lunes, abril 17, 2006

Inquietud en Europa

Las crisis de Italia y Francia no pueden analizarse sólo a la luz de sus respectivas políticas nacionales. Trascienden a la salud de Europa, a la fortaleza del euro y al proyecto encallado de la estructura política de la Unión.

Inglaterra observa en clave pragmática, económica y europeísta, la todavía no apaciguada revuelta de estudiantes contra el presidente y el gobierno de Francia y las dificultades de Romano Prodi para organizar su ajustada victoria que todavía le disputa Berlusconi.

No se discute la idea de Europa, uno de los mayores éxitos políticos, económicos y convivenciales que ha conocido el continente en muchos siglos. Lo que se pone en cuestión son los hechos o la debilidad estructural de las instituciones y la viabilidad del euro en los doce países que lo han asumido y se han mentalizado con la moneda única que rige en doce países.

Italia y Francia tienen que adoptar medidas económicas necesarias pero que políticamente se presentan como imposibles. El euro tiene que convivir con doce economías diferentes, doce gobiernos, doce presupuestos, doce endeudamientos nacionales y doce legislaciones laborales.

Para mantenerse en las exigencias derivadas del euro es preciso que las economías nacionales sean competitivas y, por encima de todo, que la población no pierda la capacidad adquisitiva. Italia y Francia no quieren abandonar la moneda única. Chirac y Prodi fueron sus principales valedores cuando entró en vigor hace siete años. Y creen en este paso histórico de homologar las divisas de doce países como un paso decisivo hacia la unidad económica, financiera y finalmente política de la Unión.

Como consecuencia de este desajuste las economías de Francia y de Italia se estancan y son menos competitivas en Europa y en el mundo. No pueden devaluar porque las decisiones dependen del Banco Central Europeo con sede en Frankfurt. Si no acometen las reformas serán los franceses y los italianos los que notarán la crisis con unos gobiernos que no han tenido la valentía de llevar a cabo las reformas y con una sociedad que tampoco ha querido afrontarlas. En Alemania lo intentó Kohl, lo volvió a intentar Schröder y no sabemos si Ángela Merkel estará en condiciones de acometerlas. Vienen tiempos complicados para la Unión Europea.

Es comentario común que Europa sufre una crisis de liderazgo. Pero habrá que empezar a hablar si la crisis no es de la misma sociedad europea que ha abandonado el concepto del esfuerzo, de la preocupación por el trabajo bien realizado, por unos valores constructivos que no guardan ninguna relación con la actual cultura del no que se extiende por todas partes, de las exigencias de los derechos sin preocuparse de los deberes. Jordi Pujol, desde su activo retiro político, no se cansa de predicar la cultura un tanto pelagiana de la sociedad responsable y voluntarista, la de los derechos pero, sobre todo, la de las exigencias personales y colectivas.

Europa debe reflexionar sobre su virtualidad y partir de la realidad que es más cruda de lo que aparenta este trasiego masivo de turistas, de gastos hipotecados, de tarjetas de crédito que finalmente llaman a la puerta de las cuentas bancarias, de esperarlo todo dando muy poco a cambio, de los beneficios astronómicos de las instituciones financieras en comparación con la vida real de millones de ciudadanos que viven gracias a la falsa benevolencia de los que mueven los capitales internacionales sin tener en cuenta la situación real que atraviesa la sociedad aparentemente más estable y más próspera del mundo.

Es hora de la responsabilidad de gobiernos y ciudadanía antes de que sea demasiado tarde y se derrumbe el extraordinario edificio levantado por los honestos europeístas de la post guerra.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Josep Vilá.-


No veo la solución,Europa camina al desastre sin remedio,colonizada por todos lados,sin ideas,sin políticos capaces y con los estados haciendo aguas y los gobiernos temerosos de tomar medidas sociales que les hagan perder el poder.

Anónimo dijo...

No nos pongamos histericos , desde la viagra todo tiene solución , pero hay que trabajar y claro da pereza .

albert

BartolomeC dijo...

Sr.Foix: Curiosamente el primer globo de la construcción que se ha desinflado no ha sido el del tocho vulgar, el primer globo en pinchar ha sido el de la construcción europea y lo ha hecho antes de cubrir aguas,con lo cual no nos debe extrañar las goteras que tiene ahora la casa común europea.
Aprobar una constitución en los parlamentos a espaldas de la sociedad se ha demostrado un error,el debate democrático se ha demostrado imprescindible,el debate parlamentario no basta,los parlamentarios europeos desde su elitismo y lejanía,desde su arrogancia política y seguridad económica, se están monstrando incapaces de reconducir la situación y mucho menos de generar nuevas expectativas,nadie se atreve a poner una idea nueva encima de la mesa,posiblemente debido a que carecen de ella,seguramente debido a que no estaba en el guión que el pueblo llano les cuestionase a las primeras de cambio,seguramente debido Sr.Foix a que, como a los niños mimados, cuando les dicen que NO a algo se frustran,se les rompen los esquemas y se inhiben.

amanda dijo...

Unas notas para la reflexión:
A propósito de Francia.

La Déclaration des Droits de l'Homme et du Citoyen, del 24 de junio de 1793 dice en su artículo 25:

Quand le gouvernement viole les droits du peuple, l'insurrection est, pour le peuple et pour chaque portion du peuple, le plus sacré des droits et le plus indispensable des devoirs

Y ante las movilizaciones de las últimas semanas en Francia, 13 veteranos de la Resistencia Francesa han hecho un emotivo llamamiento a la ciudadanía del que voy a extraer un párrafo.

Nous appelons d'abord les éducateurs, les mouvements sociaux, les collectivités publiques, les créateurs, les citoyens, les

exploités, les humiliés, à célébrer ensemble l'anniversaire du programme du Conseil national de la Résistance (C.N.R.) adopté dans la clandestinité le 15 mars 1944 : Sécurité sociale et retraites généralisées, contrôle des "féodalités économiques", droit à la culture et à l'éducation pour tous, une presse délivrée de l'argent et de la corruption, des lois sociales ouvrières et agricoles, etc. Comment peut-il manquer aujourd'hui de l'argent pour maintenir et prolonger ces conquêtes sociales,alors que la production de richesses a considérablement augmenté depuis la Libération, période où l' Europe était ruinée? Les responsables politiques, économiques, intellectuels et l'ensemble de la société ne doivent pas démissionner, ni se laisser impressionner par l'actuelle dictature internationale des marchés financiers qui menace la paix et la démocratie.

El resto pueden leerlo en
http://mrzine.monthlyreview.org/resistance010406.html

Anónimo dijo...

//ENRIC///



Amanda lo termina de apuntar,la clase política son unos privilegiados,nos cuentan batallitas y mientras tanto las grandes corporaciones ganan mas cada dia y cuando el pueblo les dice que no entonces como dice Bartolome les pilla una pataleta de cuidado,que se lo hagan mirar,pero rapido.

Jesús Cardona dijo...

Creo que la union europea tiene una mala salud de hierro. Cuando no ha estado en crisis la UE? El problema, creo yo tambien, es la falta de convicciones de la sociedad y, por ende, de la clase politica.

Anónimo dijo...

Lluis,después que el Barça pase por Milán,la crisis de Berlusconi será total.