miércoles, mayo 30, 2007

Sin rumbo en la política exterior de Zapatero

Se atribuye a Lord Palmerston, dos veces primer ministro británico, la célebre sentencia de que ninguna nación tiene amigos o enemigos permanentes y que lo único que permanece son los intereses. Palmerston, al igual que Churchill, se arrastró por las cumbres del poder saltando de un partido a otro a lo largo de sus muchos años de vida pública.

Me ha sorprendido que la política exterior española no haya sido apenas mencionada en la última campaña electoral. No tocaba, es cierto. Pero tampoco tenía que ser tema de debate, en unas elecciones autonómicas y municipales, la lucha contra el terrorismo o la estructura territorial del Estado.

No sé cuál es la política exterior del gobierno Zapatero. Tampoco acierto a entender qué intereses defiende el ministro Moratinos. Hemos pasado de la ridícula pretensión de Aznar de situar a España entre los grandes de este mundo, con los pies encima de la mesa en el despacho de Bush, foto de las Azores y mentiras sobre la guerra de Iraq, a una política marginal que nos ha alejado de nuestros aliados democráticos occidentales.

Zapatero participó en la campaña a favor del perdedor en las elecciones alemanas de 2005. Hace unas semanas se puso al lado de Ségolène Royal en un mítin de final de campaña en Toulouse. Mañana viene Sarkozy a Madrid, no para debatir sobre Europa sino para explicarle qué ideas piensa poner en marcha. Con Tony Blair no me consta que haya habido una relación fluida.

Me avergoncé el otro día cuando Javier Solana recibía el premio Carlomagno en Aquisgrán y no hubiera presencia del gobierno Zapatero. ¿No podía acudir Moratinos? Estaban el Rey y la Reina, Felipe González y otros grandes que han sido y son en Europa. La mediocridad genera mediocridad y envidia. Solana es el español más influyente en el mundo. Pero los suyos no le quieren y le temen. Qué pena.

En Venezuela está cayendo la noche informativa. Se cierran canales históricos de televisión y se controla a la prensa. No he visto ni un triste comunicado del gobierno. Mañana llega Condoleezza Rice a Madrid y ha advertido que la delegación española que visitó Cuba no se molestó en acercarse a los varios centenares de presos políticos encarcelados por Castro.

Zapatero ha cursado visitas a Marruecos, Senegal, Argelia y China. Pero será el primer presidente de la democracia que no haya pisado Washington. No tenemos amigos ni enemigos pero pienso que tampoco estamos defendiendo nuestros intereses en un mundo globalizado.

Es una política exterior ideológica. Lamentable.

11 comentarios:

Javier dijo...

No me preocupa tanto en hecho de que ahora nuestro peso político a nivel mundial sea bajísimo (que me preocupa, vaya), como el hecho de que en el Partido del Gobierno, que tuvo a Felipe González, que hizo una gran política exterior, nadie dice nada, o si no, tratan de explicarnos que no, que en realidad tenemos más prestigio que nunca.

Es la situación acrítica de la Izquierda ante esta situación, lo que es verdaderamente preocupante.

Un saludo.

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Lord Palmerston dejo dicho también que "Inglaterra no tiene amigos permanentes, ni enemigos permanentes. Inglaterra tiene intereses permanentes", el presidente Zapatero está más preocupado en mantener el lirismo de ciertas amistades que en defender intereses ciertos. Sr.Foix, para mantener los amigos y los intereses y contradecir a Lord Palmerston hay que escribir cartas como la de hoy de Pascual Maragall en La Vanguardia.

francis black dijo...

el problema que yo veo es que el concepto España no existe ni en politica exterior ni interior , existe el concepto " mi partido que gobierna España " o " mi partido que esta en la oposición en España " Los intereses de Estado han sido aniquilados .

SithWolf dijo...

caray, cuantas cosas por decir:

Primero, si no se ha hablado en esta campaña de la política exterior es porque no arrastra votos ni exacerba al personal, y la política antiterrorista si.

Sobre la política internacional, no creo que estemos haciendo un mal trabajo. Es normal que Zapatero apoye a los grupos políticos europeos afines a sus ideales, aunque luego pierdan, a eso se le llama coherencia, que es lo que el PP no tiene (entre otras cosas). Que Zapatero no vaya a ir a Washington es más culpa del antigua inquilino de La Moncloa que del presidente, y sinceramente, no me da ningún apuro no ir donde se que no me van a hacer ningún caso (el mismo que le hicieron a Aznar).

Sobre Solana, ya hablamos del tema en una pasada entrada, en la que me refería a grandes valores políticos desdeñados y apartados... es un mal endémico.

Off Topic: señor Foix, me gustaría que, si algún día no se le ocurre de que hablar, comentara y desgranara porque todas las comunidades autonómicas que envuelven el pais basco votan mayoritariamente al PP, siendo toda esta zona el verdadero feudo del partido, más allá de Valencia y Mallorca (y por supuesto Madrid).

Creo que sería interesante pensar en el tema y en el hecho de los extremos, la presión y el gradiente de concentración, términos físicos aplicables, según mi opinión, a este fenómeno.

Isarn

Anónimo dijo...

Zapatero tiene los días contados de esta legislatura, comparto la opinión de que es un improvisador y que sus improvisaciones cuando no se cumplen le traeran problemas, ya los tiene, incluso entre los suyos que empiezan a manejar los hilos para sustituirle.


J.Vilá.

Ivan dijo...

Más que una "política exterior ideológica", yo hubiera escrito "utópica" o "ilusa".

Me parece muy bien que la ideología marque el rumbo, pero el patrón debe saber sortear los arrecifes.

Porque, además, la ideología se quedó en casa cuando en La Habana se habló con Castro y no con la oposición.

Saludos.

francis black dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
francis black dijo...

off topic

ERC no entra en el ayuntamiento de BCN , Que pasa , gobierno en minoria ? no entiendo nada , si alguien me lo puede explicar

Anónimo dijo...

///ENRIC///



España no tiene ni amigos ni enemigos, por no tener no tiene ni intereses, pretender como hizo Aznar ser igual que Inglaterra y tener sus mismos intereses en Iraq,tiene sus problemas.
Si después de lo manifestado por Portabella acaba formando gobierno con Hereu, se verá que su plante ha sido solo momentaneo e interesado y que su palabra vale poco.

Anónimo dijo...

Señor Foix,Zapatero está sin rumbo en la política exterior, pero es que en la interior va más perdido que otra cosa.
Bartolomé, la carta de Maragall no tiene desperdicio, hacen falta más cartas como la suya.



Roger Mateu/girona.

Jesús Cardona dijo...

Improvisación, sí señor, lo dijo el lúcido aunque anónimo autor del comentario.

A parte de montar primarias, no sé de qué le sirvió al PSOE estar ocho años en el banco opositor. para Economía encontraron solícito a Solbes que quizás ya le apetecía volver a casa. Pero la política exterior, una de las piedras filosofales de cualquier proyecto para gobernar, es como ha sido retratada por el señor Foix.

Por cierto, no encuentro nada malo en querer situar España entre los grandes del mundo.

Si ZP no va a Washington, quizás no es porque no quiera, a lo mejor no están deseosos en recibirlo, lo cual creo que es mucho peor.