jueves, junio 29, 2006

Hacia una sociedad orwelliana

No se puede fumar en la playa, el carnet por puntos va a afectar a cientos de miles de españoles, los coches de la guardia urbana se pasean por Barcelona fotografiando y multando a los vehículos mal aparcados sin que sus propietarios tengan noticia de ello hasta que les llegue a su domicilio la sanción o el embargo de su cuenta corriente.

El ciudadano se mueve por la vida bajo una vigilancia estricta, orwelliana casi, sin la menor opción a equivocarse. Es la política de la ley y el orden que, hasta cierto punto, es necesaria en toda sociedad para garantizar su libertad.

La consellera Tura y la ministra Salgado son abanderadas en la imposición del civismo desde el poder. La consellera ha hecho expediciones a los prostíbulos de la Costa Brava para comprobar la calidad higiénica de los establecimientos, desde la limpieza de las sábanas hasta la identidad de las trabajadoras del sexo.

La ministra Salgado ha abierto una cruzada contra el tabaco para prohibir por decreto que ni siquiera se pueda fumar una pipa, tranquila y plácidamente, en la soledad de mi despacho. Las dos responsables políticas están convencidas de la promoción de sus causas. Yo también.

Pero los gobiernos de Madrid y Barcelona no pueden detenerse en esta vigilancia estricta de los ciudadanos. Han de poner el mismo empeño en erradicar la delincuencia de más calibre. A la consellera Tura y a la guardia urbana barcelonesa les han sorprendido los primeros altercados en el Barrio de Gràcia, cuando falta todavía un mes y medio para que empiecen las fiestas.

El narcotráfico actúa con bastante impunidad en todo el territorio nacional. Los robos silenciosos en las residencias solitarias de varias partes de Cataluña siguen produciéndose sin que desde la conselleria no nos lleguen otras recomendaciones que se instalen señales de alarma.

El Estado, en su vertiente española o autonómica, tiene el monopolio de la violencia para evitar que esté en manos de los particulares. No para andar detrás de los ciudadanos y castigarles al primer fallo y dejar en manos de los ciudadanos la defensa de sus propios domicilios.

Da la impresión de que todos somos posibles delincuentes y se ponen todos los medios, que no son pocos, para multar y castigar a quien se salte las leyes de tráfico, de aparcamiento o de ruidos, olvidándose de los delitos de mayor envergadura que son los que distorsionan más la convivencia y ponen en peligro la seguridad de todos.

Por no saber, no sabemos siquiera, cuántos ciudadanos ilegales viven entre nosotros. A esos no les va a multar nadie porque no son ni conocidos ni fichados por las autoridades. Los más vulnerables somos los que pagamos impuestos, los que nos detenemos en los semáforos en rojo, los que respetamos habitualmente las leyes.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

No se puede fumar , no se puede aparcar en un lugar que este pintado de un color( azul o verde ) sin pagar , multa . Hay que ser bueno y ir al camp nou y no distraerse de camino y perderse con alguna señorita , hay que votar , no vale pasar de todo , hay que ser un buen ciudadano , hacer las colas , pagar los impuestos ,Si siguen esta instrucciones , leen un libro al mes van al cine y al teatro ( un poco de cultura de suplemento dominical )seran felices si no lo son , se paran en cualquier calle y gritan que no lo son , no mucho por lo de la contminación acustica , y seguro que quedan gravadospor alguna camara de vigilancia y sirven para alguna estadistica su ( personal ) opinion

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Dentro de poco llevaremos un codigo de barras en la frente para ser controlados mejor y por tener tendremos la culpa hasta de la pertinaz sequía.
No se extrañe que dentro de dos días se pongan limites de "velocidad" y controles a la libre expresión en los Blogs y no le digo nada si además te pillasen fumando al escribir un post...
Hoy Orwell alucinaría en colores al ver todo esto y seguro que le caería una multa de narices por alucinar en público.

breederss dijo...

@bartlome

fumar escribiendo un blog ? el vicio puede nublar las opiniones , todo lo que no hace el estado estara prohibido , esto me suena.

Anónimo dijo...

Creo que se cae en la ingenuidad cuando se opone "mano dura" a falta de libertad o gran inconveniencia para el ciudadano de a pie: muchos ciudadanos no respetan la ley si no se les enseña la porra, y es lo que hay que empezar a hacer de una forma más clara, especialmente en Cataluña. El dejar que el pequeño delincuente se salga con la suya día sí y día también es alimentar una bola que se va haciendo cada vez más grande. Si para eso es necesario el carnet por puntos, o tomar fotos de lo que sea, pues adelante. A veces creo que su generación, Sr. Foix, vive anclada en el Mayo del 68, y yo pienso que no hay libertad sin seguridad. La principal misión del Estado es garantizar el orden para que pueda haber libertad, respeto, posibilidad de libre iniciativa, en fin, unas normas de convivencia para todos. Usted siga respetando los semáforos y verá como no sale perjudicado de que las fuerzas del orden hagan su trabajo como tienen que hacerlo, para garantizar que los "law-abiding citizens" (para utilizar el término que tanto usan los estadounidenses) puedan vivir mejor.

Angel Torres

Anónimo dijo...

///ENRIC///


Comparto la ironía del comentario de Bartolomé, los ciudadanos somos culpables mientras no se demuestre lo contrario, el estado siempre tiene la razón.
Sobre lo de saltarse un semaforo y tener un accidente. ya hemos visto hace poco lo que sucede si el conductor es famoso y no tiene carnet, por tanto una cosa es la teoría y otra la practica.
Hoy es el acoso a los fumadores, que son tratados como delincuentes, por eso me pregunto si se acabarán prohibiendo las películas en las que sale fumando todo el mundo...?

Anónimo dijo...

Yo soy uno de esos fumadores perseguidos, cuando empece a fumar el estado era el primer beneficiado por el consumo de tabaco, si uno no fumaba era considerado socialmente y por la propaganda poco menos que un perdedor, ahora resulta que ese mismo estado te persigue usando la misma propaganda, depués de haberte empujado a fumar por su beneficio.
Me gustaría ser tan irónico y mordaz como BartolomeC, pero voy a ser más directo, todo aquel que defiende los abusos del estado, de cualquier estado, es que tiene intereses en ese estado y un más que dudoso concepto de la libertad.
Dicho lo cual me voy a terminar de fumar el cigarro.



Josep Vilá.

Rosa_Maria dijo...

No deberían ustedes fumar, y menos hacer alarde de ello, aunque tampoco hay porqué esconderse, si acaso quitarse de los lugares en los que se pueda molestar a otras personas. Lo cierto es que no fumo habitualmente, pero a mi tampoco me molesta el humo inmediato. Si que me molesta el que queda impregnado en la ropa, cabello y visillos.

No deberían ustedes fumar por el mero hecho de que es algo que no sirve para nada bueno, y además, es perjudicial para la salud.

No me molesta que hayan cámaras que me graben cuando paseo o conduzco. Y el carnet de puntos no me asusta en absoluto. Deseo que llegue a funcionar y que produzca autocontrol de los_las inquietos_tas conductores_ras, que se ponen al volante sin miramiento ninguno hacia los propios ocupantes de su auto y demás vehículos y viandantes.

Algunas de las disertaciones sobre la libertad que han aparecido por estos 'post_Foix_es' no son más que pura demagogia. Estoy de acuerdo con Ángel. Para que haya libertad debe haber respeto hacia los demás.

Anónimo dijo...

A mi tampoco me molesta que me graben por las calles, pero lo que me molesta es el uso que se haga de mis grabaciones, tenemos tantas cámaras grabandonos que no comprendo como pueden haber tantos delincuentes libres por la calle reincidiendo.


Sobre el tema del fumar me repatea tanta hipocresía, respiramos cada día un aire viciado por la polución de los coches o de las industrias, pero somos tan sumamente hipocritas que decimos que lo que nos molesta es el humo del tabaco del pobre diablo que trabaja junto a nosotros, como si tuviera la culpa de todos los males, la capa de ozono no se la han cargado los fumadores precisamente y no veo a ningún ministro de industria o medio ambiente en la prisión, ni que haya dimitido por ello,ni que le hayan quitado puntos de su carné de político, pura hipocresía, hipocresía pura y dura.


Ramón Casasus.

Rosa_Maria dijo...

Todo lo que usted escribe sobre la hipocresía es cierto, Ramón, estoy de acuerdo, pero eso no quita que fumar no sirve para nada y que es perjudicial para la salud.

¿Qué uso pueden hacer de una grabación en la que una pasea por la calle o va conduciendo su auto?
Ya sé que muchas veces peco de ingenuidad (haga el lector, si lo hay, un entrecomillado invisible de la palabra en cuestión), pero es que así vivo más tranquila.

¡Salud!

Anónimo dijo...

A Rosa María.-

Simplemente el uso de saber cuando, como, donde y en qué, utilizo mi libertad de movimientos, ya que una libertad vigilada no es libertad ni es nada, como ciudadano quiere correspondecia con quienes me gobiernan, quiero que no se me aplique la ley del embudo, lo estrecho para mi y lo ancho para el poder, quiero tener la misma sanción que el ingeniero que proyecta mal una carretera y esta se convierte en un punto negro de la red con decenas de muertos y nadie le impide seguir proyectando o con el político o alcalde que permite un cambio de trazado para que la carretera no pase por la finca de su amiguete y esa curva acaba siendo la curva de la muerte.


Ramón Casasus.

Rosa_Maria dijo...

A mi me parece bien su postura, Ramón, para eso tenemos la libertad. Tu libertad y mi libertad de la mano en constante desacuerdo.
La mía consiste en no analizar
demasiado las consecuencias de mis actos mientras no perjudiquen a los demás, en pasar olimpicamente de si me vigilan o no, y en saber que la igualdad no existe y que la justicia tampoco. Desde que me convencí de la cruda realidad tengo el alma de poeta, pues grito en pro de la justicia y clamo en favor de la igualdad. E incluso, si el calor sofocante (de estos días) me lo permite, sonrio constantemente.

Rosa María Lacárcel Roselló

Anónimo dijo...

¿Han visto ustedes en Barcelona, en l´Hospitalet de Llobregat..., en los edificios en construcción, los carteles con la rueda de carro?
Parece ser que hay grupos -que se identifican con el símbolo de la rueda de carro- que reciben dinero de los promotores o de los constructores por no robar en las obras. A mí me hace pensar en la forma de operar de las mafias: o nos pagas por protegerte o ya verás lo que te pasa. Un día hice algunas llamadas a "mossos", policía, yo qué sé: llamé a todos los números que me dijeron que podían tener alguna responsabilidad sobre la cuestión, y no obtuve más que palabras amables y -esto me inquieta- la confirmación de que saben de este delito, pero no hacen (¿no pueden hacer?) nada al respecto.
Sr. Foix: ¿sabe usted algo de esto? Hace años un periodista de "la Vanguardia", no recuerdo quién, escribió sobre esta cuestión. Gracias por la atención que pueda dispensar a este asunto.
Carmela Poch.

Anónimo dijo...

Very cool design! Useful information. Go on! surveillance system sosus ranma 1buy diazepam Levaquin and periods Mega millions in new york city canon powershot sd300 4mp digital elph camera thompson multimedia mpeg2 patent Flux graph software Pocohantus sex circuit breaker Discount antispam filter review win xp World classic baseball printable tickets in san diego Hand painted kitchen cabinets Best web site for ratings on fax machines

Anónimo dijo...

Cool blog, interesting information... Keep it UP film editing schools

aLeX XL dijo...

Los que renuncian a su libertad en pro de su seguridad no merecen nada más que eso. Que os encierren en una cárcel a todos y vigilen para que no os pase nada, ignorantes!. El mayor peligro para vuestra persona es el mismo estado que dice protegeros, ignorantes joder!. Convertiros en perros de mierda y que os pongan un collar y os den la seguridad que buscais bajo el mando de vuetro amo.