viernes, septiembre 08, 2006

La democracia y los más débiles

Llegan campañas electorales y los partidos ofrecerán sus programas a la sociedad. Un partido no tiene nunca toda la razón, por eso es un partido.

La democracia es la capacidad de aceptar la imperfección de las cosas humanas. El deseo de lo absoluto, en la historia de la administración de los intereses siempre contrapuestos de las gentes, es enemigo del bien que se realiza en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Vivimos en una sociedad abierta, de libre discusión, con existencia de instituciones para proteger la libertad y amparar a los más débiles. Las leyes son precisamente el instrumento para que los más poderosos no cometan abusos que perjudiquen a los que nada tienen ni a nadie que les pueda ayudar.

Los valores sobre los que descansa la democracia, como la realización posible de la sociedad abierta popperiana, sólo se sostienen por las convicciones de los que la dirigen. Ideas que se presentan a los ciudadanos para que las asuman. Y no al revés.

Las propuestas tienen que ser aceptadas por la mayoría. Pero la mayoría no puede convertirse en depositaria de la verdad. A veces la mayoría puede equivocarse y no hace falta recurrir a ejemplos bien desgraciados como el que se produjo el 31 de enero de 1933 en Alemania. Si la mayoría tiene siempre razón el derecho puede ser pisoteado porque lo único que cuenta es el poder del más fuerte.

La democracia tiene que proteger también a los más débiles, a los más necesitados, a las minorías que tienen tanto derecho a existir y a expresarse como las mayorías. Merecen respeto. Sin tener en cuenta a las minorías las democracias pueden caer en la tentación de la verdad absoluta del Estado sin tener en cuenta el gran valor del individuo, de su conciencia y de sus intereses por muy marginales que puedan parecer.

12 comentarios:

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Hace muchos años leí que hasta que los ciudadanos débiles y las minorias no tuvieran sus propios historiadores y cronístas, la historia siempre la escribirían las mayorías y los fuertes.
Hoy en día y gracias a los Blogs las cosas han cambiado drasticamente, cualquier ciudadano puede expresarse y utilizar los foros abiertos, los cambios y movimientos sociales de este siglo van a tener que dedicar muchas paginas a este fenomeno de comunicación social, la historia y la crónica social hoy es plural y multidireccional, los que tenemos la suerte de vivirlo aún no somos del todo conscientes de la fuerza del fenómeno.

Anónimo dijo...

El 11 de septiembe Catalunya volverá a imponer la Diada nazionalista catalana a los ARANESES.
Como sabe Catalunya okupa ARAN Politicamente, enchufa personal del llano directamente en la montaña... con recalificaciones a su medida brutales y perseguibles como la del entorno de Jordi Pujo.hijos y Sumarrocas y Cornudos en Baqueira, ......represión por medio de la policia antiaranesa de los Mossos de Escuadra y otras cacicadas con el medio ambiente y la cultura e historia aranesa.

ARAN non EI CATALONHA Y vD. CALLADITO CON EL atropello.
gracias.
El 11 de septiembre de 1714 los ARANESES iban con Felipe V como cualquiera que se quiera enterar sabe.

amanda dijo...

Cierto todo lo que dice Bartolomé, pero ya hemos empezado a presenciar el fenómeno en marcha. El profesor Manuel Castells hizo un magnífico análisis sobre el "pásalo" de los móviles. Y en el momento presente, hay una campaña en marcha en EEUU. Resulta que la cadena ABC (Disney) tiene la intención de estrenar un docudrama sobre el 11-S "basado en los hechos reales y en las conclusiones de la Comisión 9-11" pero no es un documental sino un "docudrama" en el que al parecer se han colado algunos elementos de ficción. Abreviando, que la conclusión para el telespectador es que la culpa de todo lo que ocurrió la tuvo Bill Clinton que estaba tan liado con su aventura sexual que no prestó atención a los avisos y no quiso detener a Bin Laden teniéndolo a tiro. Pues se ha organizado una gran campaña de emails y de momento la cadena ha tenido que aceptar poner un "disclaimer" explicando que sí bien está basado en hechos reales, inevitablemente y por necesidad de adaptarse al formato televisivo bla bla bla, hay algunas imprecisiones, bla bla bla. No dice cuáles.
La campaña contra la emisión del docudrama continúa. Y doy fe de que la ha comenzado a mover el ciudadano de a pie a través de los blogs y con los envíos de correos electrónicos. Ahora se trata de conseguir que supriman las escenas de ficción o que no emitan el programa.

Por lo demás, si en la actualidad hay algún género que pueda ser la crónica de los débiles y las minorías,
es sin lugar a dudas la novela negra.

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Coincido una vez más con Bartolomé, las opiniones que leemos cada día en los blogs nos dan una idea muy fiel de cuanto está sucediendo, dice Amanda que la novela negra ha sido hasta ahora la crónica de las minorías y no le falta razón, están cambiando muchas cosas y muy rapidamente, cada grano de arena hace el desierto y yo pongo el mio siempre que puedo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hace tiempo que existe un absolutismo total del estado, las mayorías son rodillos y apisonadoras, la prepotencia está instalada en todos los sitios y los mismos ciudadanos que han votado esas mayorías son victimas de ellas, espacios como este y opiniones como las que leo son un soplo de aire fresco en este ambiente enrarecido y viciado.



J.Vilá.

MiguelNR dijo...

El método de la mayoría es, como dijo Rosseau en el Contrato Social, la hipótesis de trabajo más razonable para llevar adelante un sistema político legitimo.

Dicha hipótesis puede ser mejorada si se dan las circunstancias para llegar a consensos casi absolutos, sin ser estos en la mayoría de los casos, necesarios como condición previa (salvo en la firma de Leyes generales como las Constituciones).

Las democracias liberales ya tienen en su propia naturaleza la protección de los individuos, y por extensión, las minorías, pero también en este caso la prevalencia de la mayoría sobre la minoría es la condición indispensable para saber que estamos hablando de una democracia, y no otra cosa.

Los casos en donde la minoría llega a ser más importante que la mayoría los llamamos dictaduras.

Anónimo dijo...

De lo que se trata es de que las minorias no sean aplastadas por las mayorias, que las mayorias no sirvan para restar derechos de las minorias, la democracia tambien es el respeto a esos derechos.



PERE.-

MiguelNR dijo...

Es que una cosa es la "libertad" como concepto, y otra cosa es el "sistema de libertades" como elemento tangible.

En un sistema de libertades como una democracia liberal, se persigue la libertad a través de los derechos individuales; ya sean políticos, civiles o sociales.

Estos derechos son una aportación de los partidos politicos a la hora de firmar Leyes Generales y Constituciones, y estos los traen de ciertras tradiciones historicas e ideologicas, tales como las revoluciones liberales, las revoluciones obreras y las tradiciones conservadoras.

Por eso era absurdo lo que dijo la Iglesia con respecto al matrimonio entre homosexuales cuando decia que "la mayoria puede equivocarse", no, la mayoria no se "equivoca", dado que ¿quien dice en qué se equivoca?, afirmar que existe un "error absoluto" conlleva afirmar que existe una "verdad absoluta", y eso no existe, dado que la verdad absoluta no existe, la verdad es un concepto subjetivo.

Este error de planteamiento es facilmente resoluble: nuestra democracia se asienta en una serie de herencias teóricas emanadas de revoluciones y cambios de generaciones que buscaron mayor dignidad, libertad y bienestar.

A mi no me preocupa que aparezca otro Hitler, porque se que las ideologías que han terminado por penetrar como el agua entre las rocas son aquellas que aprenden a escuchar, la realidad o los anhelos honrados, tan inevitable y natural como la planta que se mete en una caja de cartón con un agujero encima; al final la planta siempre busca el sol, y dirige sus ramas hacia el agujero, buscando la vida.

Anónimo dijo...

En ese caso los homosexuales eran la minoría a proteger, lo cual confirma la opinión de Foix.



PERE.-

MiguelNR dijo...

... o a igualar.

El matrimonio es una institución heredada de un sedimento cultural; como todo sedimento cultural, evoluciona y gana "nuevas capas", como los estratos de las capas del suelo, o los anillos de un arbol.

Se han aumentado los derechos individuales a ese sector minoritario; el "derecho a estar casado" se amplia a todos los ciudadanos con DNI en el bolsillo, empadronados y que pagan sus impuestos.

Anónimo dijo...

Sí,el derecho a estar casado, pero con una persona del mismo sexo, una diferencia notable.



PERE.-

MiguelNR dijo...

La historia es una consecución de diferencias, y de sedimentos, pero incluso estos no son estables ... dificilmente identificables los que lo son y los que no, aunque cada vez habrá menos revoluciones, porque la parte pesada aumenta de volumen.

El conservadurismo es, al progresismo, la parte pesada que va detrás; asume más lentamente los cambios, y luego tarda en fagocitar lo que viene, pero lo acaba haciendo ... es casi una cuestión de tiempos.

El conservadurismo del futuro defenderá el matrimonio entre homosexuales.

De hecho, los conservadores de hoy serían radicales hace 200 años, cuando intentan conservar lo que los progresistas tuvieron que pelear contra los conservadores, ya sea la separación de poderes, la democracia, los derechos civiles de los negros, los derechos de la mujer, etc...

Cada vez queda menos que cambiar, por eso es normal que cada vez seamos más conservadores; cada vez tenemos más que simplemente guardar, menos que cambiar porque las cosas van cada vez mejor.

Hace 200 años había que luchar a punta de rifle, con antorchas en la mano, tomando Palacios de Invierno, bastillas .... cualquier demócrata moderado de hoy en día, hace 200 años sería un radical.

El matrimonio entre homosexuales aprobado por el Gobierno de Zapatero es una medida tremendamente conservadora y burguesa.