martes, julio 22, 2008

Zapatero y Montilla sobre la lona

Me gustaría poder hacer un esbozo sicológico de Zapatero y Montilla a raíz del cruce de promesas, palabras y conceptos en sus respectivas intervenciones al final del congreso del PSC.

No es la primera vez que el líder del socialismo español y el president de la Generalitat suben a la lona del cuadrilátero y miden su peso y altura sentándose en el taburete del rincón sin haberse puesto ni siquiera los guantes. En la clausura del Congreso llevaban los guantes puestos y empezaron a dar saltos sin intención de golpear.

Zapatero sale victorioso del congreso del socialismo español con propuestas un tanto ilusionistas, baratas, con más táctica que estrategia y con un pensamiento frágil para afrontar los problemas inmediatos de la sociedad española.

Zapatero se siente más cómodo con la radicalidad dialéctica mientras que Montilla se inclina más por ocupar la centralidad política y social. Zapatero debe saber que Montilla ha hecho la síntesis del socialismo catalán incorporando las dos familias o corrientes que siempre convivieron con dificultades en el PSC.

La designación de Isidre Molas como presidente es una decisión inteligente que confirma la integración de un partido que está dispuesto a recibir lecciones de catalán pero no de catalanidad. Molas ha dicho que la libertad identifica a los socialistas. Me gusta oirlo.

Los llamados capitanes socialistas conquistaron el poder peldaño a peldaño, con más derrotas que victorias en la goberrnabilidad de Catalunya. Ahora que están en la cúspide controlando casi hegemónicamente el país, se permiten ser generosos.

Insisto en que lo más interesante de la política española y catalana es cómo serán las relaciones entre Montilla y Zapatero. El PSOE necesita al PSC que preconiza tener voz propia aunque hasta ahora no se ha pasado más allá de la retórica. Pero necesita también a CiU si quiere aprobar algunas de las leyes que no gustan ni un pelo a Duran Lleida que preside el grupo de CiU en el Congreso.

El principal peligro ahora para el partido que lidera Montilla es el propio PSC si no tiene en cuenta que políticamente Catalunya es prácticamente roja pero socialmente hay muchas extensiones azules con las que se debe contar.

Que el tripartito y CiU hayan hecho causa común para defender la financiación y el Estatut es un indicio que tanto Artur Mas como Montilla saben lo que está en juego.

10 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Hace unos días he disfrutado con el grupo de teatro de la UB, representaban La Venganza de Don Mendo, de Muñoz Seca, en los jardines de la Universidad. Creo que Montilla le tendría que haber dicho a Zapatero lo mismo que le dice Magdalena a Don Mendo al hablarle de las deudas...


- ¡Salvado, don Mendo, estás!
Pagas las deudas, te vas,
luchas, vences y al regreso
loca de amor me hallarás
aquí.-

ximo dijo...

En el miting del Palau Sant Jordi del PSC en la campaña de las pasadas generales, Jordi Hereu dijo ante Zapatero i el regocijo de los asistentes: "Aqui esta, aqui se ve, la fuerza del PSC".
Es demasiado arriesgado pensar que las palabras de Hereu de entonces ya querian ser de advertencia o aviso?.
Ya seria hora!!!!.

Brian dijo...

La frase "...llevaban los guantes puestos y empezaron a dar saltos sin intención de golpear", me ha parecido particularmente inspirada. Lo que todo el mundo se pregunta, con mejor o peor intención, es: ¿y ahora qué?; ¿hasta donde llevará Montilla el órdago? Porque más pronto que tarde (la ley de presupuestos está a la vuelta de la esquina) ese ritual del macho dominante deberá concretarse en algo tangible.

Entre ayer y hoy he descargado 10 o 12 artículos de prensa sobre el tema. No cabe aquí comentarlos, pero créanme que es instructivo ver lo que dice cada cual.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Para mi que Montilla Y Zapatero están haciendo teatro, pero lo que no sé es si nos harán reír como en Don Mendo o llorar.

J. A. García Regueiro dijo...

Sr. Foix: No creo que Catalunya se pueda definir como roja. Si se suman los votos de CiU y del PP la diferencia no es tan grande. Sobre todo si consideramos que el programa de ERC está centrado en aspectos de soberanía e independencia, los cuales son contradictorios con la doctrina marxista clásica (el triunfo de la clase obrera a nivel internacional) Como usted opino que la relación Zapatero-Montilla será muy importante. Y me pregunto ¿De obtener la financiación de l'Estatut (¡ojala!), en que se invertirá, para qué, para quién y cómo?

Anónimo dijo...

Lluís, no me puedo imaginar que Montilla le moje la oreja a un Zapatero que le puso en el cargo.

Anónimo dijo...

La verdad, la verdad es que no veo a Zapatero pagando la deuda histórica a Montilla, pero reconozco que ha sido una buena representación teatral la que nos han ofrecido, tenían el guión bien aprendido.


Un saludo,J.Vilá.

ximo dijo...

No es menos cierto que, Zapatero a quien queria poner en el cargo era a Mas?. Si por cargo entendemos President de la Generalitat, que es lo que cuenta, no?

Anónimo dijo...

Bueno, @Ximo, al menos eso es lo que se creyó Mas, que iba a ser él el elegído, pero Zapatero es un maestro en prometer cosas que después no cumple.



Un saludo,J.Vilá.-

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Mas fue un ingenuo al confiar en Zapatero, pasó por encima de todos para hacerse una foto en La Moncloa y le costó cara, muy cara.