miércoles, enero 05, 2005

Bin Laden sigue activo

Los terroristas no pueden hacer descarrilar el proceso electoral en Iraq. Ésta es la tesis del gobierno interino de Bagdad y la de Estados Unidos, que no tienen intención de aplazar las elecciones para poder abandonar militarmente el país a medio plazo. Mientras tanto, los terroristas y la resistencia siguen asesinando a diario en cuanto tienen oportunidad de atacar a las tropas norteamericanas, a policías iraquíes, a civiles y a cuantos extranjeros se pongan por delante.
Las elecciones pueden celebrarse el día 30, pero el resultado estará condicionado por el miedo, la muerte y las amenazas constantes a la libertad de los iraquíes. Las consecuencias prácticas de la política contra el terrorismo internacional es que hay más inestabilidad, más inseguridad, más violencia en el país hoy que hace casi dos años, cuando se desató la guerra de Iraq.
Hay un desorden fenomenal en el país, no se puede poner en marcha la reconstrucción nacional y en el supuesto de que se elija un nuevo gobierno en las urnas, no está claro que sea de carácter democrático si, como es de prever por razones demográficas, la mayoría chií sale ganadora y se oriente más hacia el modelo iraní que hacia las democracias de corte occidental.
En pocos días se derribó la dictadura de Saddam en la primavera del 2003. Pero la posguerra ha sido catastrófica para todos. Para los iraquíes en primer lugar, que han experimentado cómo decenas de miles de compatriotas han perdido la vida de forma absurda y gratuita. Pero también para los que plantearon la guerra pensando que acabarían con el terrorismo internacional. Cientos o quizás miles de terroristas de procedencia islámica han acudido a Iraq dispuestos a inmolarse por la causa para combatir a los infieles.
Se ha recurrido al uso exclusivo de la fuerza abandonando el derecho y la racionalidad. Las consecuencias están siendo muy negativas y muy peligrosas. Se ha dado oportunidad a una minoría de radicales islámicos a que añadan nuevos pretextos para seguir en su nihilista cruzada contra los valores occidentales.
Los inspiradores intelectuales e ideológicos de esta cruzada campan por sus respetos en alguna parte entre la frontera de Afganistán y Pakistán. No se tiene noticia de ellos a no ser por las metódicas apariciones de Bin Laden en la televisión global dando cuenta de sus planes para destruir a Estados Unidos y a Israel. Su objetivo también está en Europa, que vive bajo una fantasiosa tranquilidad.

2 comentarios:

RHA dijo...

Al minimo, estoy de acuerdo sobre una cosa, que Europa vive bajo una fantasiosa tranquilidad. Pretende que pueden luchar una guerra contra unos enemigos muy peligrosos con "no a la guerra," con gritos muy infantiles contra Aznar, Blair, W. y Gitmo, con la presencia de Javier Bardem en la calle con una pancarta en sus manos, y mas comites y comisiones en Bruselas y Foggy Bottom.

Nota bien la ironia. En España, despues de los ataques brutales de 11-M, nunca permitía contemplar hacer descarrilar el procesal electoral (14-M). Iban a las urnas, y con gran orgullo en su solidaridad. El cineaste execrable Aldomovar mintió cuando dije que PP pidió al Rey por un aplazomiento del proceso electoral. Todos los izquierdistas fueron rabiosos, corriente en las calles con sus pancartas. "Pásalo," y todo el resto de la locura anti-Aznarista muy, muy "espontaneo."

Ahora, despues de ataques de islamofascistas y protonazii-baatistas contra el pueblo iraqii, contra el gobierno interino, y contra una fuerza multinacional que tiene el apoyo explicito del glorioso ONU, los mismos europeos, izquierdistas y "pundits" quieren dar una victoria al terror: un desplazomiento, y mas tiempo en que los fascistas pueden desestabilizar la sociedad y
tomar el poder. Exactamente lo que ha buscando estos terroristas. No. Como en España, menos mal si los Iraqiis dicen todavia: "NO AL TERROR y SI VAMOS A LAS URNAS."

Otro punto, sobre el "desorden fenomenal" en Iraq: es interesante especular porque la izquierda le prefiere el "orden" de Saddam en contraste del "desorden" de una sociedad que pueden celebrarse finalmente un proceso electoral.

Es un hecho que Saddam fue el fondo de terror como dictator, pero nunca permitemos considerar este forma de terror institucional cuando nos decimos sobre Iraq. Es un alianza muy raro hoy entre (1) la prensa izquierdista, quien luchaban contra fascismo en años pasados, y (2) los intereses de dictaduras y estados malos que tambien prefieren el "paz" y el "orden" de prisiones, campos de muerte, servicios secretos, y todo el resto de lo de Himmler, o de Uday, o de Heydrich, o de Qusay. En la Italia de Mussolini, todos los trenes corrían muy pronto, y con mucho placidez y un minimo de "desorden."

Pepelu dijo...

Si, las cosas estan peor que antes, como en la España de 1977 respecto a la de 1974. Pero ni ETA, GRAPO, FRAP, ni los Guerrilleros de Cristo Rey (y similares) nos impidieron emprender nuestro camino hacia la libertad.

Si, las cosas están peor que antes, porque el 80% del territorio está tranquilo, porque en todo el país compran y venden lo que quieren, porque escriben y compran la prensa que les da la gana, porque han creado ya más de 80 partidos políticos, porque no les piden 100 papeles en el trayecto de su casa al trabajo ni les torturan porque les falta uno, porque ya no torturan a los niños para hacer hablar a los padres, porque ya no se rellenan fosas comunes, porque ya no asesinan a delanteros que han fallado un penalty, porque ya no gasean a kurdos. Muchísimo peor que antes, si.

Si, las cosas están peor que antes porque hay más terroristas. Hitler se sacó más soldados de la manga cuando movilizó a adolescentes ¿y qué?, la causa de la guerra contra la Alemania nazi seguía siendo tan justa como antes.

En fin.