lunes, octubre 16, 2006

Prendedle

Recuerdo las segundas elecciones generales que se celebraron en Gran Bretaña en 1974. Harold Wilson había ganado en el mes de febrero por una escasa mayoría que amenazaba la estabilidad del gobierno laborista. Convocó nuevamente a los británicos a las urnas en el mes de octubre de aquel año y ganó con más holgura.

Fue una campaña a vida o muerte entre Ted Heath y Harold Wilson. The Economist escribía un editorial afirmando que todas las elecciones son las más importantes de la historia de un país. Acababa el artículo diciendo que esta vez es verdad, esta vez va en serio.

Siempre es cierto que las elecciones en curso son las más decisivas de la historia de un país. En periodo electoral la clase política se desnuda y aparece ante la opinión pública con todas sus vergüenzas visibles. He tenido el privilegio de cubrir para La Vanguardia innumerables campañas electorales en varios puntos del mundo y en situaciones muy dispares.

La campaña tiene casi siempre un aire apocalíptico, maniqueo, tramposo y zurcido de promesas que no he visto nunca cumplidas ni siquiera en una pequeña proporción. Pero una campaña electoral se lo traga todo, lo permite todo, lo justifica todo porque de lo que se trata es de echar a quien gobierna o abrir el paso a quienes aspiran a gobernar.

Habíamos creído que Catalunya era un oasis porque el país tenía paz política y paz social y, por lo tanto, prosperaba dentro de un orden casi preestablecido. Y ahora nos damos cuenta que vivimos en un país tormentoso, como cualquier otro, sometido al todo vale en periodo electoral.

El DVD que llegó el domingo a cientos de miles de catalanes ha sido diseccionado y criticado por los articulistas de lujo que comentan la campaña. Los “buenos”, los de Convergència, no está claro si los de Unió también, aparecen trajeados, con camisas blancas, limpios y desinteresados por un país que ha sido “okupado” durante tres años por unos personajes que no hicieron caso al pacto nacionalista que salió de las urnas y montaron la conspiración del tripartito que ha traído el caos y la catástrofe a un país que vivía en una balsa de aceite, en la paz perpetua kantiana, satisfecho de sí mismo y mirando al resto de los humanos desde la altura moral de principios superiores.

El gran instigador de todos los males no es Maragall, que ya hace meses que se ha ido, sino un personaje con ansias de poder que se llama Pepe Montilla, andaluz de Iznájar, que llegó a Barcelona a los 17 años y que se ha atrevido a ser candidato a la Generalitat.

No pido una campaña tranquila, educada y civilizada. No ocurre en ninguna parte del mundo. Lo que pido es un poco más de mesura, de madurez democrática, de respeto al adversario. Un poco más de clase de los que seguramente van a ganar porque están convencidos de que sólo ellos tienen capacidad para conducir el país y sólo ellos merecen ser depositarios de la legitimidad que otorgan las urnas.

No voy a defender las bondades del tripartito que ha tenido que autodisolverse un año antes de que expirara la legislatura. Pero no acepto la sutileza que se desprende subliminalmente del video de marras de que el tripartito ha sido escasamente democrático.

No sé por qué, pero ayer se me ocurrió leer el capítulo del Gran Inquisidor que Dostoievski sitúa en la catedral de Sevilla en plena Inquisición en su gran novela “Los Hermanos Karamazov”. Se lo recomiendo. No para que tracen paralelismos sino para que vean de qué es capaz la condición humana en nombre de principios sagrados, de patrias o de ideologías.

Al encontrarse con Cristo que ha aparecido fugazmente por la catedral sevillana, haciendo milagros por doquier, el Gran Inquisidor dice con fuerza: prendedle.

Me viene a la memoria lo que Shakespeare pone en boca del rey Enrique V:

“We few, we happy few, we band of brothers”.

11 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix:“El amor de la patria es una de las principales obligaciones de todos los españoles y, asimismo, el ser justos y benéficos”, la Constitución de 1812, en su artículo 6º así lo establecía, tambien decía en su artículo 27º: "Las cortes son la reunión de los diputados que representan a la Nación, nombrados por los ciudadanos en la forma que se dirá.”
Ha llovido mucho desde aquella constitución, aprobada y jurada el 10 de marzo de 1812 por los diputados reunidos en Cádiz, la famosa Pepa, promulgada el día de san José. Aquellas primeras elecciones de finales de 1813, lo fueron por sufragio universal restringido e indirecto ( limitaciones de edad y sin voto femenino ), hubo pocos votantes por circunstancias que todos conocemos. Han cambiado mucho las cosas desde la Pepa de Cádiz, nuestra sociedad tiene hoy menos caciques(algunos opinan lo contrario), las mujeres votan, la limitación de edad es de 18 años, la votación es por y para Catalunya, tenemos información total y promesas que hubieran sacado los ojos de sus órbitas a los votantes de 1813, por tener tenemos hasta DVD y notarios.
Sr.Foix, han pasado ya dos siglos e ignoro la razón, pero al día siguiente y conocidos los resultados de la votación todos exclamamos "Esto va a ser otra vez un Viva la Pepa"...

amanda dijo...

Pues yo aquí les dejo y no se me crispen demasiado, que si la cosa empieza así...
Este año mis vacaciones son a partir de mañana y regresaré la jornada de reflexión. No lo he hecho aposta, pero ha venido así y me marcho encantada por empezar les vacances i que además coincidan con la campaña electoral. Esta me la salto, ¡yupi!

Si pasara algo muy gordo supongo que me enteraría por la CNN internacional o la BBC pero no llegará la sangre al río. La cosa quedará entre sainete y película de terror.

Si me picara muchísimo la curiosidad de saber cómo lo llevan a media campaña, quizá eche un vistazo a la prensa catalana desde un cibercafé.
Au, salut a tothom

marius dijo...

Vaya por delante que no me ha gustado el DVD de CiU, que no lo creo oportuno y ni siquiera estoy seguro que les sea beneficioso. Es un producto de regodeo interno, no va a convencer a nadie. Si Mas lee este post, le sugiero desde aqui, que eche al tal Madí a la calle (el partido ganaría en calidad).
Sin embargo, estamos demonizando el soporte. Lo que se dice en el DVD no va más allá de lo que se dice en los mítines, entrevistas, panfletos y anuncios en radio y TV. Montilla y Carod dicen de Mas que es un "monaguillo" del PP, Saura que es la derecha recancitrante, todos a la vez demonizan los 23 años de gobiernos convergentes. O sea, que dicen (en sentido contrario y barriendo para casa) exactamente lo mismo que el DVD.
Porqué, pues, demonizamos el contenido de éste, ciertamente idéntico a lo que se vierte en otros soportes?
Repito que a mi no me ha parecido oportuno, pero la único distinto es el soporte, nada más.

Anónimo dijo...

" And Crispin Crispian shall ne'er go by, From this day to the ending of the world, But we in it shall be remember'd; We few, we happy few, we band of brothers; For he to-day that sheds his blood with me Shall be my brother; be he ne'er so vile, This day shall gentle his condition: And gentlemen in England now a-bed Shall think themselves accursed they were not here, And hold their manhoods cheap whiles any speaks That fought with us upon Saint Crispin's day. "

Anónimo dijo...

Todos te deseamos buenas vacaciones Amanda.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


En primer lugar desear buenas vacaciones a Amanda, decir que no he visto el DVD, que decidiré mi voto en el último segundo y gritaré "Viva la Pepa".

Anónimo dijo...

Yo si he visto el DVD y no he visto nada que no supiera ya, me ha refrescado la memoria y me ha puesto al día cosas que ya tenía olvidadas, lo de ir al notario me parece fuera de lugar, al notario se va a firmar compras de pisos, testamentos y esas cosas, pero firmar que no voy a pactar con fulanito me parece una tonteria, ya veremos que pasa si fulanito tiene los votos que necesita Mas para gobernar, entonces seguro que Mas dirá lo de ¡¡ Viva la Pepa !! .



J.Vilá.-

Anónimo dijo...

EL DVD DEBERIA HABER TRAIDO LA PELICULA DE PIRATAS DEL CARIBE INCLUIDA.

Josep dijo...

Sí, hemos entrado en aquella fase de la política que son las campañas electorales en que uno, día a día, siente verguenza ajena.
Me pregunto, una vez más, como es posible que los políticos, todos, en general, no sienten esta misma verguenza que yo siento. Me pregunto tambíén como es posible que nunca, nunca, haya habido un lider político, de un partido político X que haga una campaña seria, exponiendo su programa y argumentando el porque cree que es bueno para el conjunto del país llevarlo a cabo.

Me contesto.
Estoy seguro que lo tienen todo estudiadísimo. Saben que es lo que el conjunto de la población espera. Conclusión científica.
Es lo que hay.

Por primera vez en mi vida, no voy a votar, pudiendo hacerlo. No me engañarán más con aquello del "deber ciudadano". Me iré a Besalú y comeré como un ciudadano en Can Sastre.

Anónimo dijo...

El día uno de noviembre Can Sastre estará lleno.

Anónimo dijo...

Molt be, tots a Can Sastre y Visca La Pepeta.


PERE.-