viernes, mayo 06, 2005

La sucesión de Blair

Tony Blair ha ganado las elecciones británicas por tercera vez consecutiva. Ningún laborista lo había conseguido. Ha obtenido una cómoda mayoría aunque ha reducido su ventaja.

La guerra de Iraq le ha castigado. Pero sigue siendo primer ministro. Tiene un mandato para gobernar cuatro años más. Pero los británicos no son partidarios de mandatos personales muy largos.

Blair recogió un partido debilitado por la ideología. No intentó cambiar el país sino que cambió el partido. Recogió todo lo que le pareció interesante del thatcherismo y se situó en el centro que le ha vuelto a dar su confianza.

Pero el futuro de Blair como primer ministro es incierto. No porque el electorado lo quiera sino porque en su propio partido le van a pasar cuentas. Recordemos que Thatcher no fue descabalgada por las urnas sino por la voluntad de los "tories".

La pugna por la sucesión de Blair se planteará muy pronto. Gordon Brown espera ser el próximo primer ministro, antes de que se celebren las elecciones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy La Vanguardia tiene una primera pagina de excepción con la crónica de Rafael Ramos sobre las elecciones Brítanicas.


Bartolomé C.

RHA dijo...

"La guerra de Iraq, basada en una mentira masiva, ha dividido a la sociedad británica."

No.

La mentira mas grande de los dos anos pasados definitivamente fue lo de la izquierda que continualmente dice que Blair, Bush, Aznar, Bill Clinton (si!), y John Howard fue mentirosos en el caso de Iraq. Ellos no mentieron; la inteligencia dije que Saddam si tenia armas de destrucion masiva. Y los investigaciones en EEUU y lo de Lord Hutton lo dije. Blair nunca mintio. Los que dicen al contrario no son periodistas, son partidistas y pancartistas.

Anónimo dijo...

Richard Norton-Taylor and Patrick Wintour, Papers reveal commitment to war. Monday May 2, 2005. The Guardian.

Anónimo dijo...

Blair ha ganado tres elecciones, y en la última, que según algunos medios ha sido una derrota, tiene un margen de unos 70 escaños.

Pregúntenle a cualquier líder político si quiere una derrota como esa.

No es por nada pero creo que alguien ha perdido el sentido común.