viejas predicciones: Keynes supo captar que gran parte del crecimiento económico de los años 1920 fue una burbuja que pronto reventaría.
Otras predicciones:La burbuja financiera iniciada en 1995 por el Dow Jones, que lo llevó a triplicar su valor en 12 años (de los 4.000 a los 14.300 puntos) era claramente insostenible y pese a las advertencias, nadie hizo nada

Anónimo dijo...

Epoca Reagan-Tacher Leyes creadas con sentido comun que desmatelaron en los 80(Phil Gramm, el senador que luchó por derogar completamente la Ley Glass Steagall,lo consiguió en 1999)
Los bancos iniciaron su participación en todo tipos de operaciones desplazando a entidades que habían sido creadas para esa función. Además, con las operaciones off-shore, es decir, fuera de los Estados Unidos, evitaron el pago de impuestos dirigiéndose a los paraísos fiscales cuya principal orientación fue la especulación financiera. Dado que este tipo de negocios terminó siendo mucho mas rentable que la economia real...la caida en producción ha sido revelante, el paro inevitable... Franklin Delano Roosevelt promulgó la Ley Glass-Seagall, el 16 de junio de 1933, y que por 66 años fue la ley bancaria más revolucionaria. Esta Ley proponía entre otras cosas:
1. La total separación de la actividad bancaria de la bursátil, así como la banca comercial de la banca de inversiones. 2. La creación de un sistema bancario conformado por bancos nacionales, bancos estatales, y bancos locales. Para evitar una competencia desleal entre ellos se aplicó la Ley Antimonopolios (Sherman Act), de Teodoro Roosevelt (1890) que permitía el control máximo del 18% de una institución financiera, fuera nacional, estatal o local. 3. Los bancos tenía prohibición de participar en el manejo de los fondos de pensiones. 4. Los banqueros tenía prohibición de participar en los consejos Administrativos de Empresas industriales, comerciales o de servicios.
5. Los bancos no podían realizar acciones conjuntas con otras empresas para participar en el mercado bursátil. Su deber era facilitar el crédito a personas y empresas en forma sana y transparente.

Anónimo dijo...

“Los especuladores, escribía por aquel entonces Keynes, no tienen por qué generar problemas en medio de una corriente sostenida de pujanza empresarial. Pero la posición se torna más cuestionable cuando la dinámica de las empresas se convierte en la burbuja en medio de un remolino de especulación”, un remolino que no para de crecer y hace que la crisis se descontrole aún más. “Cuando el desarrollo capitalista de un país se vuelve subproducto de las actividades de un casino, el trabajo está claramente mal hecho”.
Keynes sabía que quienes dictan las reglas en un mercado desregulado son justamente los jugadores más poderosos del sistema. En momentos de estabilidad y expectativas favorables no hay problema: todas las decisiones, incluso las de los participantes más débiles, tienden a maximizar el aspecto racional en cada inversión. Pero en momentos de tempestad y turbulencias, cuando no es posible mirar más allá de la próxima marejada, son los big players, los que se hacen cargo del mercado.

Anónimo dijo...

The Becker-Posner Blog, indica Gary Becker, ¿Cómo caimos en esto, si hay 70 años de teoría que nos enseñaron a evitar las crisis severas?....¿quien maneja mi barca ?

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Lo que resulta evidente es que unso lobbys muy bien entrenados se han adueñado del mercado financiero mundial con una facilidad increible, han hecho lo que les ha petado con los bancos y al final se lo han llevado crudo a sus paraisos fiscales de toda la vida, a pegarse la gran vidorra.

ah por cierto, a dia de hoy no veo nadie encarcelado por este cachondeo y son unos delincuentes, todos.

Anónimo dijo...

Enric veremos pocos con pijama de rayas, ni un 3 %, simplemente porque tienen las espaldas bien cubiertas. Ya saben las grandes consultoras que deben hacer. Eso si si eres una pyme tranquilo que cualquier dia te cae una multa por un rotulo, o por un par de días de retraso en presentar un papel...el mundo es de los listos, los otros pagar y a callar.

Anónimo dijo...

hay una crisis de paradigmas? Hay quien se apea del burro del paradigma dominante más pronto, estos son los visionarios. Hay quienes se apean del burro más tarde, estos son los que viven del cuento del paradigma dominante, como decía Keynes, los que son "rehenes del pensamiento de algún economista difunto".
SNB, indica "La crisis de 2010 va a obligarnos a vivir de acuerdo con nuestras necesidades y no nuestros deseos. Dado que vamos a dejar de ir a más para empezar a ir a menos, lo necesario va a volver a ser lo único importante"...R dice : "siempre hay los que prefieren seguir con los esquemas conocidos y morir con las botas puestas..."

Brian dijo...

Estaría, Sr. Foix, de acuerdo con su premisa: Thatcher y Reagan contaminaron los partidos socialdemócratas, pero no con su conclusión: la socialdemocracia no tiene discurso.

En primer lugar porque la socialdemocracia es (quiero creer) algo más que Blair, Brown y Zapatero que, efectivamente, tienen poco o ningún discurso. Pero sobre todo porque en estos 30 años hemos asistido a unos cambios de paradigma que hacen imposible un análisis lineal como el que nos propone.

Lo dejo solo apuntado: esa revolución que, 10 años después, Fukuyama entronizaba y elevaba a la categoría de "el fin de la historia", se ha revelado como el mayor fracaso de una filosofía política que hemos conocido las generaciones actualmente vivas. Esto puede haber dejado a la intemperie a los gobiernos supuestamente socialdemócratas pillados en medio del temporal; pero a quién realmente ha dejado sin discurso, no circunstancialmente sino de modo radical, es a la derecha neo liberal.

Anónimo dijo...

Ahora expertos "gurus", que negaban las burbujas, que estaban alentados por los medios de comunicación juntamente con catedráticos que no han querido plantear las reformas económicas para evitar crisis, incluso renombrados economistas extremistas neoliberales que primero negaron la magnitud de la crisis , ahora serán quienes harán caja editando libros, mientras que los economistas reformistas que solo se movían por el interés de concienciar a la gente de que hay unos limites que se habían sobrepasado, los medios al no ser personas posicionadas de la economía oficial, seguirán en el anonimato.
Por este motivo solo deberían tener reconocimiento los libros y artículos que previa la crisis editados antes de Junio del 2.007

Anónimo dijo...

Visionarios. Esos que en medio de la oscuridad van delante de todos, son los mas expuestos, corren más riesgos, pero al final "ni agradecidos ni pagados". Sufren las críticas de los bien-instalados, que siempre son imitadas por los miembros del rebaño, los individuos más empáticos del sistema, aquellos que prefieren ser uno más a destacar por lo que saben y por lo que valen, los que actuan desde el miedo. Un enorme abrazo a todos esos seres especiales que supieron ver mucho antes que sus semejantes esto que se nos viene encima, y no porque sean genios o con una inteligencia superior, sino por que supieron percibir de alguna forma que las cosas no podían durar mucho así (algo obvio ahora mismo, pero no hace unos años). Solo hacía falta sentido comun y no engañarse a sí mismo.
El cambio de paradigma es inevitable. Estamos en un momento de Caos, y lo será aun más, pero no se preocupen, como dijo el intelectual estadounidense del s. XIX Henry Adams "El Caos engendra vida, el orden crea hábitos".
La actual situacion es resultado del individualismo llevado hasta sus ultimas consecuencias.

civisliberum dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
civisliberum dijo...

De continuar con los preceptos de Reagan y Thatcher y el crecimiento de las desigualdades sociales en cualquier momento podria explotar una revolución social. La sovietica tubo lugar en Rusia donde las differencias sociales eran mayores, no en el Reino Unido. El capital así lo entendio y crearon la socialdemocracia que les permitia ganar más dinero al tener más consumidores (los obreros con poder adquisitivo) y vacunar a la sociedad del comunismo, ya que la clase obrera estaba satisfecha. Con estos dos personajes y el aumento de las diferencias sociales y la miseria que conllleva la probabilidad de hundimiento del Sistema es mayor que nunca.

Anónimo dijo...

"Aquella filosofía [la de Margaret Thatcher i Ronald Reagan] rompía con la hegemonía del laborismo desbordado por los sindicatos, pero introducía unas actitudes ultra liberales que nos han conducido a la presente crisis."
j
Lluís Foix.
j
Si el senyor Foix és capaç d'aportar alguna evidència empírica que confirmi la seva hipòtesi haurà resolt una de les grans preguntes que mira de respondre la ciència econòmica: per què de tant en tant la producció deixa de créixer i fins i tot cau?
j
Fins que ha arribat el senyor Foix i la seva aportació innovadora es parlava de coses com les rigideses de preus, la demanda agregada o les fluctuacions tecnològiques. Hi havia (i pels que no han llegit el seu article suposo que continua havent-hi) un debat intens i, per mi, profundament avorrit, sobre aquestes curioses fluctuacions periòdiques de la producció ple de matrius enormes i tècniques economètriques d'última generació. I ara arriba aquest senyor i ens explica que la crisi d'avui és culpa d'un shock ideològic que es va produir fa exactament 30 anys. Home, Lluís, vols dir que tot era tan senzill? Perquè a veure, Foix, això d'adelgazamiento del Estado que diu que explica les desgràcies modernes...sí que és veritat que durant el mandat de la Thatcher el tamany de l'Estat britànic es va reduir (de 43% del PIB a 36%), però el 1990 ella va plegar i els governs que s'han succeït durant els últims 20 anys (sobretot laboristes) han portat la dimensió del govern una altra vegada als nivells previs a l'irrupció de la Dama de Ferro. De fet, el 2008 la proporció de despesa pública sobre el PIB del Regne Unit era del 41%, exactament igual que el 1970 i 6 punts per sobre del nivell de 1960!
j
Una altra cosa, Lluís, és la teva preocupació per les desigualtats que diuen uns economistes de la LSE que assoten el Regne Unit des dels temps de la tieta Margaret. Potser sí i ja saben que a mi m'importa encara menys que els resultats de les eleccions europees, això de la desigualtat de renda, però convé evitar la temptació de cosir tots els problemes del món en un gran drap intel·lectual impossible de fotre a la rentadora. És molt feixuc. I poc higiènic.

Jordi de la Torre
www.jordidelatorre.com