domingo, abril 22, 2007

Todos tienen que pedir perdón en Euskadi

Cuando alguien se disculpa, pide perdón, se arrepiente, hay que escucharle con atención. Puede ser sincero. Hoy ha ocurrido en Bilbao. El lehendakari Ibarretxe presidió un acto institucional en Bilbao en homenaje a las víctimas del terrorismo.

Pidió perdón a las víctimas del terrorismo y reconoció que esta disculpa llega tarde. La sociedad no ha estado la altura de las circunstancias por no haber sabido transmitir colectivamente el apoyo a las miles de personas que han surfrido la agresión de la violencia política.

Ibarretxe denunció que la violencia de ETA constituye "una fragrante traición a los valores más nobles de este pueblo y a los valores de la democracia". Ha habido demasiados silencios. Los de quienes han estado y están al lado de los que matan, se dan por supuestos. Ha habido silencios clamorosos de las instituciones vascas, de personas que tenían el deber moral de denunciar la violencia política, de los nacionalistas del PNV que callaron o que condenaron con la boca pequeña.

Estuvieron presentes víctimas del terrorismo de todas partes de España. De Galicia, Andalucía, Extremadura, País Vasco y Catalunya. Otras enviaron mensajes de adhesión al acto.

El Partido Popular del País Vasco y la izquierda abertzale no estaban. Tampoco había representación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo y Covite.

Ibarretxe quiso "solemnizar el reconocimiento de una deuda que queremos saldar de todo corazón", aunque "difícilmente servirá para restañar en su totalidad una heridas que tienen años de antigüedad".

Muchos españoles de todas las procedencias, de ideologías dispares, personalides importantes o policías anónimos, fueron sacrificados en nombre de una ideología nacionalista extrema. Casi mil personas han encontrado la muerte en estos cuarenta años de "lucha armada".

El dolor sufrido por tantos familiares de víctimas del terrorismo no se salda con una declaración institucional. Pero me parece un error el no acudir a este reconocimiento del error cometido desde la sociedad vasca.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo y el Partido Popular que la ha utilizado en estos últimos años no han acudido. Entienden que era un acto para justificar un acuerdo definitivo de paz inspirado por el gobierno Zapatero.

Están en su derecho. Pero su actitud pone de relieve que lo importante no es acabar con esta lacra de la sociedad vasca y de la sociedad española sino en seguir utilizando el dolor y el desconsuelo de las víctimas para hacer campaña electoral.

La paz, si se consigue, no será consecuencia de la política de Zapatero, de la oposición de Rajoy, del gobierno vasco o de todos los intermediarios que se quiera. La paz y la convivencia llegarán si los terroristas piden perdón, si su brazo político condena la violencia, si se acepta el principio democrático de que con violencia no se puede hacer política.

Si todos los actores exhiben grandeza de ánimo, olvidan, perdonan y miran al futuro con respeto a todos. Paz, piedad, perdón, escribía Manuel Azaña en La Velada de Benicarló cuando la guerra para la causa republicana estaba ya perdida.

Pero que quede muy claro: los primeros en dar este paso son los terroristas y sus representantes políticos. Lo demás vendrá como consecuencia lógica. El acto presidido por Ibarretxe es del todo insuficiente.

9 comentarios:

Africa dijo...

Sr Foix: Bienvenido sea el perdón.Imagino que hay mucho miedo,todavía,para ser valiente y osado.A los muertos de poco les va a servir el gesto, pero quizás sea una alerta para quienes hacen de la muerte su modus vivendi.Que sepan que no tienen tanto apoyo y que el pueblo vasco es noble y quiere vivir en paz. Un saludo

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Siempre me planteo de qué sirve pedir perdón, cuando no se sabe ni se quiere mirar hacia delante...?

SithWolf dijo...

faltaron los que tenían que faltar...

Isarn

ISABEL MIRALLES dijo...

Bartolomec, pedir perdón es reconocer la culpabilidad, bien sea por acto o por omisión. Es un paso más hacia la Paz. Bienvenido sea el gesto del Lendakari.

Me gustaría que el PP, dejara de utilizar a las victimas del terrorismo como arma arrojadiza contra el PSOE, esta forma de actuar no beneficia a nadie. Para terminar con el terrorismo "todos" los partidos políticos deberían trabajar juntos. No entiendo porqué el PP se empeña en decir NO a todo. ¿Es una forma de ganar votos?

Querer la Paz no significa olvidar a las victimas, sino hacer todo lo posible para que no hayan más.

Anónimo dijo...

///ENRIC///



@Isabel Miralles.-Pedir perdón sin tener intención de cambiar no sirve para nada, no admito que nadie me pida perdón por pisarme si en la proxima vez que nos veamos va a volver a hacer lo mismo, si las otras veces que me ha pisado me ha pedido perdón y no ha servido para nada, si ya no tiene cuidado de no pisarme y el perdón es tan sólo una excusa para volver a pisarme.

Anónimo dijo...

Hay que pedir perdón y tener aquello que nos enseñaron llamado propósito de la enmienda, propósito de la enmienda del que veo pocas señales , más bien mucho oportunismo de última hora, mucha gente subiendose al carro y deseando tapar deprisa y corriendo todos los desastres vividos, antes de empezar a pedir perdón podrían resolver el tema de las indemnizaciones pendientes, supongo que será un detalle sin importancia a estas alturas, pero antes que nadie pida perdón, mejor que deje resuelto este detalle.


J.Vilá.

Anónimo dijo...

"El acto presidido por Ibarretxe es del todo insuficiente."
Lluis, completamente de acuerdo contigo.

ISABEL MIRALLES dijo...

ENRIC, tienes razón en lo que dices, pero creo que tiene que existir, en algún momento, un poco de fe; pensar que todo puede mejorar si tratamos de mirar sólo hacia el futuro. En cualquier tipo de negociación (y más con terroristas) siempre hay desconfianza, pero si no se cambia el "chip", nunca cambiará nada.

Creo que conseguir la Paz se merece un esfuerzo por parte de todos. Yo fui amiga de juventud de Carmen Tagle (asesinada por ETA). Aquello fue infame, imperdonable. Lo que yo desearía es que nadie más tuviera que morir como ella: de un tiro en la nuca.

Los partidos políticos deberían plantearse reconducir la justicia Penal (ahora, a todas luces insuficiente). Estoy en contra de la pena de muerte, pero a favor de la condena perpetua y de que endurezcan las penas para los que han cometido delito de sangre ¿Por qué no lo hacen de una vez?. La gran mayoría de los españoles estarían a favor de un cambio de la Ley.

BartolomeC dijo...

@Isabel, dices en tú último post,"pensar que todo puede mejorar si tratamos de mirar sólo hacia el futuro", es a eso a lo que me refería en mi comentario, los que pueden hacerlo han de saber y querer mirar hacía delante.