viernes, noviembre 10, 2006

Sigue la pesadilla de Iraq

El mundo ha despertado de una pesadilla para encontrarse que no era una pesadilla sino una realidad. Se cuenta de Lord Salisbury, que fue primer ministro de Inglaterra, que una vez estaba soñando que pronunciaba un discurso en la Cámara de los Lores y al despertar comprobó que estaba efectivamente hablando en la alta cámara británica.

No se acabará con la guerra de Iraq porque su principal arquitecto, Donald Rumsfeld, haya sido sacrificado por su amigo el presidente Bush. Ni tampoco porque los demócratas controlen el Congreso a partir del 20 de enero. La pesadilla está en el mal causado, en las dificultades para repararlo, en la ausencia de planes para abandonar el país invadido.

La principal tarea de Estados Unidos es restablecer su credibilidad moral y política ante el mundo. Que sean los republicanos o los demócratas es irrelevante.

El prestigio de la hegemonía americana nos afecta a todos. Europa, con la excepción de Tony Blair y José María Aznar, no fue partidaria de la desgraciada guerra. Pero da igual. Europa puede ser víctima del terrorismo internacional a pesar de no compartir la guerra preventiva y la filosofía de la guerra contra el terrorismo.

Europa es el espacio físico más cercano a Oriente. Desde la batalla de Salamina, como recuerda Kapuscinski en su último libro sobre Herodoto, los choques entre Oriente y Occidente han sido endémicos. Ahora estamos en uno de ellos.

La iniciativa para enfrentarse a Oriente no viene de Europa. Ha sido diseñada por un puñado de neoconsevadores americanos que tenían el noble propósito de exportar la democracia a Oriente y lo que han conseguido es una sacudida democrática en Estados Unidos con un revolcón a los republicanos que se han quedado en minoría en las dos cámaras del Congreso.

No voy a acusar a Estados Unidos de nada. En el siglo XX vinieron a Europa para salvarnos de nuestros propios fantasmas. Como dice el historiador comunista Hobsbawm el gran triunfador del siglo pasado ha sido Estados Unidos. Pero sí que pienso que en un momento tan preocupante como los atentados del 11 de septiembre de 2001 su reacción no fue inteligente.

Invadir Iraq no tenía nada que ver con el terrorismo que ha actuado dramáticamente en varios puntos del planeta. Fue una obsesión para dominar la zona pensando en que la superioridad militar lo podía todo. El poder blando de Estados Unidos fue suplantado por el poder duro.

Los resultados son que hoy la inquietud y la inseguridad en el mundo son mayores que hace cinco años. Iraq está en una guerra civil latente. Irán es más fuerte. Corea del Norte hace experimentos con bombas nucleares, Israel está más inseguro, las monarquías del Golfo son más vulnerables, el petróleo puede bajar pero no será controlado por Washington, Londres, París o Roma.

Hemos despertado de un sueño y nos encontramos con una gran chapuza de la que no podremos salir airosamente. Los problemas causados por Bush no los resuelve una mayoría demócrata en el Congreso. Los cientos de miles de muertos no podrán pedir justicia ni reparación. Ya no están.

La ética no se puede cuartear. Se pueden hacer campañas para defender la vida, que suscribo, pero no se pueden abarrotar los cementerios en nombre de la superioridad moral.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

"el historiador comunista Hobsbawm el gran triunfador del siglo pasado ha sido Estados Unidos"

Quiza pero el gran derrotado de principios del siglo presente empieza a ser el individuo .

Occidente / Oriente , Arabes / Cristianos , Temeroso / Temerosos .

El Miedo nos simplifica en lo esencial y una vez todos nos veamos sin matices y con miedo , para que hablar ? El enemigo seran todos y nadie que sera lo mismo .

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: El 11-S se unieron el hambre del vaquero Bush y las ganas de comer del administrador de empresas Bin laden, fruto de ese empacho trájico ahora nos queda recobrar la sed de justicia y el hambre de la verdad sobre cuanto ha acaecido en Iraq, pero si lo que se pretende es implantar una democrácia "sui generis" en Iraq y devolver el sentido de la justicia a sus ciudadanos convendría no olvidar lo que pensaba Leon Tolstoi sobre el particular, "antes de dar al pueblo sacerdotes, gobernantes, soldados y maestros, sería oportuno saber si el pueblo no se está muriendo de hambre",convendría que por primera vez los invasores de Mesopotamia se preocupasen de las personas, es lo único que les queda.

Anónimo dijo...

Bartolomé,Bush también es administrador de empresas,cursó un año en Harvard, tiene las mismas luces que Ben-Laden...




PERE.-

Africa dijo...

Sr Foix: Los muertos, efectivamente, no podrán pedir justicia.Pero los que quedan, podran olvidar la masacre?No puedo dejar de pensar en todas las criaturas inocentes que estan sufriendo la locura de unos descerebrados.
Cuántos niños mas tendran que morir o sufrir graves traumas, tanto psicológicos como físicos?
Estamos todos locos?
Un saludo

amanda dijo...

Un fiscal aleman quiere presentar cargos contra Rumsfeld y otros altos cargos por su responsabilidad en las torturas de Guantánamo y Abu Graib.
Lo intentó hace un par de años y la cosa no fue adelante. Veremos qué pasa ahora.
http://www.time.com/time/nation/article/0,8599,1557842,00.html

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Espero que, como dice Amanda, a Rumsfeld le llegue su hora con la justicia, Bush podía haberse quedado en su rancho cuidando vacas y Ben-Ladem en una de las miles de empresas de su familia, el mundo habría salido ganando, lo peor es lo que Africa explica de los niños, una desgracia.
Bush y Ben-Ladem tiene algo en común que no acabo de explicarme.

Anónimo dijo...

En efecto, se han juntado el hambre con las ganas de comer, y el resultado es la pesadilla de la que nos habla Foix, una pesadilla que no tiene visos de acabar, más bien todo lo contrario, me parece que tenemos guerra de Iraq para largo, no le veo solución,soy terriblemnte pesimista y me parece terrible lo que comenta Africa.
Me ha dejado pensativo lo que nos pide Enric, no acabo de saber que tienen en común estos dos elementos Bush-Laden y George Bin, seguro que nuestro amigo Bartolomé le encuentra el punto al tema.



Un saludo,J.Vilá.

Anónimo dijo...

Bush y Bin laden se parecen en que les importa poco la muerte ajena, mejor dicho nada.

Anónimo dijo...

Para Norte America la guerra ha sido siempre un negocio, que Europa debe estar agradecida por haberla liberada en dos guerras es comprensible, pero uno debe poner en contexto que lo que hicieron los EEUU fue ayudarse a si mismos, estaban en una depresión económica, y la guerra los sacó de sus propias miserias, ellos crearon a los Taliban para combatir a la Unión Soviética (por proxy) en Afganistán, la violencia es presente en la vida cotidiana de los EEUU, necesitan estar en guerra, en Canadá y en los EEUU en estos momentos el trabajo mejor pagado es alistarse a combatir en Afganistán, mientras sus poblaciones viven con sueldos mínimos, digamos que la violencia y las armas son uno de los valores más consolidados, hoy es un día emocional en toda Norte America, se celebra el "día del soldado desconocido", antes con la Unión Soviética había un equilibrio de fuerzas y los EEUU sabían que tenia a un igual en frente, ahora se creen el único poder y ya no les importa abusar, lo malo es que este puñado de radicales con turbantes van ha derrotar a los EEUU no con un ejercito sino con las ideas, una sociedad sin valores familiares ni morales no puede mantener una guerra donde los frentes están en todas partes y en ninguna parte a la vez, EEUU debería arreglar los innumerables problemas sociales que tienen en casa primero y tratar de crear una sociedad más civilizada y con menos ansia de violencia, Hollywood es un ejemplo y quizás el causante de este ultimo conflicto, hace unos 10 años aparecieron muchos filmes en los que se daba un retrato de los árabes muy negativo, ofensivo y denigrante, no me extraña nada todo lo que ha pasado después, los demócratas tienen un duro trabajo para salirse de Iraq, y los de los turbantes no los van a dejar, si se salen de Iraq, van ha empezar en Sudan o en la Filipinas, han mordido el anzuelo y sera difícil cortar el hilo.

MiguelNR dijo...

Para empezar a defender la superioridad moral de Occidente empecemos por defender el Derecho fundamental que se recogen en las constituciones occidentales, en la Constitución Europea y en la Carta de los Derechos del Hombre: el derecho a la vida.

BartolomeC dijo...

Sr.Foix. El derecho a la vida que defiende Miguel o el derecho a la protección de la infancia que propugna Africa han de ser prioritarios.
Bush y Bin Laden han tenido la oportunidad de educarse en los mejores colegios, sin padecer privaciones, sus estudios iban encaminados a trabajar en unas empresas familiares con cierta proyección de poder, los dos tuvieron ciertos descoloques en su paso por la Jet social y los dos después encontraron en la religiosidad y en la acción social o política un fundamentalismo de vida. Es posible que el futuro de Bush y Bin Laden esté ligado, se complementan a la perfección.

Anónimo dijo...

///ENRIC///



Comparto mucho de lo que dice Bartolomé, creo que la religión ha jugado un papel fundamental en esta guerra, Bush y Ben-ladem son dos niños de papá que lo han tenido todo y juegan a ser redentores del mundo.

Anónimo dijo...

Los dos son dos pijitos jugando a ser poderosos y manipulando a sus pueblos.