martes, noviembre 06, 2007

La democracia mediática y el espectáculo

Me permito insistir sobre el tema. Es muy positivo que el presidente Sarkozy haya rescatado a unos periodistas franceses y a unas azafatas españolas que estaban retenidos en Chad por un presunto delito de trasiego ilegal de niños. Si ha sido Sarkozy el que se haya detenido en Barajas para entregar a las azafatas españolas con el presidente Zapatero esperando al pie de la escalerilla, es irrelevante.

Lo que me interesa resaltar es que todo este espectacular rescate forma parte de un estilo de hacer política en el que la imagen cuenta mucho más que el fondo, es la metáfora más exacta de la democracia de opinión y de la política espectáculo.

Cuando el caso saltó por primera vez a los medios de comunicación, fue el propio Sarkozy quien se apresuró a condenar las adopciones ilegales de niños africanos. Luego aparecieronlos periodistas franceses , ¿no sabían los queridos colegas adónde iban? y las azafatas que se limitaron a cubrir un trayecto como tantos otros.

Se montó la operación rescate de personas que supuestamente no tenían nada que ver con lo que las autoridades chadianas consideran delito. Las de Chad y las de cualquier país. No se puede disponer de niños sin la autorización expresa de sus padres y vulnerando las leyes que deben velar por la dignidad y el respeto que merecen los menores.

Pero con África se atreve todo el mundo y muy especialmente las metrópolois europeas que en los dos últimos siglos arrebataron de sus colonias los recursos minerales, los bosques, lla explotación de sus habitantes y ahora se permiten transportar a más de cien niños de forma irregular.

Lo que cuenta es el viaje relámpago, intrépido, de Sarkozy que, de pasada, aprovechó para improvisar una breve rueda de prensa en la que su colega, el presidente Zapatero, no salía precisamente muy airoso al ponerse de relieve que la diplomacia española no consiguió ni siquiera entrevistarse con las máximas autoridades de Chad.

La operación mediática la protagonizó hace unos meses la entonces señora Sarkozy, Cécile, que en un viaje también relámpago consiguió liberar a unas enfermeras búlgaras retenidas en Libia por el régimen de Gaddafi. Un gran espectáculo para consumo de la opinión pública francesa y mundial.

La política es una profesión demasiado importante y noble, para dejarla en manos de actores que desempeñan un buen papel ante las cámaras sabiendo que los votantes reaccionan por lo que ven en televisión. Lo que cuenta es aparentar que se resuelven los problemas con una buena imagen. Fatal.

Publicado en La Vanguardia el 6 de noviembre de 2007

4 comentarios:

francis black dijo...

Off topic

Foix hablenos algun dia de Xammar , ahora se han reeditado sus memorias .

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Más de 12.000 guionistas de Estados Unidos se han puesto en huelga, son los encargados de montar historias, crear series, conectar con el público, saber por dónde van los tiros de la audiencia, oler el ambiente y poner en boca de insulsos presentadores, frases y comentarios chistosos y con capacidad de asombrar al más imperterrito de los espectadores adocenados de la televisión.
Muchos de estos guionistas colaboran creando frases y contestaciones a los políticos, acuñando esloganes redondos y ayudando a que unos políticos que viven en su burbuja de poder conecten con una población de la que no conocen nada. Sarkozy ha comenzado con una serie de actos teatrales muy elaborados mediaticamente y que se me antojan precursores de un culto a la personalidad preocupante.

J.Vilá dijo...

Sarkozy tiene un complejo de Napoleón que no se tiene en pie.

civisliberum dijo...

Pues cada dia que pasa el viaje al Chad se le vuelbe más en contra. Se ha traido a los que en principio se iban a liberar y dado el desprecio que ha hecho al Chad, es posible que el piloto y resto de tripulación sean condenado.
Actuaciones de este tipo, no son más que engaños, además la ONG que intento secuestrar a los niños, fué creada por su ministro de exteriores.