martes, septiembre 18, 2007

Los partidos no perdonan las derrotas

A perro flaco todo son pulgas. Aquel que cae en desgracia, que pierde el poder, por ejemplo, parece como si todos los males le vinieran encima.

"Keep your friends close but your enemies closer", dice Michael Corleone en la novela El Padrino de Mario Puzzo. Adenauer, el canciller renano, lo decía de otra manera: hay enemigos, enemigos mortales y compañeros de partidos.

El ajuste de cuentas de los socialistas franceses es un espectáculo de odios insuperables. Lionel Jospin fue humillado en las penúltimas elecciones francesas al ser desplazado por que el ultraderechista Le Pen en la segunda vuelta. La izquierda en bloque votó a Chirac.

Llegaron las siguientes elecciones para disputar la presidencia a Nicolas Sarkozy y los socialistas eligieron a Ségolène Royal. Perdió. Las iras de la vieja guardia han sido crueles. Jospin afirma en un libro que se publica hoy que Royal "ha convertido la acción política en el arte de comunicar, cuando no de manipular, en detrimento de las ideas".

Siguen los golpes de hacha: "buena parte de la campaña electoral que hizo terminó reposando en una auténtica perversión demagógica de la acción política".

Segolène Royal responde desde Quebec que "si yo fuera Juana de Arco, ya hubiese sido quemado viva".

No sé lo que ocurrirá en la larvada crisis en Convergència i Unió. Pero si no se llega pronto a un pacto Artur Mas y Duran Lleida, podemos asistir a un cruce de acusaciones de grueso calibre. Los electores no premian a los partidos divididos en las urnas.

7 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Ya sabe Vd que lo que más desgasta es no tener el poder. Siempre viene bien tener a alguien a quien culpar de las derrotas y salvarse de la quema, saber hacerlo es un arte, la forma más rápida de conocer a una persona es darle algún tipo de poder.
Curiosamente después de una derrota, de cualquier derrota, todo el mundo sabe como se podría haber evitado y carga contra el responsable de la misma con la misma alegria con la que antes le apoyaba.

///ENRIC/// dijo...

Cuando se acabó el poder para Convergencia y Unión se acabó el amor.

Silveri Garrell dijo...

Por mi parte empiezo a ser partidario de que la pareja CiU se divorcien. Estamos en un momento en que todos los partidos catalanes son de una manga ancha en cosa de pecho y muslo que da pena, y en casi nada se distinguen unos de otros excepto en si sus candidatos llevan bigote o llevan calva. Por lo menos Uniò Democrática es un poco de Misa, que es lo mismo decir amigo de lo divino, que es como estar algo protegido de los dioses de arriba, no como estos otros partidos que solo buscan la protección de los "dioses" de abajo. Amigo Durán, eres la reserva espiritual de Europa, ya te lo he dicho muchas veces, créeme....

Anónimo dijo...

Dos gallos en un mismo gallinero, la cosa pinta mal.


J.Vilá.

francis black dijo...

Unio tendria que contar sus votantes , igual se quedan fuera del parlament .

iberianet dijo...

Ola

visita

www.iberianet.es

MiguelNR dijo...

Antes un pequeño comentario, si se fija... "No lo dice un intelectual de izquierdas francés, un laborista contrario a la guerra o un progre ibérico. Lo comenta el hombre más respetado de las finanzas de Estados Unidos,"... es de su anterior Post, pensemos en como es nuestra estructura mental, si lo dice un "hombre respetado de las finanzas", es cierto, si lo dice un progre de mierda, es falso... aunque lo que digan sea lo mismo.

Si lo hubiera dicho Gaspar Llamazares seria demagogia progre.... corcho, ahora que lo pienso, ¡sucedio de verdad!.

Al tema:

La fragmentación de la derecha catalana no sería una buena noticia.