lunes, mayo 21, 2007

Algo más que la gripe española

La enfermedad se refiere a personas. También se aplica a imperios, estados y naciones desde que el zar Nicolás I, a mitad del siglo antepasado, supuestamente se refirió al Imperio Otomano como el “hombre enfermo de Europa”.


El término ha perdurado y prácticamente todos los países europeos han estado enfermos en algún momento en los últimos cien años.


Ha habido enfermedades pasajeras, superadas felizmente, y otras que han pasado por una lenta agonía hasta desembocar en la muerte de imperios, estados y naciones. Empezando por la Rusia zarista que se rompió bruscamente con la Revolución de Octubre, con la del Imperio de Austria Hungría, el Imperio Alemán y el Imperio Otomano que se desintegraron con la Gran Guerra de 1914.


Las enfermedades crónicas han destruido la Yugoslavia de Tito, la propia Unión Soviética y Checoslovaquia, que se partió amigablemente entre Chequia y Eslovaquia. La enfermedad de la Alemania de Hitler era tan cruel que resultó en la destrucción de un régimen perverso, la división del país que tuvo que ser observado durante más de medio siglo.


No se ha inventado la vacuna para neutralizar la epidemia que ha afectado a todos los estados europeos, ha cambiado sus fronteras, ha descabalgado regímenes y ha creado situaciones nuevas después de muchos sufrimientos.


Hace cinco años el enfermo era Alemania que no salía de su estancamiento económico. Luego fue Italia la enferma y hasta bien poco la que yacía en el lecho del dolor era Francia. Unas simples elecciones parece que la han curado. El relevo lo ha cogido Portugal que hay quien califica como el enfermo oficial de este año 2007.


La enfermedad es declarada sin detectar los síntomas previos. Puede ocurrir que todas la señales vitales sean correctas, optimistas incluso, pero de repente aparece el mal. Los países bálticos pueden entrar en el quirófano si las presiones de Vladimir Putin para controlar las tres repúblicas europeas que se desgajaron de la Unión Soviética adquieren más virulencia. Polonia también está en un estado de observación preocupante.


No hay motivos aparentes para pensar que España está enferma. La economía está que se sale, las gentes viajan, los jóvenes, en expresión de Anna Cabré, han pasado de la discoteca a la hipoteca. El país vive felizmente endeudado y no atiende las advertencias del Fondo Monetario Internacional ni a la posibilidad de que los tipos de interés suban dos puntos más y provocar un pánico colectivo.


Pero no me refiero a la situación económica que siempre se puede superar, ya sea con estrecharse el cinturón o bien aceptando un estilo de vida más austero y más realista.


Me preocupa la enfermedad política que, si las predicciones se confirman, llevará a un muy bajo nivel de participación en las elecciones del próximo domingo. Pero la abstención en las urnas no sería lo más inquietante.


Lo que es una señal de alarma es la visión contrapuesta de las dos Españas que vuelven a asomar sin complejos en estos tiempos en los que en cuestiones de fondo difieren muy sustancialmente, como ha señalado Santos Juliá en su libro Historias de las dos Españas.


Que la lucha contra el terrorismo sea el tema principal de unas elecciones municipales y autonómicas es un síntoma preocupante. También lo es que en la organización territorial del Estado no haya acuerdos entre los dos partidos con mayor representación parlamentaria.


Es preocupante que no haya respeto por el adversario político, que se demonice a quienes sostienen lo contrario en materias opinables. que Batasuna de lecciones de democracia, que se haya producido un desapego entre Catalunya y el resto de España y al revés. Todos estos síntomas pueden desembocar en una enfermedad grave.

Algo más que la gripe española, "the spanish flu", que ha pasado al vocabulario internacional.

9 comentarios:

francis black dijo...

Despues de pensarlo unos dias dudo entre el voto en blanco o pasar el el fin de semana fuera , algun argumento solido para el voto en blanco ? Gracias .

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Paradojas de la vida, cuando todos los partidos políticos hablan y no paran de sostenibilidad y crecimiento sostenible, resulta que los únicos que no crecen y no son sostenibles ya, son los partidos políticos.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


@Francis Black, el único argumento para el voto en blanco que se me ocurre es que seas del Real Madrid, yo iré a votar como siempre, de mala gana, pero votaré, cabreado, pero votaré.
Los partido políticos se lo tendrian que hacer mirar, no solo no crecen sino que pierden credibilidad a marchas forzadas.

francis black dijo...

@enric

Golpe bajo , me voy de fin de semana entonces .

SithWolf dijo...

"Pero no me refiero a la situación económica que siempre se puede superar, ya sea con estrecharse el cinturón o bien aceptando un estilo de vida más austero y más realista."

Señor Foix me encanta que viva en su propia realidad paralela, pero no me la restriegue por la cara. Si mi estilo de vida pasa a ser más austero, pareceré Charles Chaplin en "La Fiebre del Oro"...

Isarn

Anónimo dijo...

El cinturón mio ya no se puede apretar más, necesito que los políticos me den más soluciones y menos frases bonitas, si tengo que ir a votar sin saber para qué voto no me saldrá a cuenta ni levantarme ese día, no me extraña que no crezcan y que haya tanta abstención.



J.Vilá.

Anónimo dijo...

@ Enric:
Votar en blanco también es votar.
No lo confundas con no ir a votar o con el voto nulo.
Si votas en blanco tu voto da a entender a los políticos (si tienen la capacidad de entenderlo) que no estás de acuerdo con ninguno de ellos.
Ojalá las urnas contuvieran a la hora del recuento el 100% de votos en blanco. Quizás hubiera una recapacitación general por parte de todos los Partidos.
J.J.

Africa dijo...

Sr Foix:Entiendo el desánimo de mis compañeros.Nos están tratando poco menos que de imbéciles con propuestas y promesas que no cumplirán.No obstante,hay una pequeña diferencia entre Barcelona y los pueblos y pequeñas ciudades de nuestro país.Aquí los políticos nos son mucho más próximos y asequibles; Nos conocemos y podemos hablar y discutir de cómo lo están haciendo o de lo que nos proponen, es otra historia.Lo penoso es que tengamos que soportar la campaña de Bcn que, francamente, nos resbala.
De todas formas, me gustaría poder votar listas abiertas.Un saludo

francis black dijo...

off topic

Les invito a todos a mi blog , donde toco de el tema de las elecciones . Se llega clicando en mi nombre