miércoles, marzo 08, 2006

Se amplia el club nuclear

La crisis planteada por Irán al anunciar que reanudará los trabajos para enriquecer uranio con la posibilidad de obtener la bomba atómica, no es una crisis coyuntural. El presidente iraní no ha retirado sus amenazas de utilizar un día el arma devastadora para borrar del mapa a Israel. Irán es un país importante en Oriente Medio, un país que no es árabe, como no lo son tampoco Israel y Turquía, pero con una población homogénea chiíta que comparte creencias con la mayoría de chiítas iraquíes.

La crisis ha saltado a las Naciones Unidas y será uno de los debates más intensos que se avecinan. El problema no es otro que la misma existencia de la bomba atómica porque la historia nos enseña que todas las armas inventadas acaban urtilizándose.

El hecho de que sólo puedan disponer de la bomba atómica los “estados responsables”, como Estados Unidos, Francia, Rusia, Gran Bretaña, Israel, China, India y Pakistán no consituye ninguna garantía porque la responsabilidad no es un valor fijo y los que hoy sean responsables mañana puede dejar de serlo por la simple circunstancia de que han pasado de ser amigos a adversarios.

El drama es que la humanidad tiene en sus manos un instrumento de destrucción masiva que puede ser utilizado por estados, por grupos radicales o terroristas, con alcance más reducido o limitado pero destructivo en cualquier caso. No es una cuestión ideológica o estratégica. Es la supervivencia de muchos millones de personas en todo el mundo. Mientras el desarme no sea absoluto y verificado, siempre existirá la posibilidad de que alguien tenga la tentación de recurrir a la bomba atómica.

En el curso de la segunda guerra mundial algunos científicos alemanes huídos del nazismo advirtieron de las intenciones de Hitler de construir la bomba. Roosevelt fundó el Proyecto Manhattan designando a Robert Oppenheimer como su director. La primera explosión tuvo lugar en el desierto de Nuevo México el 16 de julio de 1945, meses después de la rendición de Alemania. El 6 de agosto de aquel año se arrojó sobre dos ciudades japoneses precipitando la rendición imperial.

Fue el propio Oppenheimer el que advirtió con tristeza que “el mundo ya no será el mismo”. Y no lo ha sido. La guerra fría se construyó sobre bombas nucleares para facilitar las negociaciones diplomáticas entre los dos bloques. Al caer el Muro, el club nuclear ha crecido. Ya me dirán que garantías hay de que todos los países con armas nucleares sean responsables.

5 comentarios:

Rosa_Maria dijo...

Es cierto que las personas usamos las armas que se nos ponen al alcance tarde o temprano, forma pàrte de nuestras miserias y no me resulta nuevo.
Pero lo que me resulta más curioso de este artículo suyo, señor Foix, es que todavía nadie ha respondido a sus palabras.

Particularmente, me produce tal pánico pensar en este tema, y en que a 'algún loco' se le vaya la mano, que me quedo sin aliento.

Un saludo muy cordial,
y una sonrisa franca,
casi primaveral.

Rosa_Maria dijo...

Perdón por repetirme y volver a escribir, pero su artículo de hoy de la vanguardia me ha gustado muchímo, ... , y se me ha olvidado hacerle la pelota ...Ç|:o)

BartolomeC dijo...

Sr.Foix:el tema nuclear es un tema serio y complicado,no me extraña que todos nos pensemos las cosas antes de ecsribir sobre el y que algunos toquemos madera.
Me voy a quedar con el "pánico"natural manifestado por nuestra compañera de blog,ya que existe en el tema nuclear un dificil equilibrio entre el "peligro nuclear" y el "riesgo nuclear",el peligro se suele identificar con la fuente del daño,mientras que el riesgo es la posibilidad potencial de materialización de ese daño.
Asumir ese riesgo forma parte del proceso,no es una forma de percepción,sino más bien una evaluación,ya que lo que percibimos siempre es el peligro.
Por eso en el tema de Irán hacemos extensible este proceso a la sociedad existente allí,catalogando de sociedad de peligro y de riesgo a dicho país en función de todo ello.
Todos entendemos el peligro nuclear Sr.Foix,pero es el riesgo nuclear el que nos pone de los nervios y nos provoca pánico.

Portorosa dijo...

Si me disculpan el feo detalle de recomendar mi propio blog, les invito a leer, no mi texto, sino el poema que he recogido en él, y que tiene bastante que ver con el tema del artículo del Sr. Foix:

http://unhombresentadoenunasilla.blogspot.com/2006/03/el-mundo-entero-en-un-jardn.html

Gracias.

Anónimo dijo...

Bueno , la verdad ,creo que no hay comentario al hecho de comparar de forma igualitaria a un poder nuclear entre occidente y un regimen como el de Iran , heredero de Jomeini.
Estoy completamente de acuerdo con el comentario de bartolomec y en desacuerdo parcialmente con el suyo Sr. Foix. el risgo el Iran en estos momentos por mucho que le quieran dar la vuelta a la tortilla