miércoles, enero 02, 2008

La paz o la tranquilidad del orden justo

Empieza un año con un futuro incierto, misterioso, impredecible. Como todos los años de todos los tiempos y en todas partes. No ocurrirá lo que está previsto. El guión siempre se inventa.

Tendremos nuevo presidente o presidenta en Estados Unidos. Un país como Eslovenia va a presidir la Unión Europa en los primeros seis meses del año. Luego el timón caerá en manos del activista Sarkozy.

Habrá elecciones en España. Zapatero está confiado pero las encuestas publicadas hoy indican que puede ir por muy poco. Incluso puede perder el poder. De aquí al 9 de marzo ocurrirán tantas cosas que el millón de votos que baculan de un punto a otro del espectro político puede deparar alguna sorpresa.

Las guerras seguirán con la misma saña y con la misma irracionalidad. En Iraq se perpetrarán mucho asesinatos absurdos a pesar de la presencia de más de 150.000 soldados americanos. Irán investigará su bomba atómica. Pakistán será un polvorín. Sólo hay que esperar en que no explote, con bomba atómica en sus arsenales.

África no se familiariza con la democracia. Los sucesos de Kenia, el país más estable y relativamente más próspero del Continente, advierten de más luchas tribales, étnicas y religiosas. En África del Sur se elige a un presidente acusado de corrupción. Argelia y Marruecos viven con la amenaza latente del terrorismo de cuño islámico.

El caudillo Chávez va a seguir haciendo de la suyas intentando expandir el bolivarismo en todo el continente. Castro está luchando contra la fecha de caducidad de su persona y su régimen. Colombia y México, a pesar de todo, son los países más estables de Latinoamérica.

China seguirá creciendo y nos mostrará su cara cosmética en los Juegos Olìmpicos. India también crecerá. Enproducto interior bruto y en población. Rusia cambiará de presidente pero Vladimir Putin tendrá todo el poder en sus manos. El comunismo, paradójicamente, ha producido un presidente de Rusia que se cuenta entre los más ricos de Europa y del mundo.

Se dictarán más leyes para proteger a los niños pero el aborto será practicado en masa. Triste y aberrante paradoja.

Fumaremos menos y correremos menos en carreteras. Pero la siniestraliedad en las carreteras seguirá siendo impresentable. No se construirán coches con límites de velocidad.

Que pasen buen año. Me gustaría que hubiera más libertad, más justicia y más reparto de la riqueza. Alguien me ha comentado estos días que la paz es la tranquilidad del orden. Un orden justo, claro está.

4 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: A la vista del panorama que Vd nos explica sólo le pido al 2.008 aquello de "Virgencita que me quede como estoy"...

Balanza dijo...

"El mundo no es humano por el simple hecho de estar hecho por humanos,y no se vuelve más humano por el simple hecho de que la voz humana resuene en él,sino sólo cuando se ha convertido en objeto del discurso(...) Sólo humanizamos lo que está sucediendo en el mundo y en nosotros cuando hablamos de ello,y es al hablar que aprendemos a ser humanos".

(Hannah Arendt)

Anónimo dijo...

Lluís, la que nos espera...

Africa dijo...

Sr Foix:Bufff..feliz año nuevo(si no es molestia)De acuerdo en que el panorama está crudo pero, a pesar de todo, la tierra seguirá con su ciclo.Ahora está adormecida pero en cuatro días rebrotará todo(incluso las mimosas)y se nos ensanchará un poquito el alma.Será entonces cuando nos vuelva a contar sus paseos por la Vall del Corb y cómo la naturaleza nos brindará el sosiego que anhelamos.Un saludo