lunes, marzo 07, 2005

Metáforas de Maragall

Me preguntan amigos, vecinos y conocidos cómo va a transcurrir y qué desenlace va a tener la crisis desatada el 24 de febrero con las enigmáticas palabras del tres por ciento pronunciadas fuera de guión por el president Maragall.Me lo dicen con un punto de curiosidad y también de ingenuidad. ¿Cómo es posible que en diez días se desate una tormenta tan gigantesca en el estanque dorado de la política catalana? Lo que ha hecho más incomprensible el drama es el uso no calculado de la metáfora por parte del president Maragall.

La dinastía lírica de los Maragall no terminó con uno de los grandes poetas nacionales en lengua catalana, que murió a los cincuenta años y que, en una crisis mucho más fuerte que vivió el país en 1909, se atrevió a escribir artículos que fueron censurados pero que luego se publicaron y se encuentran en sus obras completas.La muerte sorprendió al poeta Joan Maragall un año después de la semana trágica en medio de la incomprensión de los jóvenes intelectuales noucentistes y de una burguesía de la que formaba parte como voz de su conciencia. Cuando dijo y escribió lo que pensaba fue censurado y recriminado.

La Ciutat del perdó era un artículo breve en defensa del perdón de Francesc Ferrer i Guàrdia, quien estaba a punto de ser fusilado por los hechos de la semana trágica. Fue Enric Prat de la Riba el que prohibió su publicación en el diario La Veu de Catalunya. “Creemos y así lo hemos de confesar sinceramente que al adoptar la resolución de no publicar el artículo de Maragall, Prat de la Riba, un eminente hombre de Gobierno, cometió quizás el mayor error de su vida pública. Los acontecimientos posteriores como la caída del gobierno Maura, las derrotas electorales de la Lliga, el endurecimiento del movimiento obrero, el resurgimiento del lerrouxismo... demostraron que en aquella ocasión el poeta había tenido razón por encima del político”. Son comentarios de Josep Benet al recuperar del Arxiu Maragall el texto no publicado del poeta y expuestos en su libro publicado en 1963, Maragall y la Setmana Tràgica.

Pasqual Maragall puede utilizar la vena lírica de su familia. Y puede recurrir a ella en sus horas de solaz en el Empordà inmortalizado por su abuelo con bellas palabras que todavía no han sido superadas. Pero Pasqual Maragall es un político y no un poeta. Saltar de metáfora en metáfora para salir al paso del desaguisado producido por una acusación encubierta en una frase enigmática que fue entendida por todo el mundo, incluso por los más directamente ofendidos, no es hacer política en nuestro siglo. Es una salida hacia delante que no sé adónde puede conducir. Es liarla.

Responder a la crisis desatada por sus palabras con soufflés que entren en estado de reposo, con la necesidad de la vaselina, con comparaciones con las mujeres maltratadas, es no conocer la dimensión de la política. Esta crisis no se superará con metáforas y alegorías más o menos recurrentes. Se va a encauzar con declaraciones políticas y con acciones de Gobierno por parte de la primera autoridad del país.La crisis no se ha cerrado porque la piedra lanzada por la pendiente sigue rodando sin rumbo.

Tiene ocasión el president de salirse de la metáfora y hablar de política. Lo puede hacer en el debate de la moción de censura al que será sometido el jueves. Tendrá ocasión de calcular el alcance de sus palabras, puede pedir disculpas si no exhibe pruebas de su insinuación. Pero, sobre todo, tendrá ocasión de responder como un político y no como un poeta al discurso que va a poner sobre la mesa el líder del PP catalán, Josep Piqué. Basta de metáforas. Es la hora de encauzar o hacer más incontrolable la crisis del tres por ciento.

5 comentarios:

mp dijo...

Pues, perdóneme don Lluís pero insisto: no vamos a saber lo que ha pasado con los tres por ciento.

¿De qué estrategias dispone Maragall? Yo me atrevería a proponer las siguientes:

1) que entone el mea culpa y agache la cabeza; perdóname Artur. Moción de censura rechazada pero Pasqual queda sin ninguna autoridad.

2) que presente pruebas de corrupción del anterior gobierno. De inmediato, los otros sacan las que ellos tienen guardadas. Piqué saca las suyas. ERC exige la convocatoria de elecciones anticipadas por no poder confiar ya en el President. Todo el mundo corre a envolverse en la bandera.

3) Piqué ataca y Maragall responde con evasivas y con un discurso vago porque Piqué no pinta nada y da igual lo que piense. Lo que importa es que Artur se esté calladito y tranquilo. O que haga otro discurso vago. Moción de censura rechazado y las espadas quedan en alto. Maragall está muy tocado pero olvidamos pronto. Quizás pueda agotarse la legislatura.

¿Por cuál optará don Pasqual? ¿O nos sorprenderá con un quiebro inesperado?

Anónimo dijo...

Cuando a la ley de Murphy que establece que "si algo puede ir mal,irá...", se le suma el principio de Peter que reza que "en una jerarquía toda persona tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia total"; y a estos dos anteriores se le añade el recuerdo de la "Lex Tulia" de Cicerón que establecía 10 años de exilio para los acusados de corrupción (hace ya dos mil años), entonces tenemos un acercamiento a la situación actual que nos da alguna medida sobre la realidad política que estamos padeciendo estos días. Joan Maragall fue un gran poeta sin duda Sr Foix, pero no me negará que hoy por hoy corren malos tiempos para la lírica...

Bartolomé C.

zalakain dijo...

No puedo evitarlo. Pasqual Maragall me inspira la misma confianza que Cruyff.

Los contrarios apenas me preocupan, no dan la talla.

La cuestión es para mí ¿Quién es aquí el Núñez?

Anónimo dijo...

D'acord que el president Maragall no ha estat afortunat en diverses declaracions, però el senyor Mas ha quedat ben bé com els famosos cutres i casposos dels programes de teleescombraries, Ah sí? Pues ahora me querello por calumnias...

Ara, qui pitjor està quedant es la premsa en general. Fa un mes que estan penjats fent articles d'opinió però veig que el periodisme d'investigació ha mort. A aquestes alçades de la història, algú hauria d'haver trobat pistes i proves del 3%, si les hagueren volgudes buscar.
No és tan difícil. Això es un pais petit. Seguir la pista a l'obra pública dels darrers anys no ha de ser tan complicat.
I us diré més: a mí el 3% em sembla molt poc. Deu ser la comissió mínima. Ai els periodistes, els polítics i els seus parents pudents...

zalakain dijo...

Me parece muy acertada la intervención del último señor Anonymous. Lo único verdaderamente trascendente en esta historia es lo acertado o no de la creencia en la existencia de comisiones.

¿Cabe aquí ser agnóstico?. No, señoras y señores: entiendo que hay que partir de la veracidad del aserto "o bien la Comisión existe o bien la Comisión no existe".

Es verdad que no existen frases absolutamente falsas o absolutamente ciertas, pero en el caso que nos ocupa es poco más o menos así, o por aquí deberíamos empezar.

mp cree que "Maragall está muy tocado", lo cual probablemente refleja un deseo. El mío es que el espíritu de Cruyff resucite y cabalgue contra el Chelsea.

Personalmente, creo que quien está verdaderamente tocado es Mas. Alguien que pretende ser President y escucha una afirmación semejante no debe exigir perdón sino PRUEBAS. Que no las pida me parece asombroso. Que esa falta de exigencia no produzca asombro también me parece asombroso.

El drama que en mi mente se desarrolla tiene nombre doble "Ronaldo-Zidane". Oh, sielos, es cierto, es cierto: sóc un esquirol (miro el espejo y veo a Hyde vestido de blaugrana).