lunes, marzo 10, 2008

España se rompía y no se rompió

Cuando España se rompía resulta que el partido y el gobierno que estaban perpetrando tamaña catástrofe han ganado en Catalunya, País Vasco y también Andalucía. El nacionalismo catalán tenía 18 escaños en la última legislatura y ahora se ha quedado con 14. Ha habido un retroceso de los sospechosos de romper España.

En el País Vasco, con un referéndum anunciado para octubre, han sido los socialistas los que han ganado en las tres provincias y el domingo no se apuntaron a la ruptura del Estado. El bipartidismo ha avanzado también en las plazas fuertes de los nacionalismos catalán y vasco.

En Andalucía se ha confirmado la hegemonía socialista y el presidente Chaves revalida también su victoria autonómica, lo que empieza a ser una pesadilla para el Partido Popular y, a mi juicio, también para los andaluces que no contemplan en el horizonte la posibilidad de la alternancia.

Ha crecido el Partido Socialista gracias básicamente al granero de votos en Catalunya, ha crecido el Partido Popular en toda España y ha crecido un escaño Duran Lleida que hará valer su posición, muy útil pero no imprescindible, para contribuir a la gobernabilidad del Estado. El partido de Zapatero, que estaba intentando romper España, es el que mejor garantiza su coherencia territorial.

El Partido Popular tiene que reflexionar sobre la ideoneidad de sus políticas y el perfil de sus líderes si quiere desbancar al socialismo en las próximas elecciones. También ha de estudiar la incidencia negativa que han tenido sus compañeros de viaje ideológicos y mediáticos que a lo largo de los últimos cuatro años han dictado la hoja de ruta de la sede de los populares en la calle Génova. Ruíz Gallardón está en el banquillo, Rodrigo Rato se dedica a sus cosas y Josep Piqué a sus vuelos.

El perdedor más claro de las elecciones ha sido Esquerra Republicana. Las consecuencias han sido inmediatas con la dimisión voluntaria de Joan Puigcercós, avanzando las tensiones fratricidas que se avecinan en el partido independentista. El Congreso de ERC se ha avanzado a junio.

Lo más interesante ahora es cómo va administrar su incuestionable victoria el president Montilla y cómo va a exigir a Zapatero lo que corresponde en justicia a Catalunya. Simplemente, si va a conseguir que se aplique el Estatut y si la financiación va a restablecer los desequilibrios históricos en detrimento de Catalunya.

Se abre una etapa interesante y nueva en España y en Catalunya.

11 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: la política nacional se ha bipolarizado, ya no hay apenas matices, son las dos Españas en el siglo XXI, creo que ese era el segundo objetivo que perseguian ambos partidos.

Anónimo dijo...

///ENRIC///



Lo que se ha roto es la tendencia que engrosaba esa idea de la ruptura de España, ahora ya no hay coartada, es lo que hay.

Brian dijo...

Cataluña se ha convertido, a su pesar, en el eje de confrontación de esas "dos Españas". El PP no ha entendido que nunca podrá gobernar en España contra Cataluña; el PSOE, que necesita de Cataluña para mantenerse en el gobierno, no consigue neutralizar los efectos del anti-catalanismo del PP. El problema no es el bipartidismo -muchos estados funcionan razonablemente bien con él- el problema es que ese bipartidismo sea a costa del enfrentamiento entre comunidades.

Anónimo dijo...

El voto útil se ha demostrado demoledor, un voto que ha dado el triunfo masivamente a un Zapatero que no las tenia todas consigo, ese voto útil ha consolidado curiosamente la idea de las dos españas de nuevo y lo ha consolidado desde las zonas más independentistas del estado, más curioso todavía. Rajoy nunca ha sabido conectar con la posibilidad de ganar las elecciones, no se le veia ilusionado, más bien hastiado, aburrido, con una cierta sensación de aburrimiento.


Un saludo. J.Vilá.

francis black dijo...

Tengo una teoria , la participación en las elecciones de la generalitat fue de un 55 % y ahora en cataluña de más del 70 % y se han decidido aqui , por lo tanto son los votantes que ignoraron las autonomicas las que no permiten que el PP gobierne en España , es decir el voto menos nacionalista es el que al final repercute más contra el partido mas centralista .

¿Se aguanta esta teria ?

Anónimo dijo...

¿Los que votan PP en Catalunya son malos catalanes que atacan a Catalunya o son personas que piensan que son mejores otros caminos que los actuales para beneficiar a Catalunya?.
¿Los que no creen que no es bueno para Catalunya parte del Estatut actual son malos catalanes?
¿Son peores catalanes los que creen más en la libertad de las personas como personas y no como colectivos?.
¿No ha sido constante la estrategia del miedo al PP puesta en marcha por el Psoe, dándole siempre buenos resultados? ¿No se acuerda de la campaña del perro? ¿Que es lo que ha ido diciendo aqui el PSC?
¿Es democrático pactar para separar a alguien para no pactar nada, el famoso pacto de Tinell? ¿Es lo mejor para Catalunya o es dejar catalanes fuera y a su vez buscar una confrontación con uno de los mayores partidos españoles?. ¿Es inteligente y lo mejor el intento de cordón sanitario?. El mismo E. Hobsbawm, historiador de la escuela marxista, tilda en sus libros de contario a los intereses de las personas estas actitudes.
¿Por qué oponerse a ciertas politicas o atribuciones es ir contra los derechos de Catalunya?. Si hay unos derechos establecidos ¿donde están escritos?; si los derechos son a conseguir ¿porque no se piden todos de una vez?.
El nacionalismo da sentimiento grupal, de poder y a eso juegan estos partidos y también el PSC pero la realidad es que Catalunya pierde peso constantemente desde hace años. Históricamente los periodos con menos enfrentamientos y más entendimiento es cuando ha ido mejor a Catalunya. Hay personas que no comparten el permanente "no nos comprenden".
Por último, respecto a las famosas balanzas fiscales: De los diversos sistemas de cálculo que hay ¿aceptarán aquel que no les beneficie?, y, sobre todo, ¿cual es el porcentaje de solidaridad aceptable?, porque una vez aceptado este sería deseable que se llevara también a nivel de provincias y comarcas, e, sobre todo, de personas: ¿si el nivel, por ejemplo, es del 10%, yo tengo que contribuir (los impuestos que pago menos los servicios que recibo) más que esto ? ¿es que la solidaridad debe ser diferente según se hable de territorios o personas?

boigdelamuntanya dijo...

Disculpen mi intromisión, pero no he podido irme a dormir sin soltar la mia.
El pacto del Tinell no fué el primero hecho para excluir a alguien, si no recuerdo mal, antes fué el pacto antiterrorista, creo recordar, propuesto por el PP, que solo queria contar, y solo contó con el PSOE, el resto no eran suficientemente "democraticos" para opinar de terrorismo, y consecuentemente había que ignorarlos (ya que no se les podia ilegalizar.)
En cuanto al tema de la solidaridad, se tiende a pensar que un pobre de catalunya és igual de pobre que uno de otra zona de españa. Y no és así, a menudo, el catalán és más pobre, pues si quiere comprarse una barra de pan para engañar las telarañas de su estómago, verá que esa misma barra le cuesta el doble que en otro rincón de españa, por lo tanto acabará comiendo la mitad de pan.

Salut.
Lluís Galí

Anónimo dijo...

No porque uno haga algo mal el otro tiene que hacerlo. Dicho esto que ya sería suficiente, añado el Pacto Antiterrorista no está en la misma situación que el pacto del Tinell. En el Pacto Antiterrorista no excluyó a nadie; podían adherirse a él cualquier fuerza que quisiera; de hecho se invitó a todos a firmarlo; cosa diferente es que hubiera partidos, en su legítimo derecho, que no quisieron firmarlo pues discrepaban de él. Eso ocurre en muchos acuerdos que se hacen: unos se adhieren, otros no. Por el contrario el Pacto del Tinell determinaba en unos puntos la exclusión de cualquier pacto con el PP: por cualquier motivo y por cualquier situación.

¿Sabe usted por que la suma de los impuestos pagados por las personas es superior en Catalunya que en otras partes de España (no en todas) cuando todos tenemos un mismo nivel impositivo?. ¿Que pasaría si los tipos impositivos de las rentas más altas se bajasen de forma sustancial?. El conjunto recaudadado en Catalunya es más alto porque hay más personas en los tramos altos de renta.
Sería bueno llevar este racionamiento del coste de la vida a todos los niveles. Sería consecuente que, por decir, una persona de un pueblo del interior de Catalunya cobrara, por ejemplo. menos pensión que un jubilado de Barcelona, porque de lo que no hay duda de que el coste de la vida de uno y otro, de los gastos necesarios entre uno y otro, son clarisimamente diferentes.

Pero en cualquier caso de la barra de pan, no estaría sola Catalunya; pasaría lo mismo con Madrid, Comunidad Valenciana, etc. En definitiva ... hay que transferir menos allí donde hay más pobreza.


Si se mira históricamente desde hace treinta años hacia aquí Catalunya nunca ha tenido ni tanta capacidad de autogobierno ni tantos recursos disponibles, en cambio cada vez tiene menos peso en el PIB, cada vez hay menos multinacionales asentadas aquí, cada vez se pierde la concentración de sectores que antes había: industria alimentaria, farmaceutica, editorial, publicitaria, etc. ¿No sería hora de pensar de que la culpa en vez de ser de fuera puede ser en gran parte nuestra?. ¿No puede ser que el nacionalismo (o actuaciones similares) sea nuestra lacra por muy encantado que ciertos segmentos estén?.

Crasius Lupus dijo...

Cierto, las cosas se han bipolarizado y el bipartidismo se amplía. Pero, ojo, lo uno y lo otro es obra del electorado, no de la metafísica. Es decir, en primera instancia, son los electores quienes creamos el surgimiento del bipartidismo. Los minoritarios deberían partir de ahí. Saludos alborozados por el resultado.

Anónimo dijo...

A los electores nos manipulan como quieren, hoy nos llevan para un lado y mañana para otro.



E.Dalmau.

boigdelamuntanya dijo...

El pacto Antiterrorista, fué un pacto dirigido única y exclusivamente del PP al PSOE, de hecho el resto de formaciones políticas reclamaron su inclusión en el mismo, y fueron ignorados. A día de hoy, hace pocos dias en un debate en el programa 59 segundos, el dirigente del PP, creo que era el sr. González Pons, le volvió a proponer el pacto al dirigente del PSOE, el resto de fuerzas, le interpelaron para que los incluyese a todos, y él insistió en dirigirse solo al PSOE.

En cuanto al tema de repartir la renta, és complicado y devo reconocer que mis conocimientos son solo a nivel de usuario, pero veo cosas que no puedo entender. Un anciano, con una pensión de 400 euros, en algunos puntos de Andalucia (por poner un ejemplo) donde la vida es más barata, posiblemente pase apuros pero consiga acabar el més. En canvio, en Catalunya (o Madrid, o Valencia) ni con apuros, ni con milagros. Ya no se pide que ese anciano que llega justo gane menos, para que el otro pueda ganar más. Pero con un reparto más justo de lo que aportan las comunidades al conjunto, estas pueden atender mejor a las singularidades de cada sitio. "Piensa en global, actua en local".
Otra cosa que nos hace ser malpensados a algunos, és el encaparramiento ancestral del gobierno central (mande quien mande) en no hacer públicas las balanzas fiscales. No creo que sea tanto el metódo, tomen uno, y expliquen como lo han hecho, y ya discutiran si eso le toca pagar a este o aquel, pero ya tendremos sobre qué discutir.

un saludo.
Lluís Galí.